Mundo

Mujer hunde su camioneta en un río para morir junto a su hijo con síndrome de Down

Connie Crowell y su hijo Jack, quien tenía Síndrome de Down, condujo su camioneta al interior de un río para quitarse la vida y matar al joven
jueves, 18 de febrero de 2021 · 16:32

Seymour, Connecticut.- Connie Crowell tenía 54 años y su hijo Jack, quien tenía síndrome de Down, 22. Ambos murieron ahogados en el río Housatonic ubicado en la ciudad de Seymour el 31 de julio de 2020. Siete meses después, el dictamen fue revelado: la madre se suicidó y, en el proceso, asesinó a su hijo.

 El jefe del Departamento de Policía de Seymour, Roberto Rinaldi, explicó que la investigación del caso los llevó a determinar el hecho como un suicidio-asesinato tras entrevistas a testigos y análisis de la escena.

Lee también: Madre mata a puñaladas a su recién nacido y lo tira a la basura porque "no podía mantenerlo"

El día del incidente, un hombre en bote observó el vehículo entrar al agua y se acercó para intentar ayudar a las personas en la camioneta. Connie se negó a recibir ayuda", dijo Rinaldi.

El día del incidente, las autoridades recibieron la llamada de alerta sobre las 3:43 de la tarde. Esto generó un masivo operativo entre varias corporaciones para rescatar a la madre e hijo.

Sin embargo, para cuando pudieron sacar el vehículo del agua, Connie y su hijo ya no tenían signos vitales. El caso quedó bajo investigación para determinar las causas del incidente.

Connie Crowell y su hijo Jack murieron ahogados

Crowell era conocida en la comunidad por su trabajo con el grupo Alcohol and Drug Awareness of Monroe, una organización para alertar sobre los peligros sobre el consumo inmoderado de alcohol y drogas.

Su desempeño se notó, principalmente, en atender a niños y jóvenes para mantenerlos en sobriedad. Además de participar en varias actividades junto a su hijo.

Lee también: Mueren dos personas en Ucrania tras estrellarse avioneta con un supermercado

Jack, por su parte, también era una persona muy querida en la comunidad por su activismo y participación en eventos comunitarios para motivar a personas con síndrome de Down.

Todos amaban a Jack. Estoy seguro que en todas las escuelas, pero principalmente en Masuk (a donde asistía el joven). Él siempre estaba feliz, siempre sonriendo. Simplemente iluminaba el día de todos", dijo el superintendente escolar, Joseph Kobza.

Fuente: The Valley Indy Reports

Comentarios