Rumbos

Se confirman nombramientos estatales en Cajeme

por

/x

HASTA EL DOMINGO EN LA NOCHE lo más relevante a nivel nacional había sido las supuestas heridas sufridas por JOAQUÍN (El Chapo) GUZMÁN LOERA, en un rancho, ubicado en las proximidades de Cosalá, un poblado que hace cuatro años tenía alrededor de 17 mil habitantes y ahora apenas llega a los 11 mil.

Agencias noticiosas de México retomaron una información publicada por la prensa norteamericana.

¿De dónde obtuvieron los reporteros gringos la información?

Es obvio: de funcionarios de la DEA o de la Agencia Nacional de Seguridad.

Pero fue una información ambigua. Sin datos explicativos.

En realidad, el meollo del asunto es que fue el Gobierno de Estados Unidos a través de sus agencias de seguridad, las que pasaron la información al cuerpo elite de la Marina mexicana.

Al parecer, interceptaron una llamada telefónica que permitió ubicar el rancho en que se encontraba el capo.

Se presume que llegaron hasta allá, en helicópteros.

Se presume que pudo haber disparos.

Lo que parece haber quedado claro es que Guzmán logró evadir el cerco.

¿Iba herido?

La escueta información de la prensa norteamericana indica que no hubo un enfrentamiento directo con el capo.

Luego entonces, se infiere que las heridas en una pierna y en la cara pudo habérselas hecho en lo precitado de la fuga.

En concreto: logró perderse en lo intrincado de la sierra Madre Occidental, justamente en la zona donde es más espesa la vegetación, en las colindancias entre Sinaloa y Durango.

Otra nota más o menos interesante, fue la de la pronta recuperación del exgobernador de Colima FERNANDO MORENO PEÑA.

Bueno, recuperado, lo que se llama recuperado, pues no. estará todavía otros 15 días en su casa, pero desde allí ya podrá reanudar sus actividades profesionales por teléfono.

Ayer mismo un comunicador de gran audiencia nacional, mostraba su asombro por la forma tan rápida en que este político salió de este trance.

Fueron cuatro impactos de bala los que recibió. Uno en cada brazo, otro en el cuello y otro más en un costado.

El del cuello, probablemente el más peligroso, rozó la vena aorta.

De haber impactado en ese órgano, su muerte hubiese sido inevitable, según dicen los médicos.

No fue así y ahora lo cuidan policías estatales, municipales, federales y militares.

¿Qué va a pasar?

He ahí la cuestión.

Porque, verá usted, se trata de un caso cuya asignatura sigue pendiente pues no se han capturado a los dos sicarios que se presentaron en el restaurant donde Moreno Peña comía en compañía de otra persona.

Eran dos tipos pero solo uno disparó.

Lo de Moreno llama la atención porque la agresión tiene las características de una ejecución al estilo del crimen organizado.

En Colima algunos colegas de la prensa local, se preguntan si este atentado quedará en la impunidad como el asesinato de otro ex-Gobernador, SILVERIO CAVAZOS.

Vaya usted a saber.

Otro caso que fue nota este pasado fin de semana, fue el ataque armado a un restaurant distante unos cuantos metros de donde se encontraba cenando con su esposa, el gobernador electo de Guerrero, HÉCTOR ASTUDILLO.

Aquí también la información es confusa, pues se dice que dos colaboradores del Gobernador Electo resultaron con lesiones.

Lo que pudo ser nota no lo fue porque el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, MIGUEL ANGEL MANCERA, no quiso hacer alusión al suceso, fue el cadáver que amaneció colgado de un  puente, en la frontera entre el Distrito Federal y el Estado de México, con una leyenda en la que advertían al Jefe de Gobierno que no se metiera con ellos, que venían por la plaza.

Ciertamente, a Mancera se le acabó el rico filón mediático que le significaba que la ciudad capital del país, no tenían acceso los cárteles de la droga.

Es evidente que esto se acabó y que el D.F. es hoy una plaza en disputa por varios grupos del crimen organizado.

A ver qué pasa.

La última nota de fin de semana que publicó la prensa este lunes, se origina en Sonora.

Y no es un asunto menor, créame.

Usted seguramente ya está enterado o enterada: el secretario de Seguridad Pública Estatal, ADOLFO GARCÍA MORALES, denunció el desgarriate que encontró en esa dependencia.

Rescato un párrafo de la nota informativa: “Desorganización, falta de ética y dispersión en el manejo de los recursos públicos, alrededor de 300 empleados sin asignación específica, así como un quebranto financiero de 75 millones de pesos y un déficit presupuestal para este año por 294.75 millones de pesos, es lo que se encontró en la Secretaría Estatal de Seguridad Pública”.

¡Gulp!

Lo que sigue no fue nota.

De hecho, solo una columna de Hermosillo lo publicó ayer.

Yo no había leído al colega capitalino. En realidad, me enteré ayer porque me llamó por teléfono ANTONIO ASTIAZARÁN GUTIÉRREZ, supongo que desde la Ciudad de México.

Toño fue nombrado por el titular de SEDESOL, JOSÉ ANTONIO MEADE, Coordinador de las dependencias descentralizadas que dependen de esa Secretaría.

Son ocho las dependencias, entre ellas, La Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI); Liconsa, Diconsa, etcétera, etcétera.

Es posible que en esta designación haya tenido qué ver el secretario de Gobernación, MIGUEL ANGEL OSORIO CHONG, cuyo afecto por el guaymense no es un secreto para nadie en el mundo de la política.

Por otra parte, entre Astiazarán y JOSÉ ANTONIO MEADE, existe un vínculo muy afectuoso desde los tiempos en que Toño era Diputado Federal para el periodo legislativo 2003-2006, y Meade era el Director General de Financiera Rural.

En ese tiempo se dio la relación entre ellos, sobre todo porque AAG, era el coordinador de los diputados priistas en Sonora y con ese estatus acercó a Meade a los Diputados Federales que Toño conocía muy bien.

Es la magia de las relaciones políticas.

Aquí se aplica muy requetebién aquello de que lo que siembres, cosecharás.

Más claro ni el agua, ¿verdad?

Total, ya veremos que nos depara la semana que está en curso. Ya veremos.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

¡OH, LA LÁ! POR FIN, AYER tomó posesión como Jefe de Regulación Sanitaria en esta región, el Dr. FERNANDO GUTIÉRREZ FRAIJO…

Poco a poco, sin prisas, se van acomodando las calabazas de la famosa carreta del cuento, ya sabe usted…

En esa area de salud, ya labora desde hace varios días el Dr. ANTONIO ALVIDREZ LABRADO, como titular de la Jurisdicción Sanitaria, y ya están en la Policlínica del ISSSTESON, los médicos ALEJANDRO VILLEGAS ORRANTÍA y RENÉ SOTO REYNA…

Ahí van las cosas…

Y HABLANDO DE OTRAS COSAS, siempre me resulta particularmente grato caer en sábado por la mañana por rumbos del Café Bibí, de Ciudad Obregón…

Por ejemplo, este sábado anterior ANDRÉS SALAS SÁNCHEZ, Secretario del Ayuntamiento de Quiriego, y el columnista, nos fuimos al Bibi a desayunar…

Eran las 8:30 horas y los parroquianos habituales de los sábados, apenas iban llegando…

Infaltable en su mesa del rincón noroeste del salón de la derecha, CARLOS AMAYA RIVERA, orador incendiario en los años ochenta, cuando el PAN apenas empezaba a cobrar forma en Cajeme…

Luego, el saludo a otra huésped de ese grupo, ELVA DELGADO, mi amiga desde la segunda mitad de los sesenta…

Y el joven del grupo, JOAQUÍN ARMENDARÍZ, regidor de la Comuna cajemense…

Gente buena, que ha vivido una vida plena de luchas y de éxitos, con sus altas y sus bajas…

¡Larga vida para ellos!...

Y POR ÚLTIMO, EL GUSTO grande de compartir media tarde de este lunes, con mi dilecto amigo, el Ing. LUIS RAFAEL RENERO AMPARÁN…

Vino a Cajeme a visitar a su cuñado Salvador, que se encuentra recuperándose de un quebranto de salud…

Es todo.

Le abrazo.

mrivas@tribuna.com.mx

Comentarios