Opinión

+ Más morbo que utilidad en el caso del ‘nuevo’ video en la ejecución de Colosio + Empieza la cuenta regresiva para los delegados federales en Sonora

Columna de Hierro

por Sergio Ibarra

Más allá de los 29 millones de vistas que obtuvo el ‘nuevo’ video en el que se muestra la ejecución de Luis Donaldo Colosio y que todavía hasta estas horas del día circula en las redes, no creo que tenga mucho qué aportar.

Y ahora te digo por qué.

Para empezar, por más que pudiera decirse que las investigaciones en torno al caso siguen su curso normal, es un caso al que la opinión pública ya le dio carpetazo, por la sencilla razón de que nadie les creyó una sola de las versiones que se manejaron, incluida, por supuesto la del ‘asesino solitario’ y de que Mario Aburto actuó por cuenta propia.

Versión que, para empezar se cayó por el solo hecho de que hasta la fecha, buena parte de la sociedad sigue sosteniendo que el ‘Aburto’ que nos presentan en prisión no es, ni por asomo, el ‘Aburto’ que detuvieron en Lomas Taurinas, apenas momentos después de cometido el magnicidio.

En las investigaciones que siguieron al doloso asesinato y que habrían de recaer en la PGR al mando de Ernesto Zedillo, el hombre que relevó a Colosio en papel de candidato substituto, nunca se habló de otros segundos disparos que, de acuerdo a otras versiones se habrían dado y de los supuestos sospechosos de haber participado al lado de Aburto, nunca más se supo nada, entre estos, el mismo general Domiro, encargado de la seguridad del sonorense, lo mismo que Othón Cortez, el hombre que, según este nuevo video, aparece dando instrucciones al asesino para que procediera a la ejecución del entonces abanderado del PRI a la Presidencia de la República.

Versión, esta que se cae en cualquier momento y que no sirve en la posible causa o investigación que se siguiera, por el simple hecho de que un video puede ser objeto de manipulación y alteración.

En pocas palabras, nada nuevo que destacar excepto que el tal video se desclasifica muchos años antes a la fecha que había sido reservado por instrucciones de Zedillo.

De ahí en fuera, nos quedamos en las mismas por lo que sigue en firme el veredicto de las masas:

El crimen de Luis Donaldo Colosio Murrieta fue un crimen de Estado y los ojos de la opinión pública siguen clavados en los mismos personajes:

Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo.

Sospecha en la que coincide el ahora secretario de Seguridad Pública Nacional, Alfonso Durazo y así nos lo hizo saber en la última entrevista que nos concedió, hará cuestión de un par de meses.

A Durazo no le queda la menor duda.

Salinas de Gortari habría mandado matar a Colosio.

De ahí que, insisto, salgan sobrando este tipo de videos que a lo único que contribuyen es al morbo y al amarillismo inútil que nada nuevo aportan.

Y a propósito de Durazo, vaya apuntándolo, de una vez porque será en este funcionario en el que se habrán de enfocar todos los reflectores de aquí a los próximos cien días de Gobierno Federal.

La razón es muy simple.

En los siguientes próximos cien días, Durazo tendrá que dar la batalla a tres de los principales cárteles del crimen organizado que mantienen en vilo la seguridad pública nacional y porque el crimen y la violencia no se habrán de detener por el solo hecho de que el Gobierno Federal cambió de estafeta y de colores.

Tampoco será sentándose con ellos a fumar la pipa de la paz en busca de acuerdos.

Con esta gente no se negocia.

Se actúa en consecuencia y punto.

Tampoco han dicho a través de manta alguna que estén dispuestos a abandonar su criminal actividad o a someterse a la política de amnistía o punto final de la que habla López Obrador.

Para efecto de sus criminales actividades como son la distribución y fomento al consumo de enervantes, todo México es su mercado y si no lo han negociado con sus adversarios, menos lo harán con el recién estrenado Gobierno… FIERRITOS EN LA LUMBRE… Y como no hay plazo que no se cumpla, ni deuda que no se pague en abonos chiquitos, a partir del jueves de esta semana ha empezado la cuenta regresiva para los más de cuarenta delegados federales que despachan en Sonora. De acuerdo a Jorge Taddei Bringas, es un hecho que todos aquellos personajes que ahora ostentan una delegación federal tendrán que dejar el cargo, de un momento a otro. Lo que no dijo es que en estos menesteres podría haber algunas sorpresas como la que nos acaban de dar con la designación de César Bleizeffer Vega, quien a partir del jueves anterior despacha como delegado de la Profeco, en substitución de Rolando Gutiérrez Coronado. La sorpresa es por aquello de que el exalcalde de Huatabampo es un panista de corazón, lo que desde luego no demerita en nada sus capacidades para ejercer con responsabilidad tan importante encomienda, dada su vasta experiencia en asuntos de la res pública, ora como exalcalde y exsubsecretario de Gobierno en la época de Guillermo Padrés al frente del Gobierno del Estado.

Otra delegación que cambia de estafeta es la correspondiente a la Procuraduría General de la República en donde sale el beltronista Darío Figueroa y entra al relevo Pavel Humberto Núñez Moreno, joven de apenas 33 años de edad, doctor en derecho y egresado de la Unison.

Otra designación registrada este fin de semana fue la de David Anaya Cooley quien llega a ocupar el cargo que dejara vacante el ‘Conito’, García Morales, en la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, mismo que salió casi a la par del exfiscal estatal, Rodolfo Montes de Oca…

Sugerencias y comentarios; [email protected]

Comentarios