Ciudad Obregón

VIH crece como pandemia en Cajeme; hay 300 casos activos

Este Día Mundial de la Lucha contra el Sida se reflexiona acerca de la enfermedad que ha cobrado la vida de 124 sonorenses solo en 2020

por Román González

/x
El VIH es un virus que daña las células del sistema inmunitario del cuerpo

El VIH es un virus que daña las células del sistema inmunitario del cuerpo

Ciudad Obregón, Sonora.-  Orillada por los prejuicios de la sociedad, Patty una mujer de 65 años, decide mantener su enfermedad en secreto. Cuando tenía 50 se enteró que era portadora del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) tiempo después desarrolló Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida), desde entonces nada fue igual. Pero Patty no es la única, en Cajeme hay otras 299 personas que luchan contra el VIH/Sida. 

Un problema local 
Cajeme es el segundo municipio con más casos de VIH en Sonora, 19 positivos en total en 2020, lo que significa un 22 por ciento del absoluto estatal, solo por debajo de Hermosillo que aporta el 52 por ciento y encima de Nogales con el 10 por ciento, informó Ricardo Pacheco Elías, director de Prevención y Control de Enfermedades de la Secretaría de Salud.


La Secretaría de Salud ha detectado el 66 por ciento de personas con la enfermedad, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) el 31 por ciento y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) el 1 por ciento. De estos, el 89 por ciento de los pacientes son hombres, mientras que del total de los casos 65 por ciento, se presenta en el rango de edad de 25 a 44 años. En el caso particular de Cajeme, Pacheco Elías agregó que se atienden en el Centro Ambulatorio de Prevención y Atención al Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (Capasits) Cajeme a 300 personas en donde se les brinda valoración, control y seguimiento, así como el medicamento de manera gratuita.

Trabajamos muy duro en la prevención a nivel estado anualmente realizamos 300 mil tamices para la detección del virus, y entregamos alrededor de un millón de condones, y 112 piezas por año a personas con la enfermedad, así como asesorías, pláticas y entrega de información a la población en general, a fin de bajar el número de nuevos casos”, especificó el médico.

Sobre el tema de defunciones el especialista dio a conocer que, en Sonora, durante 2020 se han tenido 124 defunciones, pero que el estado mantiene un alto índice en la longevidad, más de 20 años, en las personas en control de la enfermedad. Hasta el momento se registran 87 nuevos registros de VIH durante este 2020.  

Una pandemia olvidada por otra 
El coronavirus ha dejado ver la gran carencia que existe en el Sector Salud, pues se han dejado de atender enfermedades para ponerle atención a otras. Aldahir Jiménez, coordinador de comunicación social en Inspira Cambio A.C., explicó que, a raíz de la pandemia, el tema de la detección ha disminuido significativamente.

En el caso específico de Sonora, hasta el tercer trimestre del año, no se había hecho una solo detección, lo cual se puede ver reflejado en el último reporte epidemiológico de Censida (Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida), lo cual preocupa mucho porque no se está haciendo la detección necesaria".

Añadió que otra problemática que se presenta es la adherencia al tratamiento, pues existen casos de pacientes que no han continuado porque no se les ha surtido, ya sea por retrasos o por cualquier otra situación. "Hemos tenido diálogo con algunos servicios de salud, quienes se han comprometido en lo general a avanzar en este tema”.

Patty vive en silencio

Cuando supe que estaba enferma, pensé que me iba a morir; pero me dieron el tratamiento, que al principio eran como 15 pastillas, y lo empecé por mis hijas, quienes fueron las que me llevaron al hospital cuando me vi mal, con el tiempo me fui recuperando y cambié mis hábitos, dejé de fumar, descanso bien, como sano, de cierta manera mi condición de vida mejoró”, explicó la mujer que si bien tiene una vida social activa, los prejuicios mantienen su enfermedad oculta. 

Patty, sale con amigas, disfruta de sus nietas, pero denuncia que no puede contar que tiene y lo vive con pesar:

Escucho lo que piensan mis amigas de otras personas con la enfermedad y me doy cuenta de que no les puedo decir, son mujeres de más de 60 años y tienen muchos prejuicios, como gran parte de la población en Cajeme, que aún tiene una mentalidad de ‘pueblo’, es feo no poder compartir, pero prefiero mantener mi estado seropositivo en secreto”.

Añadió que a pesar que actualmente no tiene problemas con su medicamento, si existen ocasiones en las que estos escasean,

son antivirales que no encuentras en la farmacia de la esquina, y cuando tengo que pagarlos la verdad son caros y difíciles de encontrar, he pagado hasta 15 mil pesos por el tratamiento para un mes”, explicó.

Temas

Comentarios