Salud

Obesidad un problema pesado de resolver; 43% de los cajemenses viven con ella

Datos del Inegi visibilizan el problema de cultura alimenticia de Cajeme, muchos prefieren comer comida chatarra a verduras y frutas

por Alejandra Avalos

/x

Un gran porcentaje padece de esta enfermedad

Ciudad Obregón, Sonora.-Del gastado estereotipo del “gordito feliz” se ha pasado a una lamentable situación, en Cajeme 4 de cada diez personas son “gorditas”, aunque no necesariamente felices, el aumento de peso causa una serie de malestares físicos, emocionales y económicos que podrían incluso costar la vida. 

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) señala que 43 por ciento de la población de Cajeme con 20 años o más tiene obesidad, mientras que 29.2 por ciento padece hipertensión y el 12.9 por ciento diabetes, enfermedades relacionadas directamente entre sí. Particularmente Cajeme aparece en la lista de las primeras 43 ciudades de las 159 evaluadas con obesidad según el Ensanut. 

El problema no solo se queda en Cajeme. Los municipios de: Suaqui Grande, Villa Pesqueira, Ónavas, Cucurpe y San Javier aparecen de acuerdo a estimaciones de la encuesta entre los 20 municipios con más alta prevalencia de obesidad. Solo al corte de la semana 44 del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica se registraron 296 casos nuevos de obesidad; en todo el 2020 se han registrado 10 mil 534 casos contra los 21 mil 255 que se registraron en el 2019. 

  • Problema de cultura en general 

Para la nutrióloga familiar Ximena Duarte el padecimiento se atañe a una irresponsabilidad en los hábitos alimenticios, pero también tiene gran parte de cómo es el cajemense. “Prefieren comer unas sabritas a algo que sea más saludable, esa es la verdad. Lo que pasa es que Sonora por su ubicación geográfica tiene costumbres muy al estilo de los Estados Unidos, es muy común ver a mamás que prefieren comprar una hamburguesa en lugar de hacer comida, también es parte del mundo acelerado donde vivimos actualmente, más comidas congeladas, procesadas, alimentos altos en grasas a precios baratos por su baja calidad”. 

La experta en salud, consideró que mientras la forma de comer del cajemense no cambie no habrá programa de salud que pueda reparar el daño que ya está hecho, “de 10 pacientes que llegan a mi consultorio seis de ellos ya tiene un ligero sobrepeso, cuatro ya tienen obesidad, toman la dieta por dos meses o menos pero siguen con los mismos hábitos”.

  • Complica panorama Covid-19 

La relación entre sobrepeso y obesidad con el COVID-19 genera un círculo vicioso, siendo la debilidad de muchos cajemenses. Julián Esparza Romero, jefe del Departamento de Nutrición Pública y Salud del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, A.C, explicó que el coronavirus está atacando más a personas con enfermedades crónicas. En casos críticos, los pacientes que mandan al hospital a ser entubados, agravan su posibilidad de muerte, a nivel nacional, incluyendo a Sonora solo el 50 por ciento de las personas reportó un consumo de frutas y verduras y arriba del 80 por ciento indicó consumir bebidas edulcoradas.

Temas

Comentarios