Mundo

Condenan a niño por golpear a mujer con un popote en McDonald's

La papa golpeó a una mujer que estaba comiendo con un grupo de amigos, y ella decidió confrontar al niño

por Miriam Fernanda Aguirre Jiménez

McDonald's, establecimiento de comida rápida(Internet)

McDonald's, establecimiento de comida rápida | Internet

Londres, Inglaterra.-  El restaurante de comida rápida, McDonald's anunció que pronto comenzará a cambiar sus popotes de plástico por unos de papel en sus restaurantes del Reino Unido e Irlanda.

Actualmente cuenta con mil 361 sucursales en los dos países, y en esos restaurantes se usan 1.8 millones de popotes todos los días, según la BBC. Pero sólo recientemente, un popote fue el punto focal de un caso judicial, y es la razón por la cual un niño de 13 años fue acusado de agresión.

El niño y tres de sus amigos estaban comiendo en un McDonald's en Hammersmith, West London, cuando comenzaron a jugar con la comida y además estaban sin supervisión. Supuestamente, uno de ellos puso un papa frita dentro de su popote e intentó lanzarla a la cara de su amigo, pero falló.

La papa golpeó a una mujer que estaba comiendo con un grupo de amigos, y ella decidió confrontar al niño. Según un diario, los siete se involucraron en una pelea que se prolongo hasta fuera del restaurante, y todos los niños terminaron enfrentando cargos criminales. Después de una investigación policial que tomó una cantidad de tiempo vergonzosa, el lanzador de papas fritas fue acusado de agresión; después de dos juicios, el cargo fue retirado después de que aceptara una advertencia policial.

The Telegraph explica que una advertencia policial tiene la finalidad de servir como respuesta proporcional a un delito menor cuando una persona admite haber cometido una ofensa. No es lo mismo que una condena penal, pero puede ser tomada en cuenta si una persona es arrestada o enfrenta cargos nuevamente en el futuro. Uno de los amigos del chico también "recibió una advertencia policial", otro se declaró culpable de agresión y el último todavía está esperando su propio juicio.

La madre del niño dijo que la investigación y los procedimientos legales fueron todos una increíble perdida de tiempo, y también dijo que no hay manera de que su hijo le lanzara una papa frita a la cara a una extraña. "Es ridículo. Traté de poner una papa dentro de un popote de McDonald's", dijo. "No entra".

Gracias a Dios, la cadena de comida rápida ya se comprometió a eliminar sus peligrosos lanzadores de papas francesas de sus restaurantes. Esos débiles popotes de papel, mucho menos mortales, no han llegado lo bastante rápido.

Esta nota incluye información de: Staff

Temas
  • Popotes
  • Londres
  • McDonald`s

Comentarios