Obregón

Cajemenses despiden con dolor y en soledad a sus fallecidos por Covid-19

En medio de la pandemia por coronavirus, los familiares se han enfrentado a un camino de dudas y temores que no les permite ver a su difunto como ellos quisieran

por Alejandra Avalos

/x

La mayoría de las funerarias no permiten velar a los fallecidos por Covid-19

Ciudad Obregón, Sonora.- Todo comenzó el día que su padre enfermó, al llegar al hospital los separaron para siempre, nunca se imaginó que no lo volvería a ver. Y cuando el médico le informó que por desgracia había muerto, la funeraria llegó para meterlo en una bolsa térmica que sería sellada para pasar directo a cremación.

Los funerales de aquellos que mueren por Covid-19, no existen, es una despedida ausente donde los familiares tienen que sufrir el no poder dar un último abrazo o beso, más allá de las estrictas medidas de seguridad sanitaria que marca el Gobierno Federal en la ‘Guía de Manejo de cadáveres por Covid-19’ una cosa es segura: el dolor y sufrimiento.

  • Más allá de las cifras

TRIBUNA entrevistó a un familiar el cual su padre falleció por Covid-19, de quien se reservará su nombre por respeto. Él, mencionó que fue un proceso complicado, “cada caso es diferente, a nosotros no nos dio tiempo de reaccionar”.

Señaló ser un proceso raro en el que no pudieron tener contacto con su padre más que solo llamadas. Explicó que en el caso de su familiar los doctores no confirmaron nada al entrar pero que por las características con las que ingresó a hospital lo señalaron como posible Covid-19. Fue en un periodo de 3 a 4 días en el que se les comunicó que su familiar tenía Covid-19. 

En su caso la funeraria no permitió velar, “la funeraria ofrece ir panteón directo o cremación. La caja no se puede abrir ni tampoco te dejan ver al fallecido en el hospital, se cierra cuarto donde estaba y solo entra personal con trajes especiales y se bañan al terminar la visita”.

Para Ade y su mamá Gloria, también fue un proceso complicado y muy doloroso quien en redes sociales y medios locales se hizo viral su caso. Al fallecer el padre de Ade, su acta de defunción señalaba posible Covid-19. Gloria, explicó que en la funeraria le quisieron imponer la cremación del difunto pero ella no la aceptó porque quiere velarlo.

El administrador de la funeraria, explicó Gloria, les argumentó que las autoridades de Salud han prohibido velar a los fallecidos por coronavirus y que solo era viable la cremación. Ade, señaló para TRIBUNA que su familia entendía que era parte de los procesos, “las funerarias siguen lineamientos y solo hacen su trabajo como todos, mi padre fue enterrado, los entregan normal, los recoge la funeraria solo que no dejan abrir la caja porque no estaban seguros si tenía o no Covid-19 como medidas de precaución solamente”.

Explicó que su familia no estaba molesta por seguir los procedimientos pero para ellos el hecho de no velar a su papá como merecía fue doloroso, “no es coraje o enojo, es sentimiento. Porque mi padre fue un gran hombre y muy querido por su gente pero se adelantó en tiempo de contingencia y ni modo así se tuvo que hacer”.

Laura quien su madre también murió por Covid-19, explicó que desde el momento que en el hospital les entregaron el cuerpo, la funeraria llega y recoger el cuerpo para pasar directo a la cremación. “Es necesario que todos los familiares que van a tener que pasar por esto entiendan que no hay un último adiós ni lágrimas que alcancen en este proceso doloroso, porque desde el día que entraron al hospital ya no los vuelves a ver”.

  • Duelo en la distancia

La psicóloga clínica, Leticia Ochoa, señaló que la no aceptación y el aislamiento pueden llevar a un duelo patológico. “Para evitarlo, es aconsejable hacer algún tipo de rito de despedida en casa que facilite el darse cuenta de que la persona no está o está a punto de irse: desde encender una vela con una foto o escribir una carta o audio de despedida”.
“Y, aunque estemos separados, poder compartir ese dolor con familiares y amigos, por ejemplo mediante videollamadas, para sentirnos cerca unos con otros. En definitiva, todo aquello que sirva para expresar la tristeza y el dolor que se está viviendo”.

  • Funerarias prefieren cremación

TRIBUNA se contactó con distintas funerarias en la ciudad para preguntar sobre los servicios, en los cuales señalaron que todos los procedimientos eran por vía telefónica debido que así marca salubridad. En todos los casos, por protección las funerarias no recomendaron velar al difunto y de momento para casos por Covid-19 y posible Covid-19 es la cremación.

El servicio consta de una cremación directa que incluye permisos, cremación y urna, los precios varían de 11 a los 14 mil pesos. En muchos casos los familiares se ponen en contacto con las funerarias para que pasen por el cuerpo al hospital y en otros casos los servicios funerarios están listos en los mismos hospitales.
Todos los servicios funerarios indicaron contar con el equipo y materiales para recoger el cuerpo del hospital y llevarlo a la cremación.

  • Familias deben de decidir

Antonio Alvídrez Labrado, jefe de la Jurisdicción Sanitaria Nº4, explicó que los lineamientos que se deben de acatar al existir un fallecimiento son dictados por la Secretaría de Salud del Gobierno Federal, y va dirigida a establecer las directrices para el manejo seguro, transporte y disposición final de cadáveres que presenten confirmación o sospecha de infección por Covid-19.
“En casos sospechosos y confirmados no se deben realizar acciones de tanatoestética, y se deberá colocar el cuerpo en una bolsa cerrada y disponerlo en un ataúd hermético, esto con la finalidad de disminuir las condiciones de riesgo”.

Alvídrez Labrado, indicó que la decisión de velar a la persona fallecida, incluso si lo creman o lo entierran corresponde directamente a la familia, acudiendo a la funeraria de su elección cumpliendo con los requisitos establecidos que son el servicio de velación con un máximo de 6 horas, no más de 15 personas reunidas y ataúd cerrado, entre otras.

El titular de la Jurisdicción, añadió que ante las dudas que se han presentado por parte de la población en torno al dictamen en el certificado de defunción, marcado como “Caso sospechoso de Covid-19”, indicó que esto se hace con la intención de reducir el riesgo de contagio a terceros y que una vez que el personal médico recibe el resultado de la prueba se modifica dicho documento.

Si el familiar del fallecido no está de acuerdo en la incineración del cuerpo, no se puede pasar por encima de su derecho de elegir, se deben de analizar las opciones, por eso es importante que el personal de las funerarias, así como la ciudadanía, conozcan los lineamientos para atender a una persona fallecida, esto para que guardemos las medidas de prevención y evitemos contagios”.

Comentarios