Mundo

Técnico de efectos especiales, a prisión por apuñalar a muerte a sus papás

Un exitoso técnico de efectos especiales cuyo trabajo se ha visto en producciones como El Señor de los Anillos y Avatar, fue condenado a prisión por apuñalar y asesinar a sus padres 

por Ángela Cisneros

Un técnico que ha estado detrás de los efectos especiales de numerosos filmes fue encarcelado por matar a sus padres(Policía Metropolitana de Londres)

Un técnico que ha estado detrás de los efectos especiales de numerosos filmes fue encarcelado por matar a sus padres | Policía Metropolitana de Londres

Londres, Inglaterra.- Sergey Koudryavtsev, un hombre de 48 años de edad que se ha desempeñado como técnico de efectos especiales en numerosas y populares producciones cinematográficas, fue sentenciado a mínimo 26 años de prisión luego de apuñalar a sus padres hasta matarlos debido a una discusión que tuvieron sobre el cuidado de su perro, Enzo.

De acuerdo con reportes, Koudryavtsev asesinó a su madre Tatiana, de 68 años, y a su padre Vladimir, de 69, en el interior de su casa en Kensington. El matrimonio fue encontrado muerto tres días después del ataque luego de que el acusado llamara a la Policía.

El técnico, quien tiene nacionalidad tanto rusa como neozelandés, había discutido con sus padres sobre el cuidado de su mascota, con quien se asegura que Sergey estaba "obsesionado". 

Sergey Koudryavtsev se declaró culpable de los homicidios y hoy fue sentenciado a cadena perpetua con un mínimo de 26 años en prisión. 

El hombre de 48 años de edad trabajó en los efectos especiales de producciones como El Señor de los Anillos, Blade, Resident Evil, Avatar, District 9 y Rise Of The Planet Of The Apes.

En impactantes revelaciones, durante la audiencia se explicó que Sergey llamó en mayo pasado a la Policía para decir que quería "entregarse por homicidio". Luego de la confesión, las autoridades se movilizaron y hallaron los cuerpos de Tatiana y Vladimir, además de dos navajas. 

En otros estremecedores detalles del caso, Sergey Koudryavtsev confesó a la Policía que él había practicado artes marciales con cuchillos durante los últimos 17 años y "fantasió" con asesinar a sus padres durante meses. 

Asimismo, el técnico de efectos especiales dijo que amaba a su perro Enzo más que a nadie y que tenía una relación dañada con sus padres, con quienes vivía tras su separación de su esposa y a quienes consideraba personas que no apreciaban que los perros "son iguales que los humanos". 

Esta nota incluye información de: Daily Mail

Temas

Comentarios