NRA

En Estados Unidos, el exjefe de la NRA es declarado culpable de mala gestión y corrupción

LaPierre, figura destacada en la industria armamentística, ha sido condenado a pagar una suma significativa de más de 4.3 millones de dólares

El funcionario dimitió días antes de su juicio por corrupciónCréditos: El País
Escrito en MUNDO el

Nueva York, Estados Unidos.- El exjefe de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), Wayne LaPierre, que dimitió en enero de este influyente lobby armamentista en el sistema político estadounidense, fue declarado culpable de mala gestión y corrupción el viernes por la justicia civil de Nueva York. Además tendrá que pagar una compensación económica de más de 4.3 millones de dólares.

En total, "Wayne LaPierre y un alto ejecutivo de la NRA deben pagar 6.35 millones de dólares por abusar del sistema y violar nuestras leyes", twitteo en X Letitia James, máxima magistrada del estado de Nueva York y también una especie de ministra de Justicia local.

"Es una gran victoria", afirmó el fiscal que el 16 de febrero, por un tribunal civil de Nueva York, condenó al expresidente Donald Trump a una multa de al menos 355 millones de dólares antes de intereses por fraude financiero dentro de su imperio inmobiliario Organización Trump.

El jurado en el juicio de la NRA determinó que Wayne LaPierre le había costado a su organización unos 5.4 millones de dólares debido a su mala gestión. Pero ya ha devuelto un millón. LaPierre fue demandado por generosos gastos personales pagados por la NRA y otros usos indebidos de activos corporativos, incluidos viajes en avión y estancias en yates.  

La sentencia emitida contra LaPierre marca un hito en el ámbito de la defensa de armas en Estados Unidos. Su liderazgo en el lobby ha sido objeto de controversia durante años. La decisión judicial responde a una serie de investigaciones y litigios que han puesto en entredicho las prácticas financieras de LaPierre. Los detalles exactos de los cargos y las irregularidades financieras no han sido revelados en su totalidad, pero se espera que la sentencia tenga un impacto significativo en el mundo de la política.

Este acontecimiento se produce en medio de un intenso debate nacional sobre la regulación de armas de fuego en Estados Unidos, con llamados cada vez más insistentes para implementar medidas más estrictas de control de armas y prevenir la violencia armada en el país. Estados Unidos tiene más armas individuales que habitantes: uno de cada tres adultos posee al menos un arma y casi uno de cada dos adultos vive en una casa donde hay un arma. La consecuencia de esta proliferación es la altísima tasa de muertes por armas de fuego en Estados Unidos, incomparable con la de otros países desarrollados.

Fuente: Tribuna