Mundo

Arqueólogos dan con el mito funerario del 'entierro de un vampiro' en Arizona

Los restos óseos fueron descubiertos por arqueólogos de la Universidad de Arizona (UA) y la Universidad de Stanford

por Luis Rivera

El descubrimiento tuvo lugar en el Cementerio de los Bebés (La Necropoli dei Bambini), que data de mediados del siglo V(EFE)

El descubrimiento tuvo lugar en el Cementerio de los Bebés (La Necropoli dei Bambini), que data de mediados del siglo V | EFE

Tucson, Arizona.- El hallazgo del cuerpo de un niño con una piedra insertada en su boca en un antiguo cementerio romano supuso a un equipo de arqueólogos estar frente al ritual conocido como ‘entierro de un vampiro’, según el cual los cuerpos podían levantarse otra vez, indicó hoy la Universidad de Arizona.

Los restos óseos fueron descubiertos por arqueólogos de la Universidad de Arizona (UA) y la Universidad de Stanford, junto con arqueólogos italianos, y el tipo de enterramiento sugiere que se tomaron medidas para prevenir que el menor, posiblemente infectado con malaria, "se levantara" y trasmitiera la enfermedad a los vivos.

Los investigadores creen que la piedra pudo haber sido colocada en su boca como parte de un ritual funerario diseñado para contener la enfermedad y el cuerpo mismo.

El descubrimiento, calificado como ‘poco usual’, se realizó durante el pasado verano en la comunidad de Lugnano in Teverina, en la región italiana de Umbria, donde el arqueólogo de la UA David Soren lleva supervisando excavaciones arqueológicas desde 1987.

"Nunca había visto algo así. Es extremadamente curioso y extraño", señaló Soren en un comunicado.

A nivel local, en Italia lo han comenzado a llamar como ‘El vampiro de Lugnano’.

Esta nota incluye información de: EFE

Temas
  • arqueólogos
  • Arizona
  • Entierro
  • Vampiro

Comentarios