Mundo

"Quisiera estar muerta": Madre de bebé de 11 meses lanzado a río por su padre

El pequeño de 11 meses llamado Zakari, fue lanzado al río en una canasta por su propio padre; el niño murió poco después

por Redacción Tribuna

El padre del bebé es sospechoso por su asesinato(Internet)

El padre del bebé es sospechoso por su asesinato | Internet

Gran Mánchester, Inglaterra.- Apenas este miércoles 11 de septiembre, se difundió la trágica noticia de la muerte de un bebé, quien fue lanzado a un río en Gran Mánchester, Inglaterra.

El padre del menor fue arrestado por presuntamente haber lanzado al bebé de 11 meses a las aguas dentro de una cesta y luego ir por un trago a un bar cercano.

El hombre identificado como Zak Eko Bennett, habría entrado al bar para pedir un trago solo minutos después de lanzar a su hijo Zakari. El pequeño fue rescatado pero murió poco después.

Familiares del pequeño declararon que el padre del bebé estaba planeando una celebración por su primer cumpleaños el próximo mes. El bisabuelo materno del niño manifestó que Zak era un gran hombre, que él y Emma, la madre del bebé, parecían una pareja muy feliz.

Ella era una madre amorosa. No sabemos por qué pasó esto".

La madre del bebé, Emma Blood de 22 años, publicó en Facebook la mañana de este miércoles que Bennett se había llevado a su hijo "para ir a comprar leche", cuando ocurrió la tragedia.

No sabía que mi hijo estaba muerto hasta que llegue a urgencias. Nos sentamos con él por horas, lo sostuvimos, lo besamos y luego me fui. Estoy viva, pero quisiera estar muerta. Déjenme llorar a mi hijo, era mi mundo entero y mucho más".

Emma Blood y su hijo cuando nació

Testigos relataron horrorizados y con lágrimas en los ojos cómo el bebé fue lanzado en la canasta del puente. Bennett, su padre, luego entró a un bar local y se sentó a pedir un trago.

Según otro testigo, el hombre dijo que no tenía dinero. Luego de que una persona entrara al lugar gritando que había un bebé en el río y todos se alarmaran, el sujeto fue el único que permaneció en silencio. Por esto, le llamaron a la Policía y ellos irrumpieron en el lugar para arrestarlo por sospechas de asesinato.

Ciudanos crearon una página de donaciones para recaudar fondos y apoyar a la familia del bebé para el funeral, que hasta ahora ha reunido hasta 2 mil euros.

Esta nota incluye información de: Mirror y The Sun

Temas

Comentarios