Mundo

Antonieta Rivas, la mexicana que se suicidó en la Catedral de Notre Dame

Ella perteneció al círculo de artistas e intelectuales que renovaron la cultura de nuestro país al concluir la revolución

por Eduardo Rivera Castro

Su padre fue Antonio Rivas Mercado, autor de

Su padre fue Antonio Rivas Mercado, autor de "El Ángel de la Independencia" y de otros monumentos | Internet

Ciudad de México.- María Antonieta Valeria Rivas Mercado Castellanos nació en la Ciudad de México, el día 28 de abril de 1900. 

Fue una actriz, mecenas, escritora, promotora cultural, defensora de los derechos de la mujer y activista política, y se convirtió en un icono en la cultura universal del siglo XX.

Desde muy pequeña Antonieta recibió la mejor educación para una mujer en esa época y practicó la danza.

A los ocho años viajó a Francia con su padre y tuvo la oportunidad de dedicarse de forma profesional al ballet en la Ópera de París, pero no lo hizo. 

Antonieta aprendió a hablar inglés, francés, alemán, italiano y griego.

Fundó el Teatro Ulises y formó el patronato para la Orquesta Sinfónica de México bajo la dirección de Carlos Chávez.

Además, se convirtió en mecenas de personajes como Andrés Henestrosa, Xavier Villaurrutia, Salvador Novo, Gilberto Owen, Celestino Gorostiza, María Tereza Montoya, Roberto Montenegro, Julio Castellanos, entre otros. 

El 27 de julio de 1918, a los dieciocho años, se casó con Albert Edward Blair, con quien tuvo su único hijo. 

Antonieta tuvo un papel destacado en la candidatura presidencial de José Vasconcelos Calderón, de quien fue compañera sentimental en los años de 1928 y 1929.

Después de su derrota en las lecciones presidenciales, la relación se enfrió. Esto, junto con la pérdida de la custodia de su único hijo la devastó. 

El 11 de abril de 1931, una mañana fría, entró a la Catedral de Notre Dame donde había pocos asistentes, se sentó en una de las bancas y acabó con su vida de un disparo al corazón, a los 31 años de edad. 

Esta nota incluye información de: Staff

Temas
  • Antonieta Rivas Mercado
  • Derechos de la mujer
  • Catedral de Notre Dame
  • José Vasconcelos

Comentarios