Obregón

Todos los días roban en las tiendas misceláneas en Ciudad Obregón

Muchas tiendas del Centro manejan el mural de fotografías para exhibir a las personas que les han robado

por Redacción Tribuna

Muchas tiendas del Centro manejan el mural de fotografías para exhibir a las personas que les han robado(Internet)

Muchas tiendas del Centro manejan el mural de fotografías para exhibir a las personas que les han robado | Internet

Ciudad Obregón, Sonora.- Martín Machado es gerente de un establecimiento de importaciones en el Centro y todos los días se percata de que le roban en la tienda a pesar de que tiene 16 cámaras de vide para vigilar a la clientela y personal.

“Es un problema que sucede a diario, a veces no nos damos cuenta y otras sí, y cuando cachamos a una persona robando nos damos cuenta que es gente que en realidad no tiene mucha necesidad”, comenta Martín. Menciona que entre la gente captada por las cámaras ha habido personas que portan uniforme de una empresa determinada.

“En una ocasión detuvimos a un hombre que traía las siglas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en su ropa, y al ver que lo íbamos a reportar a la Policía, rogó por que no lo hiciéramos porque lo íbamos a quemar”, platica el gerente.

“En eso hubieras pensado cuando cometías el robo”, le dijo encargado al ratero, que terminó devolviendo el artículo hurtado. Machado, cuando ve que
tiene la posibilidad de ubicar a los ladrones, no pierde la oportunidad de buscarlos para delatarlos a las autoridades, pues busca, más que hacerles un daño, darles un escarmiento para que no lo vuelvan hacer.

A la gente que detienen les toman una fotografía para que les dé vergüenza de ser señalada y para que su entrada al negocio sea evitada. “Nos ha tocado captar a mujeres que roban por mayoreo y regresan por más, también las hemos identificado y exhibido, en una ocasión una hija pidió que quitáramos a su mamá del mural, y le dijimos que solo si pagaba lo robado pues no habíamos podido capturarla”, añade el comerciante.

La afligida hija tuvo que pagar no solo el doble del importe original, sino el triple, ya que la señora había hecho su modus operandi en la tienda varias veces. “Cuando enfrentamos a una persona que roba, por lo general se le pide que no vuelva, que pague o devuelva lo robado”, concluye.

Temas
  • Ciudad Obregón
  • Seguridad

Comentarios