Opinión

+  Priistas disidentes, pedirán castigo y expulsión de Peña Nieto y “ pandilla” que lo llevaron a la debacle+ Fija segunda postura la PESP en torno al caso Alexis y promete dar con los agentes para llevarlos ante el MP

Columna de Hierro

por Sergio Ibarra

No se trata de los chavos esos que aparecen todos los días  a nivel nacional exigiendo que las “ bases” , esas que únicamente han existido en el papel del PRI, pero nunca en los hechos, retomen el partido, porque el partido es de ellos, los jóvenes que desde hoy se proponen ir al rescate del mismo en un discurso que a leguas se lee que les fue impuesto desde las  oficinas centrales del mismo, en Insurgentes, esquina con los Pinos.

No.

Tampoco se trata de la “ disidencia” esa unánime que casi puso de cabeza al PRI cuando encabezados por Ivone Ortega, la ex gobernadora de Yucatán le dijo a la dirigencia nacional y al mismo Peña Nieto que ellos no permitirían el “ dedazo”, para designar a alguien que no fuera de su agrado como candidato del PRI a la presidencia de la república y se doblaron ante el embeleso del discurso de José Antonio Meade.

Y mucho menos se trata de algún grupo que venga por posiciones o candidaturas cuando las elecciones ya se efectuaron.

A menos, claro, que vengan por los escombros que  dejó el Tsunami llamado Andrés en el PRI y que a partir de éste pasado miércoles ya recibió su constancia  como presidente electo de México, pero que desde el domingo primero de julio empezó a caminar, hablar y funcionar como pato.

Yo más creo que se trata de un grupo de personas cuya intención no es otra que la de sentar un precedente en la vida política de México y del PRI, para que en lo sucesivo nadie más se adueñe del partido y haga con él lo que le venga en gana, como utilizarlo como agencia de colocaciones que ha sido el uso constante que se le ha dado, por ejemplo o sencillamente, utilizarlo como trampolín de lo que en un tiempo fue la casta política dominante, para lo que fuera; desde regidores, pasando por alcaldes, diputaciones, senadurías, gubernaturas y ya de perdida, un buen renumerado cargo público que dejara lo suficiente para darle vuelo a la dolche vita.

Por lo demás, pueden estar tranquilos aquellos que vieren en este grupo protestante amenaza alguna a sus intereses, porque de ahí, de “ sentar un precedente”, no pasarán.

Para empezar, el denominado Grupo Refundación, Movimiento de Reflexión y Propuesta, exigen algo que sencillamente no es dable en este lugar del universo y tierra del viejo imperio Azteca cuya solicitud y aspiraciones se parece mucho al “ Meme” que circula por estos días en las redes sociales y en donde el diputado que lee en Tribuna las demandas del grupo opositor se pitorrea de lo lindo al llegar al punto en donde se le pide a los legisladores bajarse el sueldo.

En ese preciso instante se da al traste con la solemnidad y al cabo de segundos, el recinto oficial estalla en una sonora carcajada.

Aquí nuestros ilustres integrantes del grupo que por nombre no para, piden el imposible de que el mexiquense  que en cuestión de semanas más, semanas menos estará a kilómetros luz de distancia de los mexicanos, sea llamado a cuentas para que explique, suponemos, la debacle del partido e incluso hasta piden valorar su expulsión.

Y como la inocencia no tiene tamaño y costo en este país, hasta se han dado el lujo de pedir, también, que lo mismo sean llamados a comparecer los siguientes personajes; Aurelio Nuño, quien fungió como coordinador de la fatídica campaña de Meade y le sirvió a Peña al frente de la SEP, Enrique Ochoa Reza, uno de los peores ex dirigentes del tricolor; Emilio Gamboa Patrón, César Camacho Quiroz, otro ex, de pésimo paso por el PRI, Manlio Fabio Beltrones, el sonorense que desde su llegada al PRI vio el descalabro que se venía venir para la presidencial y, ojo, piden también el que sean llamados a cuentas, dos de los hombres a los que usted y yo vimos durante la campaña de Peña Nieto, hace seis años, como quienes estarían sentados a la diestra de éste, como en efecto sucedió; Luis Videgaray Caso y Miguel Angel Osorio Chong.

 “Deben comparecer y si tienen responsabilidad, tienen que ser sometidos a los órganos de justicia partidaria para su expulsión. No aceptamos el borrón y cuenta nueva”, deja en claro en su exigencia  Marcos Everardo Mendoza Ávila, ex Diputado suplente de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México e integrante de la citada agrupación.

Y aunque no les sobra la razón cuando afirman que la derrota del PRI no es gratuita, no descubren el café con leche cuando sostienen que, “ permitimos que desde la Presidencia de la República, un grupo de amigos, cómplices, una pandilla nos llevara a la derrota más estrepitosa en toda la historia del PRI”.

Pero eso no sorprende  a nadie, eso fue la constante en el partido fundado por Calles y puesto al punto de la extinción por quienes se pensaba que habían de rescatarlo después de las dos derrotas consecutivas que les hubo impuesto el PAN a través de Fox y Felipe Calderón.

Por el contrario, en vez de aprender la lección se especializaron en el arte del saqueo, la depredación y en el desprecio a esas bases que ahora exigen ilusamente llevarlos a la hoguera para que respondan por sus acciones.

FIERRITOS EN LA LUMBRE…La Policía Estatal de Seguridad Pública ( PESP ) la que depende directamente del Secretario de Seguridad Pública Estatal, Adolfo García Morales, cambió diametralmente su discurso en torno al caso del joven operador del Uber en Cajeme, Alexis Rivera.

Del tono aquel casi festivo con el que don Adolfo salió a felicitar --- fuera de lugar, por cierto, digno de una mejor causa que lo lleva a uno a pensar o que de veras lo chamaquearon contándole una de vaqueros, haciéndole creer que esa noche de llanto y luto para una familia obregonense, sus “ muchachos” se habían batido con los mismísimos sicarios del Cartel de los Zetas los que si bien no han llegado, ya han de venir en tránsito rumbo a Sonora, merced lo fácil que resulta hacer negocios en el bajo mundo del hampa en estas tierras del yaqui --- en el boletín que se hace llegar a los medios, desapareció aquel aire triunfalista con el que un día llegó aquí a Cajeme el llamado Comisario de la corporación de marras, Samuel Rivera Gutiérrez, para afirmar con todas sus letras que, de acuerdo al informe “ homologado” rendido por su gente y la Municipal de Cajeme, todo hacía indicar que no había más que discutirle al tal informe el que, según ha trascendido, ni siquiera fue digno de haber sido leído, menos analizado, de parte de los altos mandos policiacos de Jalisco y 300 y en el que nada más les faltó agregar que Alexis perdía su tiempo como operador de taxi, cuando su futuro estaba asegurado como diestro operador de armas largas con las que “ mantuvo a raya” a corporación y media de la municipal y otro medio de centenar de estatales, cuando lo cierto es  que no le dieron la menor oportunidad de descender del auto en el que se ganaba la vida, según el dicho de sus familiares.

Y conste que no es por la presión que ejerce la opinión pública ni la evidencia que presentaron los familiares en donde se ve a un policía llevando en su manos derecha un “ cuerno” con el que supuestamente habrían cargado el auto de Alexis, mucho menos las órdenes de aprehensión dictadas en contra de los inculpados agentes de la ley que la citada dependencia muestra esta segunda postura en la  que no solo se habla de la próxima presentación de los agentes, sino que se hace saber que ya se inició de inmediato un procedimiento administrativo en contra de dichos elementos por la probable responsabilidad y se acordó por la Comisión de Servicio Profesional de Carrera, Honor y Justicia suspenderlos de sus funciones como policías.

Por cierto que, en todo el cuerpo del referido boletín no se habla del nombre de los agentes aunque eso, si, se deja en claro que esta segunda postura se origina, dicen ellos, “En virtud de los datos imprecisos e información generada por familiares de la persona que falleció en la persecución del código rojo”.

En síntesis, son tres las novedades que aporta al caso la nueva y segunda postura de la Policía Estatal según se deja ver en el  socorrido documento:

Uno, se aclara, dice el escrito, que a partir de que les notifica el MP, los agentes con anterioridad habían informado que contaban con una suspensión provisional en el juicio de amparo, Dos; los agentes siguen sin ser localizados por las autoridades, aunque se expresa la intención de dar con ellos cuando se afirma ahí mismo que, “ garantizamos  que realizaremos los despliegues necesarios para la localización de los elementos en mención” y, tres, se desliza  una ligera advertencia al momento en que se hace constar que, “Hacemos público este comunicado en virtud de las acusaciones sin fundamento de los familiares y por respeto al debido proceso y a ellos mismos, no hemos hecho público los procedimientos, pero ante tal circunstancia nos obliga a salir a fijar postura” …Sugerencias y comentarios: [email protected]

Comentarios