Seguridad

Abel Murrieta: "En Cajeme, el presidente tiene la responsabilidad de la seguridad"

Abel Murrieta hace un recorrido por las fallas de la estrategia de seguridad; atañe a que más que incapacidad de hacer las cosas hay mucha corrupción

por Alejandra Avalos

/x

El exprocurador de Sonora en entrevista con Tribuna

Ciudad Obregón, Sonora.- Para el exprocurador de justicia del estado, Abel Murrieta Gutiérrez, la crisis de seguridad en Cajeme es responsabilidad directa de los líderes municipales y estatales, que no han sabido hacer su labor quedando a deber a los cajemenses. Los hechos violentos ocurridos en los últimos años, llevan a una reflexión importante, ¿qué se está haciendo mal? 

En entrevista con TRIBUNA, Murrieta Gutiérrez, hace una radiografía del problema, “no es que así recibí, no, hay mucha responsabilidad de quienes están aquí ahorita”.

  • ¿Cuál es su radiografía del problema?

Yo creo que los hechos no solo violentos sino dramáticos para los cajemenses, terribles para nosotros, son solo el reflejo de lo que está sucediendo en seguridad, que es un fracaso. Esta Administración Municipal viene a ser quizás la máxima con falta de capacidad, pero se ha venido arrastrando de otras administraciones. La seguridad es compleja y multifactorial, yo lo atribuyo primero que nada una falta de liderazgo en el estado, no hemos visto líderes que estén preocupados y ocupados porque nuestra seguridad mejore, puede suceder lo que sea. Hay una serie de incapacidades que están realizando, a nivel estatal te encuentras una impunidad enorme y en Cajeme es brutal la sensación o percepción de miedo de terror”. 

  • ¿Es un capricho de Mariscal el fracaso de Seguridad Pública? 

Independientemente de todos los errores que haya hacia abajo, la responsabilidad la tiene el presidente municipal. Cuando se habla de responsabilidades sobre problemas la sociedad inicialmente al que tiene enfrente, el policía o el ministerio público, pero en realidad es que son las personas que dirigen la toma de decisiones y las acciones. En el caso del presidente municipal es responsabilidad de él, de hecho las acciones, de hecho las facultades están directamente atribuidas al presidente municipal, tan sencillo como que en clave policiaca el alcalde tiene el 10-1. Aquí yo creo que el problema es desde el alcalde si él no tiene la capacidad, la intención, la voluntad, nunca vamos a hacer nada”. 

  • Mariscal participó en un foro de ciudades seguras...

A lo mejor lo invitaron para decir lo que no hay que hacer, para decir ‘esto que hace él no lo hagan porque está fracasando’. Si es parte de los mensajes que nos mandan que todos los que están en la administración pública son iguales, que no sirven para nada que son sus puros intereses, la verdad hay muchos señalamientos de corrupción dentro de la institución, son esas acciones que tú interpretas como sociedad ‘esto es totalmente contrario a lo que está sucediendo’ y eso te lleva al desencanto, frustración y hasta el enojo de la sociedad”. 

  • ¿Cómo es que todo vino a degradarse tan rápido?

Entre muchas otras de sus excusas es que los delitos no son de competencia estatal o municipal, y yo preguntaría ¿cuándo han reclamado a quien dice que la tiene? En el caso de Mariscal no me extraña y no porque no me extrañe es menos lamentable, triste, vergonzoso incluso. Que los cajemenses tengamos un representante que diga además que no corresponden muchas de las cosas al Ayuntamiento o a las policías municipales, pero que no reclame a quien le tenga que reclamar. Pero tú analiza el vínculo político donde empiezan las cosas a torcerse; si nuestro líder no reclama pero aparte es compañero, amigo y quien ahora aspira a la gubernatura de Sonora, a de haber dicho el alcalde ‘y para qué la reclamo si es mi jefe, para qué le reclamo si a la próxima me quedo sin un huesito’. No tenemos en Cajeme quien reclame por nosotros y no tenemos en Cajeme quien se haga responsable por la seguridad”. 

 

  • ¿Esa falta de voluntad se puede entender como comodidad, aunque eso incremente la inseguridad?

La voy a poner más fácil, aunque no se puede comprar es corrupción. El 80 por ciento es corrupción y el otro 20 por ciento es miedo, no es ni siquiera comodidad”.  

  • Eso afecta la cantidad de denuncias y la confianza

Si no está en 0 está muy cerca de 0 la confianza. La gente no denuncia, antes hablaba por teléfono para denunciar el robo, ahora ni eso. Los niveles de confianza te lo dice y tú puedes hacer un sondeo en la calle, la gente ni siquiera llama, todo el sistema para la denuncia está hecho para que no denuncies”. 

Temas

Comentarios