Mundo

Padre demanda a Tesla tras muerte de su hijo en aparatoso accidente

Un padre que perdió a su hijo luego de que este sufriera un aparatoso accidente automovilístico interpuso una demanda contra Tesla, ya que busca que la compañía asuma la responsabilidad por lo ocurrido 

por Ángela Cisneros

Barrett Riley murió en un accidente automovilístico cuando iba a bordo de un vehículo Tesla(Daily News)

Barrett Riley murió en un accidente automovilístico cuando iba a bordo de un vehículo Tesla | Daily News

Florida, EU.- El papá de un joven de 18 años de edad que murió en un brutal accidente automovilístico en Fort Lauderdale, Florida, demandó a la empresa fabricante de autos Tesla por negligencia y responsabilidad. 

James B. Riley presentó una demanda el martes contra la compañía de Elon Musk en nombre de su hijo, Barrett Riley, quien conducía un auto tipo sedan modelo S a 186 kilómetros por hora cuando perdió el control en una curva y se precipitó contra un muro de concreto en una calle principal. 

El auto explotó, lo cual acabó con la vida de Riley y un compañero de preparatoria. Otro pasajero sobrevivió al trágico accidente, sin embargo, presentó heridas tras salir volando del vehículo, reportó South Florida Sun Sentinel.

La demanda de Riley, en la cual se culpa de lo ocurrido a las baterías usadas por la compañía, fue presentada ante la Suprema Corte de California en el condado de Santa Clara.

En la demanda de 16 páginas se asegura que "Barrett Riley murió por el incendio de la batería, no por el accidente", y que el diseño defectuoso de las baterías de ión-litio de Tesla causaron que el vehículo "explotara en incontrolables y fatales llamas" en el impacto. 

Se reporta que el año pasado se entabló una demanda contra Tesla en nombre del compañero de Riley que iba en el asiento de enfrente del auto, Edgar Monserratt Martinez, quien tenía 18 años de edad. 

Ambas demandas acusan que el accidente se hubiera podido evitar si un trabajador del centro de servicios local de Tesla no hubiera removido un dispositivo que limitaba la velocidad máxima del auto eléctrico a 136 kilómetros por hora. 

Los padres de Riley habían instalado el aparato luego de que su hijo recibiera una multa por conducir a exceso de velocidad, y aseguran que fue removido sin su consentimiento un mes antes del fatal accidente, esto cuando el auto fue llevado a que recibiera mantenimiento.

Esta nota incluye información de: Daily News

Temas

Comentarios