Mundo

¡IMPACTANTE! Ciudad del Cabo se acerca cada vez más al peligroso Día Cero

La peor sequía del siglo llevó a la segunda ciudad más grande de Sudáfrica a la emergencia hídrica

por Staff

¡IMPACTANTE! Ciudad del Cabo se acerca cada vez más al peligroso Día Cero

¡IMPACTANTE! Ciudad del Cabo se acerca cada vez más al peligroso Día Cero

Ciudad del Cabo, Sudáfrica.- Los habitantes de Ciudad del Cabo dejarán de tener agua corriente en sus casas si en un plazo de dos meses no consiguen contrarrestar los efectos de la peor sequía que azota actualmente a la segunda ciudad más importante de Sudáfrica en casi un siglo.

Las autoridades locales han avisado a sus cuatro millones de habitantes de que si no reducen su consumo antes del 12 de abril, tendrán que hacer cola frente a 200 grifos para recoger su ración diaria de 25 litros.

La ciudad, que atrae a millones de turistas al año, ha impuesto estrictos controles contra el derroche de agua, entre los que se incluye procesar a aquellos propietarios que utilizan más del límite de 87 litros diarios. Sin embargo, las medidas no han sido suficientes, lo que ha obligado a las autoridades a fijar una fecha límite nueve días antes de lo esperado.

"Por culpa de una caída en los niveles de la presa de un 1,4 por ciento, la fecha límite desde hoy se traslada al 12 de abril", dijo este martes el teniente de alcalde Ian Neilson en un comunicado. Cada día que el consumo de agua exceda los 500 millones de litros, la fecha límite de consumo normal de agua se acercará, dijo.

El próximo 1 de febrero, entran en vigor una serie de medidas todavía más estrictas que limitarán el uso máximo por persona a 50 litros por día, en vez de 87. A principios de este año, la ciudad publicó una lista para poner en evidencia a los peores infractores en cuanto al uso del agua en Ciudad del Cabo, y aseguró que está poniendo multas a los que más agua desperdician.

Hasta el momento, se ha pedido a los agricultores que corten el riego, a las compañías de alquiler de coches que dejen de lavar los vehículos, los hoteles han restringido todos los usos del agua, mientras que a los turistas que se alojan en viviendas particulares se les ha pedido que restrinjan su aseo personal.

También se están produciendo conversaciones para que las bases militares de Sudáfrica puedan almacenar agua. Las autoridades del país han sido criticadas por fracasar a la hora de implementar lo antes posible las restricciones de uso y por ignorar las alertas de los expertos durante años, antes de producirse la sequía.

Los expertos dicen que es poco probable que se alcancen los objetivos.

"El día límite ha ido yendo hacia una dirección, directo hacia nosotros", explica Christine Colvin, residente y experta en agua dulce en WWF. "La única manera de darle la vuelta a la situación es que los ciudadanos cambien de manera drástica su consumo, pero hasta ahora no lo hemos hecho muy bien. Incluso ahora solo la mitad de la población respeta el límite de los 87 litros".

Comentarios