Ciudad Obregón

Cajeme: Emotivo adiós a Enrique Robinson Bours

Familia y empresarios reconocen su invaluable legado

por Alejandra Avalos

/x

Despiden a Enrique Robinson Bours

Ciudad Obregón, Sonora.- Durante una misa transmitida a través de la página de facebook de la Fundación Tichi Muñoz, familiares y amigos dieron el último adiós a Enrique Robinson Bours Almada, reconocido y querido empresario sonorense que falleció el pasado jueves en Cajeme.

  • Un gran empresario  

Nacido en 1927 en Navojoa, Sonora, Enrique Robinson Bours Almada, fundador de la empresa Bachoco, falleció a los 93 años de edad. Inició estudios de Filosofía para luego, por consejo de su padre, cursar la carrera de Ingeniería industrial, desarrollando desde muy joven su pensamiento humanista. Junto a sus hermanos fundaría la empresa Bachoco en 1952, la cual hoy en día exporta sus productos a mercados internacionales. 

Enrique y su primer esposa Beatriz Muñoz. 

Durante la celebración eucarística sus nietos Emilio y Guillermo, así como su hija menor, Mónica, recordaron y celebraron la vida del padre y del abuelo a través de emotivas palabras llenas de amor y de agradecimiento a quien fuera el pilar de la familia . Enrique y su primer esposa Beatriz, tuvieron 7 hijos, 19 nietos, y 24 bisnietos.

  • Su familia se reúne para despedirlo

Fue un hombre ejemplar en muchos sentidos, como empresario primero en las agencias Ford, dando mayor orden y crecimiento al negocio que había iniciado su padre; después múltiples empresas, pero en lo especial en la avicultura. Donde con mil pollitos en el patio de su casa y la venta de huevos en el vecindario por su esposa Beatriz y trabajando en sociedad con sus hermanos, fundaron la empresa que, a la postre, sería líder en el país y una de las más grande en el mundo del ramo de la avicultura”, señaló Emilio Bours Avilés, nieto del empresario.

Bours Avilés, señaló que como filántropo dedicó todo su tiempo y  esfuerzo a múltiples iniciativas y organizaciones, “y fundó con su patrimonio la organización Tichi Muñoz, nombrada en honor a su finada esposa”. “Nos dijo que el amor no era algo finito que se tiene que racionar, sino algo que crece con cada nuevo ser querido”.  

Mónica Bours Muñoz:
"Mi papá fue una persona excepcional”.

Otro de sus nietos, Guillermo Pineda Bours, también recordó con mucha alegría a su ‘Chavo’, “me sigo acordando de él riéndose de un chiste, acordándose de una historia. Mis primeras memorias del ‘Chavo’ yo creo que las primeras 100, fueron llegar con él corriendo a darle besos para poder ir a su cuarto a recoger unos chocolates, y estaba pensando ahorita que esas dos son las constantes más grandes de mi relación con él”.  “Me quedo con muchas memorias muy bonitas de él, con unas ganas de seguirlo conociendo, me quedo muy agradecido por lo que viví con él y muy agradecido por toda las relaciones que sobreviven.

Enrique con sus hermanos Juan, Javier y Alfonso.

Las últimas palabras que compartí con mi ‘Chavo’ fueron las que no acostumbramos decir mucho y eran “te quiero mucho”, te quiero mucho ‘Chavo’ gracias por todo”, expresó Pineda Bours.

Su hija Mónica Robinson Bours Muñoz en su mensaje agradeció a su padre, “Nuestro querido papá partió tranquilo rodeado de sus hijos, envuelto en amor y gratitud, con su partida nos deja como legado un espacio lleno de amor;  hoy estamos aquí todos unidos sintiendo su presencia. Mi papá fue una persona excepcional”.

De joven Enrique Robinson Bours. 

“Su definición de felicidad era tener mucha gente a quien amar, así vivió, así lo recordamos, por eso murió lleno de amor. Como padre nos deja muchísimas enseñanzas y muchísimo ejemplo. Quería ser una roca para nosotros y lo fue hasta el último momento, tenía un gran sentido del humor, nunca lo vi alterarse, siempre sabíamos qué esperar de él, nos dio un gran ejemplo de actitud, hacia lo correcto”. 

  • Empresarios reconocen su legado

Don Enrique fue un empresario notorio a nivel nacional. Persona generosa y parte de un grupo familiar que ha contribuido con el desarrollo de la región a través de sus diferentes empresas, además fue un ciudadano altruista”, Jorge Guzmán Nieves, secretario de Agricultura en Sonora

Ser emprendedor requiere de convicción, ganas y ejecutar; perseverar, capacidad de reinventarse y asociación, y eso fue lo que realizó don Enrique Bours Almada. Mis condolencias a toda su apreciada familia”, Antonio Gándara, presidente de la Asociación de Productores de Hortalizas del Yaqui y Mayo (Aphym)


Pésame al sensible fallecimiento del empresario sonorense; además de ser un emprendedor, se distinguía por ser una gran persona, siempre ayudando al sector y a los productores de la actividad primaria”, Juan Manuel Gutiérrez, presidente de la Unión Nacional de Avicultores

Mis condolencias a la familia Robinson Bours, el empresario fue un hombre ejemplar de trabajo, íntegro, que deja su ejemplo para las generaciones actuales y futuras del estado y el país”, Alfonso Reyna, presidente del CMIC en Sonora


Un empresario muy exitoso que impactó en el desarrollo económico de la región, generó mucho empleo y realizó mucho altruismo a través de su carrera”, Julio César Pablos, presidente de Canacintra Cajeme

Don Enrique fue un empresario con ideas firmes y contundentes, creó una empresa que desarrolló procesos innovadores y siempre mostró una gran disciplina para lograr sus objetivos”, Jesús Nares Félix, presidente de Canaco Cajeme


Cajeme y el sur de Sonora ha perdido a una de las grandes cabezas empresariales y que su legado siempre estará reflejado en sus empresas. Necesitamos más historias de éxito como la de Don Enrique”, Gilberto Brito Martínez, presidente CMIC Cajeme

Temas

Comentarios