Ciudad Obregón

Restauranteros de Ciudad Obregón, entre la supervivencia o la informalidad

Los negocios de comida casera se han vuelto la competencia directa porque no pagan impuestos ni gastos fijos

por Alejandra Avalos

/x

Los negocios de comida casera se han vuelto la competencia directa porque no pagan impuestos ni gastos fijos

Ciudad Obregón, Sonora.- La complicada situación económica por la pandemia del Covid-19 ha derivado en el cierre de cientos de comercios y la pérdida de miles de empleos en la región, pero también ha dado pie al surgimiento de nuevos negocios como la venta de comida casera o carretas de comida rápida; sin embargo, esto impacta directamente a los restaurantes locales, y convierte el tema en una competencia de informales contra formales.

Raúl Ayala García, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), informó que a pesar de la reactivación escalonada autorizada por el ayuntamiento, el sector no se ha recuperado y enfrenta nueva competencia.

Ahorita al informal le está yendo mejor que al formal, los formales estamos cumpliendo con todos los protocolos de higiene y sanidad de los alimentos, se ha invertido mucho dinero en la sanitización de los locales, los tapetes sanitizantes, el termómetro para tomar la temperatura, muchos protocolos; y volteas a ver al informal y no tiene ninguna medida en el manejo de los alimentos”, señaló el empresario.

"La Náinari (calle) se está convirtiendo en un Tianguis Cajeme, hasta las casas más pudientes están sacando un carrito de hamburguesas, elotes, hot dogs, nachos, etc, todo mundo está buscando hacer su lucha”. Ayala García explicó que la crisis económica por la pandemia trajo otro tipo de competencia al sector, desde casa: “en las redes sociales se puede ver que el amigo o el compadre están haciendo comida y todo eso es competencia directa para el sector formal”.

La afectación al sector es directa puesto que el negocio informal no tiene ningún tipo de gasto fijo como pago de IMSS o Infonavit, luz, agua y demás, a diferencia del restaurante formal,“obviamente si una persona regularme ganaba mil 500 pesos a la semana en su empleo normal y en el momento que empezó en su casa a hacer paquetes de comida casera resulta que ya está ganando dos mil 500 pesos, piensan que es un super negocio porque están ganando 500 o 700 más trabajando en casa”.

  • Buscan migrar al food trucks

El presidente de la cámara afirmó que para finales de año se podrán observar 15 o 20 food trucks, puesto que muchos restaurantes están buscando pasar a la informalidad, “la mayoría de los restauranteros están volteando a la informalidad, porque dicen si no puedo hacer que el comensal vaya y tampoco puedo llamar a la aglomeración, pues andamos buscando desesperadamente comprar un camioncito escolar para convertirlo en una cocina ambulante”.

  • Sobreviven

Raúl Ayala García, añadió que de los 120 negocios pertenecientes a la cámara, solo el 50 por ciento tuvo acceso al apoyo de créditos otorgado por el gobierno del estado. Sobre la planta de empleos totales, puso como ejemplo que si un restaurante tenía 50 trabajadores, solo ha conservado a 30 de ellos, lo que representaría una baja del 40 por ciento en el sector.

Temas

Comentarios