Mundo

Seguidor del Estado Islámico es condenado a cadena perpetua por atentado en metro de NY

El bangladesí Akayed Ullah fue sentenciado a cadena perpetua por detonar una bomba dentro del metro de Nueva York
jueves, 22 de abril de 2021 · 11:57

Nueva York, Estados Unidos.- Akayed Ullah, bangladesí y seguidor del Estado Islámico (EI), fue condenado a cadena perpetua después de intentar detonar una bomba en un túnel del metro de Nueva York en diciembre de 2017, según informaron autoridades estatales. 

El ataque cometido hace casi cuatro años e inspirado por el EI no tuvo éxito; sin embargo, Richard Sullivan, juez que llevaba el caso de Akayed, apuntó que la intención debe tener el mismo castigo, ya que de haberse efectuado el atentado, miles de personas habrían muerto. 

Que su plan finalmente haya fracasado no lo hace menos culpable. Su conducta fue realmente cruel; este es uno de los peores crímenes que existen", señaló el juez. 

El bangladesí de 31 años, llegó en calidad de migrante a los Estados Unidos en 2011 y tres años después comenzó a radicalizarse. Además de su intento de atentar contra el metro de Nueva York, se le imputaron seis delitos más vinculados a un ataque cometido en noviembre de 2018. 

En contraste, Amy Gallicchio, su abogada, pedía que la condena se redujera a solo 35 años de cárcel para su cliente, ya que señalaba que el hombre era "un alma profundamente perturbada, además de que anterior a su ataque en 2017, no había cometido otro delito". 

Akayed Ullah ha sido condenado a cadena perpetua por bombardear la estación de metro de la ciudad de Nueva York en 2017 en nombre de ISIS. Este es otro ejemplo de nuestro compromiso conjunto de mantener seguros a los ciudadanos y visitantes de la ciudad de Nueva York".

Respecto al suceso de 2017, Ullah construyó una bomba dentro de su apartamento tras planificar la agresión durante varias semanas. De acuerdo con reportes policiales, quería causar la explosión en la tercer semana de diciembre, una de las temporadas más altas que la ciudad refiere. 

Cuando descubrieron el explosivo, los agentes de seguridad también encontraron una nota en la cual se leía "Oh, América, muere de rabia", pruebas suficientes para retenerlo de por vida en un penal

Fuente: Vive USA

Comentarios