Economía

Transporte y sector primario en Cajeme, los más afectados por alza de combustible

El alza de hasta 21 pesos en combustibles pone en jaque; se plantea en algunos casos un paro de labores por ser económicamente insostenible

por Román González

/x

Transporte y sector primario en Cajeme los más afectados por alza de combustible

Ciudad Obregón, Sonora.- Durante los últimos días en la localidad el precio de gasolina y diésel se ha incrementado llegando a un precio promedio de 19.50 en la gasolina regular, 19.46 la Premium y 21.00 pesos para el diésel, esto ha venido a causar más afectaciones al transporte público y a las actividades primarias. 

En un recorrido realizado por TRIBUNA se pudo constatar que en diversas gasolineras los precios partían de los 19.75 para llegar a los 21.00, cabe señalar que hace unas semanas atrás los precios eran de 17.85 en promedio.  

  • Taxistas en crisis 

Jorge Daniel Vicente Esquer, dirigente de la Sociedad Cooperativa de Ruleteros en Obregón, indicó que este incremento ha venido a agravar la situación que viven los taxistas colectivos, quienes, a pesar de subir su tarifa de 10 a 15 pesos, las condiciones actuales les impiden tener alguna ganancia significativa.

Desde el comienzo de esta cuarentena, hemos tenido un descenso de aproximadamente 70 por ciento en los servicios, pero cada día es más duro, a la fecha no hemos recibido algún apoyo, en una sola ocasión hemos recibido un apoyo de despensas por parte de Arturo Bours Griffith”, añadió.

El dirigente manifestó que este aumento en los costos de combustibles, impacta directamente en los choferes, debido a que, por falta de demanda del servicio, resulta imposible subir el precio del viaje, ya que el usuario no lo pagaría.

Adolfo Castillo Arias, enlace del Transporte de la Fundación Madrazo, explicó que a pesar de que solo el 30 por ciento de los transportes de los agremiados funcionan a base de gasolina, la baja afluencia, el no haber recibido apoyos por parte del municipio ni del estado, el incremento en el precio de la gasolina afecta a tener menos ganancias.

  • Camiones sufren alzas

Por su parte, Gilberto Cornejo Clark, delegado del Transporte en Cajeme, indicó que hasta el momento no ha recibido alguna queja por parte de los empresarios y añadió que este incremento no es un causal para verse afectados, debido a que, al inicio de esta pandemia, el precio del combustible era el que se tiene a la fecha.

Contrario al delegado, el concesionario de transporte público Bernardo Beltrán Leyva, manifestó la posibilidad de parar el servicio de camiones, debido a que el incremento del diésel, sumado a 10 años de no tener una tarifa adecuada y el poco ingreso que se obtiene, que es insuficiente incluso para pagar los gastos de operación, han colapsado al servicio de transporte.

Recibimos un subsidio por parte del estado, pero, aun así, la situación está caótica, al día se generan de 3 mil a 4 mil 200 pesos por cada unidad, de los cuales 3 mil son para diésel, 800 para el operador, los cuales son 1 por turno, además de gastos de mantenimiento y los deberes patronales, por lo que resulta imposible seguir ofreciendo el servicio”, explicó Beltrán Leyva.

Añadió que, del 100 por ciento de las unidades, solo se tiene en funciones al 40 por ciento de ellas, tanto por la baja demanda como por la imposibilidad de cubrir el gasto de operación, otro de los problemas es el no contar con el trabajo de los operadores que presentan factores de riesgo, pero que mantienen en la nómina.

Se habían adquirido 4 camiones nuevos, pero debido a la amortización acumulada, nos resulta imposible mantenerlos, sobre el encendido del aire acondicionado en las unidades, nos resulta imposible costearlo, ya que representa un 40 por ciento más de diésel por día, haciendo menos rentable para nosotros los concesionarios el ofrecer el servicio”.

  • Sector primario también es afectado

Baltazar Peral Guerrero, líder productor del Valle del Yaqui, señala que en las trillas del trigo se vieron beneficiados por la baja en el combustible y no se tuvo ningún tipo de problema y pudieron conseguir una buena producción, sin embargo, expresa que el reciente incremento de combustible los toma en plena cosecha de maíz, significando un reto más para la agricultura.

Es un insumo indispensable, más en tiempos de cosecha, e importante para ser competitivos en el mercado internacional”, comentó. Peral Guerrero agrega que el productor mexicano gasta el triple que su competidor estadounidense en este energético, debido a la diferencia de precios. 

Por su parte, Miguel Ángel Castro Cosío, presidente del Comité de Sanidad Acuícola del Estados de Sonora (Cosaes), mencionó que mientras en México el precio promedio del diésel marino que se utiliza en las granjas acuícolas es de 18.73 pesos por litro, en Estados Unidos uno de sus principales competidores es de 5.96 pesos por litro, lo cual afecta al sector pesquero y acuícola, pues el combustible representa uno de los principales insumos en la actividad.

Temas

Comentarios