De Primera Mano

No todos le cumplirán a la Gobernadora Pavlovich

por

/x

NO CABE LA MENOR de las dudas de que Claudia Pavlovich Arellano, como gobernadora de Sonora, buscará siempre en los hechos la congruencia, la honestidad y la eficacia a efecto de alcanzar un propósito esencial: Que los sonorenses se convenzan de que su proyecto de gobierno es lo mejor que le puede suceder al Estado en esta hora.

Ella tiene con qué alcanzar ese propósito. Sobre todo ha probado tener sensibilidad. Ésta sólo se obtiene cuando se ha estado en contacto con la gente, cuando se ha sentido el dolor de quien menos tiene, del más vulnerable. No en vano, a 43 días de haber arrancado su sexenio, ya se nota una gran diferencia en el trato y resultados ante los problemas tanto emergentes como urgentes que se han presentado. La capacidad de gestión, salta a la vista. La Federación ha comenzado a extender su mano de apoyo a la mandataria sonorense.

Sin embargo, es difícil trabajar contra las inercias. Y la gobernadora Pavlovich no escapa a esos ‘imponderables’. Entre éstos, está la presencia de personas que han hecho valer su derecho a recomendar amigos en los diferentes cargos de importancia del nuevo gobierno, pero en ocasiones lucen insaciables.

Claudia tiene que luchar contra los panistas que a pesar de haber sido derrotados el pasado siete de junio, se aferran al cheque presupuestal, simple y sencillamente porque se impusieron a él en los pasados seis años. No sólo eso, se dieron y se dan el lujo de despotricar contra la gobernadora, pero no quieren soltar el hueso. En la Secretaría de Salud, en la Secretaría de Educación y en la Secretaría de Seguridad Pública, hay decenas de esos ejemplos.

Pues nada más y nada menos, cerca de 700 plazas a filopanistas fueron entregadas antes del pasado 13 de septiembre en la Secretaría de Salud, pleno acuerdo con el dirigente sindical de la Sección 43 del Sindicato, Mario Villalobos García, y el ahora ex titular del ramo, Bernardo Campillo. Pero además, una ‘mafia’ de médicos presupuestívoros se ha abrazado de la nómina oficial en estas fechas, convencidos de que ‘sus derechos recobraron su vigencia’.

En la SEC, designaron a un amigo personal y director de licitaciones en la Contraloría del ‘padresismo’, de nombre Fernando Herrera Saldate, en el OCDA.

Como esos hay múltiples ejemplos de personas que tienen la gran probabilidad de seguir en el gobierno pero para ponerle piedras en el camino al proyecto de la gobernadora Pavlovich. Difícilmente caminarán al mismo ritmo de un presente que pretende ser muy diferente.

 

EN AGUA de Hermosillo, también hay quien ‘está metiendo goles’ a la Administración Municipal de Manuel Ignacio ‘Maloro’ Acosta… En comercialización de ese Organismo se ha adherido como lapa a su puesto un tipo de nombre Moisés Navarro, que en la pasada administración municipal de Alejandro López Caballero era un eficaz conducto de palacio con los contratistas locales… Hoy se mantiene en su cargo y presume que así continuará “porque trabaja con Iván Noriega, un contratista que está cerca de Maloro”… Difícil creerlo, sobre todo en un momento en que el alcalde Acosta busca también esa credibilidad ciudadana en su administración.

EL SÁBADO por la noche estaba instalado un retén policíaco en San Pedro El Saucito… Varios automovilistas fueron víctimas del mal llamado ‘concepto recaudatorio’… También se convencieron de que el anuncio en el sentido de que dichos retenes serían transformados en ‘filtros’, aún no es algo cierto.

AYER SE LLEVÓ a cabo una carrera de ciclistas, en abierta competencia deportiva, en un recorrido de Sonoyta a Puerto Peñasco… Se calculó la presencia de unos mil ciclistas y se destacó la presencia de competidores de los Estados Unidos… No hubo ninguna representación de la Comisión del Deporte del Estado de Sonora (CODESON) a cargo de un tal Enríquez… Inclusive, los organizadores ofrecieron una disculpa por esa falta de presencia de una autoridad estatal… Por eso se dice… No todos han entendido la nueva forma de gobierno de Claudia Pavlovich.

 

 

Comentarios