Opinión

+ Se llama Instituto para Devolverle al Pueblo lo robado, pero nada tiene que ver con el nuevo Robin Hood + Las Guerreras Buscadoras, haciendo la chamba de nuestras policías investigadoras

Columna de Hierro

por Sergio Ibarra

El nombrecito pareciera sacado de un cuento de Policías y Bandidos o de la clásica novela de Manuel Payno, Los Bandidos del Río Frío.

Se llama Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado.

Para acabar luego, la nueva versión de Robin Hood, pero oficializado y con licencia para lo que usted pida y mande.

De acuerdo a López Obrador –al que de seguro habrán de lloverle memes envuelto en el mítico personaje– en unos días más se estará dando a conocer la conformación del citado organismo cuyo único fin será el de redistribuir el ingreso derivado de todo lo que se confisca a la delincuencia.

En opinión del tabasqueño, en su primera parte, se podrían alcanzar a devolver unos 1500 millones de pesos.

En pocas palabras, “como quitarle un pelo a un gato”, si, como se sabe, hay algunos políticos que en cuestión de uno o dos años lograron hacerse de mulas, en un abrir y cerrar de ojos.

Bueno, con decirte que no hace mucho andaban de diputados locales y ahora ostentan millonarias fincas en donde se realizan las bodas de sus vástagos con costo de 4500 pesos por invitado.

Y no es por nada, pero siento que el tabasqueño se está quedando corto cuando habla de 1500 millones de pesos, sobre todo si, como vemos, uno solo de nuestros ilustres políticos lo tiene en una sola de sus cuentas.

Y de gandallas y ganones de esta estirpe está lleno el escenario nacional.

Como botón de muestra, ahí te van tan solo dos, Javier Duarte de Ochoa, el exgobernador de Veracruz y el otro Duarte, exgobernador de Chihuahua el que todavía sigue a salto de mata cual vil trotamundos en busca de que al pueblo se le olviden sus atracos.

Por el mismo tenor andan alcaldes y exfuncionarios públicos los que aquí entre nos, tendrían para recuperar al PRI –al menos en lo que hace a lo económico– y de ser el alicaído instituto que ahora es, convertirlo en el más acaudalado de los partidos políticos.

En donde, desde luego, el tarrayazo resultaría de mayúsculas proporciones es por rumbos del crimen organizado en donde, como cita el propio Ejecutivo Federal, se les han confiscado grandes y valiosas residencias que, al venderse, al lado de importantes flotillas de autos y aeronaves, se pondrán al servicio de los que menos tienen, y en algunas ocasiones, esos dineros se irían directamente a las arcas de los ayuntamientos más pobres del país.

Por lo pronto y en tanto se formaliza el Instituto Roobin Hood, ya han sido subastadas las flotillas de súper autos que en un tiempo estuvieron al servicio del desaparecido Estado Mayor Presidencial, con tal éxito, por cierto, que se logró vender más del 90 por ciento de estas unidades.

Por cierto que, si usted es de los que tienen el “cochinito” a medio llenar, en un descuido y puede ser el próximo dueño de dos joyas automotrices que en años pasados fueron obsequiados por el Rey de Jordania al entonces presidente Peña Nieto, mismos que se hallaban “perdidos” y nadie sabía de su existencia.

El hecho es que, ya fueron localizados y en cuestión de días más, serán puestos a disposición del SAT para que a su vez, sean puestos a la venta en la próxima subasta que en esta ocasión tendrá lugar en Los Pinos, la exresidencia oficial.

FIERRITOS EN LA LUMBRE…

Independientemente del reconocimiento que se han ganado a pulso las llamadas ‘Guerreras Buscadoras’, el grupo de señoras que se han dado a la tarea de buscar a sus desaparecidos y que hasta el momento han hecho, con sus hallazgos, el que Sonora ocupe el segundo lugar a nivel nacional en fosas clandestinas, más allá de esto, hay otro vergonzoso asunto que exhibe a nuestros cuerpos policiacos como los más incompetentes en materia de investigación y búsqueda.

Sobre todo, si, como se sabe, existen policías investigadores a los que, hoy se sabe, se les sigue pagando sin que desquiten en lo más mínimo el sueldo que reciben.

Al menos eso es que lo dicen los indicadores.

Guerreras Buscadoras; 35 cuerpos, tan solo en el área conurbada y rural del Valle del Yaqui.

Policías investigadoras, -concretamente la PEI, Policía Estatal Investigadora; 0 personas localizadas.

De ese tamaño el ridículo que han venido haciendo nuestros cuerpos policiacos…

Sugerencias y comentarios; premiereditores@hotmail.com

  

Comentarios