Mundo

Brutal tragedia: Muere bebé de 2 años; su padrastro lo torturó, lo violó y lo mató a golpes

Un hombre, identificado como Denis, admitió que golpeó hasta matar y abusó sexualmente del hijo de su expareja
jueves, 11 de marzo de 2021 · 14:09

Querfurt, Alemania.- Un hombre, identificado como Denis, admitió que golpeó hasta matar y abusó sexualmente de su hijastro cuando "se le antojaba". La madre del niño de 2 años nunca hizo algo para detener la violencia.

El sujeto golpeaba al menor, llamado Tim, como si fuera una "bolsa de arena" para "desestresarse". También lo violaba en su propia casa. La madre de Tim, Uta F, también enfrenta juicio luego de no poner un alto al terrible abuso.

Lee también: Óscar intenta violar a niña y la mata a golpes; la acuchilló y abandonó su cuerpo en finca

Más de 30 videos fueron descubiertos en el celular del sospechoso mostrando el abuso sexual y tortura a la que fue sometido el menor. 

"Uta tuvo una discusión con el padre biológico de Tim por la custodia. Ella me pegó el mal humor. En la tarde, cuando se escuchaba algo en la habitación de Tim, me decía que me fuera", declaró el asesino durante el juicio.

Estaba drogado, borracho y frustrado. Fui al cuarto del bebé y lo golpeó. De repente se me fue toda la frustración que sentía", dijo, dejando en shock a la Corte.

El sujeto admitió que con frecuencia entraba a escondidas al cuarto del bebé para descargar su enojo: "Cuando se me antojaba, entraba a su cuarto. Me sentía mejor cuando lo golpeaba. Tim era como una salida para mí".

Podría interesarte: De terror: Asesinan a Maia de 3 años; sus padres le clavaron jeringas en el corazón

Denis admitió que también abusó sexualmente del niño diciendo: "Cuando vi los videos en mi teléfono, estaba sorprendido, pero no grabé los videos para excitarme".

El hombre era adicto a la metanfetamina. Una autopsia reveló que el nivel de droga encontrado en el sistema del menor era de 3 mil 700 nanogramos de metanfetamina por litro de sangre, sin embargo, el sujeto argumenta que no drogó al niño.

El hombre intentó culpar a su expareja, madre de Tim, diciendo: "Cuando me fui, todavía había metanfetamina en la mesa. Tal vez Uta se lo dio para calmarlo".

La mujer, de 36 años, negó todas las acusaciones y declaró en la Corte que no se dio cuenta de todo lo que le hizo su pareja a su hijo porque "usaba tapones para los oídos". La investigación continúa.

Fuente: The Sun

Comentarios