Ciudad Obregón

Educación especial en Cajeme queda rezagada; maestros y padres piden más apoyo a autoridades

La falta de estrategias y de sensibilidad de parte de las autoridades federales y estatales, pone en riesgo la educación de los más de 500 alumnos con discapacidad

por Alejandra Avalos

/x

La falta de estrategias y de sensibilidad de parte de las autoridades federales y estatales, pone en riesgo la educación de los más de 500 alumnos con discapacidad

La falta de estrategias y de sensibilidad de parte de las autoridades federales y estatales, pone en riesgo la educación de los más de 500 alumnos con discapacidad

Ciudad Obregón, Sonora.- "No sé si mi niño vaya a continuar o no con su educación, tiene autismo y ha sido un proceso muy complicado tanto para los maestros como para mi; yo tengo que salir a trabajar porque si no no comemos", señaló Rosa quien pidió omitir sus apellidos por privacidad es mamá de José Ramón, un niño de 10 años con discapacidad, el cual ha tenido que cambiar todo su proceso de aprendizaje por la pandemia del coronavirus.

La situación de Ramón deja ver el gran rezago que existe en materia de educación especial en Cajeme. "Vemos que dicen en la tele que van a pasar los programas y ahí pueden aprender, ¿Pero cómo si mi hijo no se puede ni vestir solo?, ¿Cómo nos van a apoyar las autoridades a nosotros los papás?", pregunta Rosa entre angustiada e indignada. "Nuestros niños se están dejando de lado porque no es tan sencillo como ponerles la tele; vemos que aunque los maestros hacen su mejor esfuerzo, pues no es lo mismo a como si fueran a la escuela".

En el municipio hay un total de 530 alumnos con discapacidad registrados en todas las zonas escolares. El pasado 3 de agosto, el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, anunció con “bombo y platillo” en la conferencia mañanera, el programa Aprende en Casa II, que contempla una alianza con las principales televisoras y radiodifusoras privadas, pero solo dedicó, si acaso, una línea a los miles de alumnos con alguna  discapacidad: "todas las transmisiones contarán con lenguaje (sic) de señas mexicano y los libros de texto gratuitos se imprimirán en Braille y macrotipo", fue todo lo que habló del tema.

La Secretaría de Educación Pública diseñó una estrategia de tres documentos: dos páginas con orientaciones para especialistas en educación especial, dos más con consejos para padres de familia y tres párrafos para docentes. Eso es todo lo que hay de estrategia para mas de 600 mil alumnos con discapacidad en el país

A nivel estado, la secretaría de Educación y Cultura (SEC), tampoco ha presentado una estrategia para apoyar a las familias de los alumnos con discapacidad que requieren de cuidados, apoyos especiales y, sobre todo, atención personalizada. Además de lo anterior, las carencias tecnológicas y su propia condición, ponen otra barrera más. “es como si quisieran que nuestros niños no estudiaran”, replicó Rosa.

  • Es necesario abordar el tema 

Para la directora del Centro de Atención Múltiple (CAM) número 52 en Cajeme, Claudia Rodríguez, es un tema que trae consigo mucha preocupación por parte de los padres y de los maestros.

Las autoridades nos han dado la autonomía a educación especial de hacer los ajustes pertinentes en los planes educativos para que el niño tenga respuesta a sus necesidades de aprendizaje en todos los ámbitos, pero esta libertad ha sido libertinaje, porque en la libertad que nos dan también nos dejan muy solos. Nosotros, como educación especial, no encontramos para dónde ver y queda a juicio de un director, que en muy pocos casos que va o quiere ir más allá, porque implica un desgaste extra o se convierte en el director incómodo”.

“¿Qué sentido tiene que a un niño con autismo lo sientes a ver la televisión si no se focaliza? ¿cuál sería mi aprendizaje?, entonces aquí es lograr que el niño logre permanecer sentado más de un minuto y eso es mucho”. Rodríguez, explicó que en ese sentido piden más acompañamiento de las autoridades, “ya se ha hablado mucho del regreso a clases pero hasta el momento de educación especial no se dice nada y de los CAM menos. Estamos ilusionados en que las autoridades diseñen estrategias de acompañamiento de asesorías en la intervención”.

  • Rediseñan estrategias

Dentro del trabajo que se hizo en el ciclo pasado fue usar las plataformas digitales como zoom, así como el uso de cuadernillos para casos específicos; también de forma elemental mantener el contacto con los padres por grupos de WhatsApp.

“Hacemos un trabajo que se llama “Evaluación psicopedagógica” y este instrumento es un levantamiento de datos de los especialistas; ahí nosotros, en un plan de atención individualizado, priorizamos los aprendizajes esperados centrados en autonomía personal, en independencia, alimentación, vestido, seguridad e higiene; es como el complemento a la parte pedagógica, nuestros programas de intervención siempre son alfabetización como prioridad, pero a la par estamos trabajando la autorregulación de emociones”.

La directora afirmó que en esta segunda etapa están volviendo a rediseñar y adaptar los programas, “con algunos niños, aparte de la televisión, vamos a ver en repetición para saber lo que está pasando y poder decirle a la mamá ‘quiero que Roberto vea el programa de segundo de preescolar, quiero que vea este tema de español, por decir un ejemplo”. “Nuestro programa remedial no va a ser pedagógico, va a ser si el niño soporta por cuánto tiempo el cubrebocas, si el niño sabe lavarse las manos que son habilidades de autocuidado”.

  • Factor casa un riesgo constante

Otra de las preocupaciones que surgen para ellos como maestros son, en casos muy específicos, situaciones de violencia que pudieran presentarse dentro del núcleo familiar, “esto se agudiza por el desgaste que produce el manejo de alguna persona con discapacidad, más cuando la discapacidad es múltiple; definitivamente lo que nos preocupa es el trato que los padres puedan tener. Ya tenemos identificados a los papás que pudieran presentar cuadros de violencia o daños económicos y durante la primera etapa hemos sido muy insistentes con ellos.

La psicóloga estuvo atendiendo por teléfono situaciones de emergencia de orientación”. Otra situación es que hay hogares donde los padres de familia tienen condición de discapacidad al igual que sus hijos, “a veces en menor severidad pero sí hay, entonces el padre de familia no puede asumir el rol de cuidador tal cual, tenemos que ser sus tutores al mismo tiempo”. Estos casos, aunque no son mayoría, sí representan el 22 por ciento de los alumnos. El CAM 52 cuenta con 6 grupos, 3 para educación primaria y 3 para secundaria, con un promedio de 13 a 15 alumnos por cada uno; un promedio de 68 estudiantes.

  • Desempleo, factor que agrava la situación 

Dolores Vega Valdez, supervisor de Educación Especial Federal zona 12 con cabecera en Ciudad Obregón, explicó que la respuesta de los padres de familia se ha visto mermada por la falta de recursos económicos y tecnológicos. “El desempleo y la falta de recursos económicos, en la mayoría de los casos, no permite que el padre de familia apoye a su hijo en las actividades escolares pues es necesario sufragar otras necesidades básicas del hogar por lo que tiene que ausentarse la mayor parte del tiempo”.

Para complementar el tema, la supervisora de Zona 16 federalizada en Cajeme y coordinadora del CAM 52 y CAM 18 , María Teresa Duarte, señaló que de los  117 alumnos que se tienen en su zona, durante el periodo pasado de clases solo se pudieron comunicar con 96 por las diferentes plataformas, “quedaron fuera los otros 21 niños, hay papás que hacen caso omiso y esto se debe a que tienen que trabajar o tiene más hijos, más las carencias económicas”. Por lo que esperan que para este ciclo escolar se puedan reanudar las visitas de los trabajadores sociales a las casas y darles un acompañamiento.

  • Maestros también tienen complicaciones

La falta de tecnología también ha sido el tema sobre la mesa. La supervisora María Teresa Duarte, dijo que en el caso de su equipo de trabajo hubo muchos maestros que tuvieron que asumir la deuda de comprar una computadora, “muchos al igual que yo tenemos hijos y solo una computadora en casa, eso ha sido algo que nos ha hecho batallar, pero hubo muy buena respuesta de parte de los maestros y muchos compraron su equipo para seguir con las clases”.

Temas

Comentarios