Mundo

Tras manifestaciones que dejaron dos muertes, Facebook elimina página del ejército de Birmania

Luego de que se registraran dos personas muertas durante las manifestaciones en Birmania, la red social Facebook eliminó la página principal del ejército, ya que incitaba a actos violentos
domingo, 21 de febrero de 2021 · 16:15

Naipyidó, Birmania.- Luego de que se registraran dos personas muertas a causa de disparos de las fuerzas de seguridad contra manifestantes antigolpistas, la red social Facebook eliminó este domingo 21 de febrero la página principal del ejército de Birmania, ya que incitaba a actos violentos. 

Desde el pasado 12 de febrero la red social ya había tomado la decisión de limitar el contenido publicado en las páginas del ejército birmano, acusando a militares de compartir "información falsa".

Lee también: ¡Conmoción en Francia! 20 bomberos violan a una menor y provoca manifestaciones en el país

En línea con nuestras políticas globales, hemos eliminado la página Tatmadaw True News Information por repetidas violaciones de nuestros estándares comunitarios que prohíben la incitación a la violencia", señaló un comunicado emitido por un portavoz de Facebook. 

Facebook se ha comprometido a "proteger la libertad de expresión" de los residentes de Birmania, quienes de 1962 a 2011 han sido gobernados con puño de hierro por parte del ejercito, quienes han ordenado bloquear el acceso a Facebook y otras plataformas vinculadas con la multinacional, para mantener la "estabilidad" del país.

Lee también: Traileros alistan manifestación en Sonora por inseguridad y bloqueos carreteros de la Tribu Yaqui

La decisión de Facebook se da un día después, luego de la muerte de dos personas sumadas a la de Mya Thwe Thwe Khine, participante en el movimiento de desobediencia civil que murió de un disparo de la policía en Naipyidó.

El ejército ha justificado sus acciones denunciando un supuesto fraude electoral en los comicios del pasado noviembre en los que ganó la Liga Nacional para la Democracia, partido liderado por Aung Sang Suu Kyi.

Fuente: LATINUS

Comentarios