Columna de Hierro

+ Por darse a conocer los primeros implicados en el saqueo a Sonora; se integran los primeros expedientes

por

/x

Para aquellos que habían venido pensando que la creación de la Fiscalía Especializada en hechos de corrupción era una llamarada de petate que terminaría como los mamotretos policiacos que cada tres años se estrenan con la llegada de cada administración municipal y que finalmente terminan sirviendo para maldita la cosa, aquí este dato que confirma la seriedad y los rápidos resultados que está ofreciendo el organismo a cargo de Odracir Espinoza y en el que trabajan más de ochenta personas.

A 16 días de su creación, la instancia en mención ha integrado 30 expedientes que ya han sido radicados en algunos juzgados de la capital del estado lo que ya traducido quiere decir que ya hay, por lo menos 30 exfuncionarios del régimen anterior, en Capilla.

En pocas palabras, -- como lo dijo en su toma de posesión la gobernadora Claudia Pavlovich ---  aquellos que estaban pensando en que se la iban a pasar cachetonamente, después de lo robado, que se olviden, porque vamos por ellos.

Y la mejor muestra de que las cosas vienen en serio y forma es que estos expedientes de que hace mención la fiscalía, se integraron a través de denuncias ciudadanas en las que intervinieron además de las contralorías estatal y municipales, el Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización y fuentes originarias de las procuradurías del Estado y de la República y, ojo, en las que interviene un cuerpo integrado de gente muy profesional, de alta calidad moral, legal y muy comprometidos con este proyecto que tiene como meta el devolverle a Sonora la confianza en sus instituciones y de paso el de meter al bote a algunitos de los integrantes de la banda del carro azul que recién acaba de dejar las instalaciones de Palacio de Gobierno.

Y, todavía, por si quedara alguna duda de las buenas intenciones del organismo en cuestión, según Salvador Ávila, vocero de la fiscalía, dijo que en los próximos días se estará dando a conocer información específica de uno de los expedientes que tiene un grado avanzado de investigación para que los ciudadanos tengan la certeza de que habrá una sanción a quienes han traicionado la confianza de los sonorenses...Tú no estás para saberlo lector, pero, una vez dicho lo anterior, el juego de moda entre los sonorenses consiste en atinar o dar con el nombre del ex personaje político que en menos de quince días estará sentado en el banquillo de los acusados, respondiendo por los latrocinios cometidos hacia el interior de la dependencia a su cargo.

Y como tampoco mi pecho es bodega – por más que sospecho que reúne todas las características – y si de la víspera se saca el día, todo parece indicar que son tres los candidatos a ocupar tan honroso cargo y con rumbo al patíbulo; el primero de ellos, el exsecretario general de gobierno, Roberto Romero López el que para más señas, no se despega de su amparo, miso que promovió apenas horas después de dejado el cargo; el segundo es Jorge Morales, a quien Padrés elevó a rango de Secretaría la dependencia que de siempre fue la Dirección de Comunicación Social y sobre quien pesa la sospecha de haber desviado algunos millones de pesos por rumbos de la  televisora propiedad de gobierno del Estado, Telemax, a cargo, ahora de Daniel Hidalgo Hurtado, según lo denunciado en días pasados por funcionarios del gobierno estatal, mientras que en tercer lugar aparece el productor agrícola y extitular de la Sagarpa estatal, Héctor Ortiz Ciscomani, cuya habilidad en el desvío de miles de millones de pesos, a beneficio de los suyos y algunos otros cuatachos, quedó más que de manifiesto en los últimos seis años…FIERRITOS EN LA LUMBRE…De regreso a la actualidad, en donde el actual procurador del Estado tendrá que aplicarse, es por rumbos de la agencia del Ministerio Público especializada en Robo de Autos en donde acaba de darse un hecho propio de Ripley; ocurre que al señor Francisco Quiroz López, le pasa un hecho por demás fuera de serie; resulta que tras varios días de andar buscando su carro, un Chrysler Plymount, modelo 99, que le habían robado días antes, lo localiza, con todo y el nuevo “propietario”, un señor de nombre Alonso Díaz Hernández el que hábilmente logró cambiar la serie original del vehículo y tras exhaustiva investigación del único perito que existe en la procuraduría en todo el estado, el agente del Ministerio Publico Gilberto Ramírez termina entregando la unidad ni más ni menos que a quien aparece como el ladrón del mismo.

Aunque usted, no lo crea!...De todas maneras, que tengas el mejor de los viernes, lector y un mejor fin de semana. Sugerencias y comentarios; premiereditores@hotmail.com

Comentarios