Ciudad Obregón

Cajeme: Llega Mariscal al segundo año con nada que informar

Con señalamientos de ineficiencia, poca transparencia y nulos resultados en seguridad, Sergio Pablo Mariscal Alvarado arriba a su segundo año de gestión reprobado por regidores, empresarios y ciudadanía que exigen un cambio verdadero en la forma de gobernar

por Alejandra Avalos

/x

Sergio Pablo Mariscal Alvarado, alcalde de Cajeme

Ciudad Obregón, Sonora.- A dos años de la gestión del alcalde Sergio Pablo Mariscal Alvarado, regidores, empresarios y ciudadanía consideran que no hay nada bueno que informar; pues la crisis en seguridad continúa, las calles tienen más baches que antes y la ciudad está sumergida en un retroceso.

El munícipe presentará su Informe de Gobierno 2019-2020 en el que establece cinco ejes rectores: ‘Cajeme Honrado, Austero y de Resultados’, ‘Cajeme de Todos’, ‘Municipio Limpio, Sostenible y Funcional’, ‘Municipio Próspero, Incluyente y Solidario’, ‘Municipio Seguro, en Paz y Ordenado’; sin embargo la ciudadanía reclama otros puntos como inseguridad, falta de obras, falta de transparencia, corrupción y simulación.

 

  • Si no hay transparencia no hay nada

Julios César Pablos Ruiz, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), indicó que todo lo que indique Sergio Pablo Mariscal en su próximo informe de Gobierno, deberá estar previamente sustentado en el Portal de Transparencia del Ayuntamiento y de los organismos públicos descentralizados de la administración municipal, ya que de no hacerse así, no debería por qué estar señalado en un informe.

Si no hay una claridad en términos de lo que señala la Ley de Transparencia y acceso a la información del estado de Sonora, de nada sirve una propuesta de mejora y ninguna crítica, simplemente es un gobierno opaco, y si ahí no está lo que han hecho pues no han hecho nada. La transparencia es un derecho humano fundamental y se ha demostrado que este se ha violado, por lo cual no tiene caso comentar algo si no se cumple con ese precepto de la ley”, puntualizó Pablos Ruiz.

  • Inseguridad como eje

De acuerdo con cifras del semáforo delictivo los sucesos de competencia directa al Ayuntamiento han tenido un significativo repunte; por mencionar alguno se encuentra el robo a casa habitación que registra un 82 por ciento de incremento comparado con el mismo periodo del 2019. Javier Galván, locatario en MerCajeme, señaló que se está peor en seguridad, “hemos tenido asaltos en el lugar, mucha gente pidiendo dinero, en las orillas de la ciudad encuentras retenes, pero en la zona centro no encuentras nada”. Cabe señalar que el 25 de enero cuando Francisco Cano Castro regresó al puesto de Seguridad Pública con la promesa de rendir un informe en los primeros 90 días, pero este nunca llegó.

El regidor y presidente de la Comisión de Seguridad Pública y Tránsito, Víctor Manuel Ibarra Apocada, explicó que por cuestión de la pandemia esto se suspendió. “No ha habido avance en este tema por el tema de la pandemia, pero ya se están realizando reuniones de comisiones”, señaló el funcionario. Agregó que él como presidente de la comisión no considera llevar el tema a análisis, debido a que no es una iniciativa de la oposición, por lo cual señaló que no convocaría si no se lo piden. “Si de verdad hubiera una nueva intención, en su lugar se proponían relevos o programas para su ejecución, pero no hay propuestas solo críticas, por lo cual esté quien esté en ese cargo, debido a lo serio y complejo del problema, sería lo mismo, ya que no existe participación de todos los niveles de Gobierno”, apuntó Ibarra Apodaca.

Rafael Delgadillo Barbosa, regidor municipal, dio a conocer que el tema de Cano Castro surge a raíz de que varios regidores votaron en contra de su regreso al frente de Seguridad Pública Municipal, y de varios regidores que le dieron un voto a favor condicionado a un lapso de prueba, tiempo que ya se cumplido, y aún no se califica su desempeño.

“Como miembro de la comisión, no he tenido oportunidad de convocar al presidente de la comisión, Víctor Ibarra, ya que, por diferentes razones, anda ocupado, enfermo, el secretario no pudo, no se ha logrado convocar, pero se tiene que hacer algo, aunque hay mucha gente que lo respalda, incluso el propio presidente municipal, por ser una persona cómoda para el munícipe”, explicó Delgadillo.

Para finalizar agregó que los resultados son visibles, se han agravado más que mejorar, los delitos, cualquiera de ellos, robos a casa habitación, homicidios, se han disparado, así como levantones, incluso algún representante de comerciantes, señaló que se han presentado cobro de piso, por lo cual se debe de solicitar a la comisión llevar el tema a su análisis.

Por su parte, la regidora de Movimiento Ciudadano, Graciela Armenta sostuvo que es en seguridad pública donde está la mayor deficiencia, recordó que en la actual administración municipal se han registrado 828 homicidios dolosos, dijo que una estrategia debe ir acompañada de resultados.

Por su parte, Raúl Ayala García, presidente de la organización empresarial Restauranteros del sur de Sonora, señaló, “el Gobierno actual no se atreve a tocar el tema de la inseguridad, como si no existiera, el alcalde se escuda en apostar a la llegada de la Guardia Nacional, deslindando la competencia del Gobierno Municipal en contrarrestar a los grupos delictivos, por lo cual estamos incrédulos de las acciones, está el ejemplo claro de Cano Castro, que el alcalde dijo que estaría a prueba un tiempo y si no daba resultados iba para afuera, aun así cada vez es más doloroso el tema de la inseguridad”.

  • Un contralor "aviador"

Han sido varias las ocasiones donde los regidores han pedido la renuncia del contralor José Leovigildo Guerra Beltrán por ser tantos los señalamientos a la manera de trabajar y a los resultados que ha tenido en el puesto, siendo el caso de Efraín Arana Ruiz, uno de los muchos que están en el olvido. Fue el pasado 19 junio cuando en sesión de Cabildo virtual la regidora Graciela Armenta Ávalos, criticó fuertemente el accionar del funcionario indicando varias inconsistencias y solicitando la renuncia “por vergüenza” del funcionario ante la falta de resultados.

La moción fue secundada por el regidor Arrayales Terán, solicitando una votación para que sea removido del puesto, argumentando las omisiones y resoluciones pendientes y rechazado por otros funcionarios como el caso de la edil morenista, Edith Roció Lauterio Araujo. En su caso, la regidora Alma Aurora Preciado Bracamontes por el PES, expresó que su decisión de votar en contra fue a causa de los informes por parte de contraloría, área que no ha sido muy bien definida ni aceptada, y al no haber una modificación en el actuar, manteniendo la misma circunstancia, no ve viable que los ediles tengan voto a favor con ese tipo de conductas o acciones que se realizan en esa dependencia tan importante.

  • Simulaciones

Dentro de las 174 hojas del informe se tocan varios puntos que no concuerdan con la realidad de las acciones que se han hecho. El regidor de la representación del PT, Rosendo Arrayales Terán, señaló que votó en contra de la aprobación del contenido del segundo informe, invitando a sus compañeros ediles a compartir la postura, debido a que tras el análisis realizado existe falta de información, lo cual en su punto de vista es una falta de respeto a la gente de Cajeme.

“Viene en el documento el caso de los regidores faltistas, que tras un año no se ha hecho nada, y se supone que todo lo que se incluye en un informe son los logros, los avances y en este ejemplo no existe tal, por lo cual este informe solo es una simulación, solo para cumplir el protocolo de ley sin existir un logro o mejoría para la sociedad de Cajeme”, expresó el edil. Agregó que a pesar de que se aprobó, reprueba que a dos años de Gobierno la sociedad aún pague consecuencias por este tipo de prácticas, donde se simula, se mete información y que la realidad no está plasmada en dicho informe.

  • Paramunicipales, otro dolor de cabeza

En el tema de las paramunicipales, el Organismo Operador Municipal de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (Oomapas), según lo denunciado por el regidor Gustavo Almada Bórquez, continúa en números rojos debido a un mal manejo del organismo. Sobre el Rastro Municipal, a pesar de que el alcalde anunciara la venta del viejo inmueble sin contar con la anuencia del Cabildo, Rafael Delgadillo Barbosa, denunció que esta venta busca subsanar las malas cuentas que registra esta paramunicipal.
Asimismo el regidor Arrayales Terán, a través de la comisión de transporte, ha señalado la crisis económica de la Central Camionera, argumentando una mala administración por parte de su titular, presentando gastos excesivos que no han sido comprobados.

  • Cajeme sin gobierno durante la pandemia del Covid-19

Señalando el alcalde que debido a la pandemia y escudándose en decretos de los gobiernos federal y estatal para no sesionar, el municipio de Cajeme, tuvo un lapso desde el 27 de marzo al 19 de junio, sin ninguna sesión en ninguna de sus modalidades, ordinaria, extraordinaria o de cabildo abierto, a diferencia de otros gobiernos como Navojoa, Hermosillo, Puerto Peñasco y hasta el mismo Congreso del Estado que si cumplieron con estas mesas de trabajo, por lo que el regidor Rafael Delgadillo considero como una falta a la Ley de Gobierno y Administración Municipal, y siendo causal para abrir un  juicio político contra el Presidente Municipal, abrió la denuncia correspondiente ante el congreso del Estado.

Temas

Comentarios