Rumbos

Serán en Pueblo Yaqui los festejos por el reparto Agrario en este mes

por

/x

POCAS VECES TAN AFORTUNADO en sus juicios periodísticos. Pocas veces tan lúcido como en su artículo de ayer.

Y naturalmente: coincido con él en todas sus apreciaciones.

Me refiero a CARLOS LORET DE MOLA y su análisis sobre el perfil psicosociológico y político de JAIME RODRÍGUEZ CALDERÓN, El Bronco, y ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, El Peje.

Pues sí: se parecen mucho. Como dos gotas de agua.

Quizás no en lo físico pero si en sus actitudes, en sus desplantes, en sus obsesiones pero también en sus orígenes políticos y en los intereses obscuros a los que evidentemente están aliados.

Loret no lo dijo, pero también se parecen en que cada uno tiene un trauma psicológico que los lleva al borde del melodrama.

Ellos no van a vivir en la residencia oficial. Quieren vivir con modestia, El Bronco tal vez en una casa de clase media y El Peje en la azotea de Palacio Nacional.

¿Ya lo dijo alguna vez, no se acuerda usted?

Pero no llegó a la presidencia y los medios le echaron tierra al tema.

Lo de El Bronco está fresquecito en la memoria de la gente.

De hecho, está más que actualizado pues ayer casi superó en desplantes populistas a su contraparte de MORENA: mandó poner cadenas en las puertas de la Casa de gobierno. Con tamaños candadotes.

¿Para qué?

Pues disque para ahorrarse un poco más de 400 mil pesos al mes.

Cuando me enteré de esta nueva “hazaña” de El Bronco, recordé el artículo de Loret que recién había leído sobre los dos presumibles candidatos presidenciales en el 2018.

¡Cómo se parecen estos tipos!

Desde luego, Loret defiende lo suyo. Se defiende a sí mismo y de paso, a la empresa para la que trabaja, lo cual es perfectamente válido y comprensible.

Todos, en algún momento de la vida, salimos a defender nuestra fuente de trabajo. Si no lo hacemos nosotros, los que trabajamos en la empresa, ¿quién diablos lo va a hacer?

Loret defiende a Televisa y hace bien, equivocado o no.

Le jala la cobija al El Bronco. Le dice que no es independiente porque pertenece a un grupo de medios muy relevante del Norte.

Que sirve a los intereses de grupos acaudalados aunque no da nombres.

En algún momento, el comunicador parece dar un poco de luz: él—Loret—tiene una relación de trabajo con su televisora; El Bronco, tiene una relación de odio con la suya.

¿Cuál podría ser “la suya”?

¿Tv Azteca?

Quién sabe.

Alude a una entrevista que Loret le hizo a El Bronco. Y si no entendí mal, hace referencia a otra entrevista que en alguna ocasión le habría hecho a El Peje.

Supone o alguien le dijo, que ambos habrían dicho algo como esto:

“Lo doblamos”.

Particularmente, creo que en este caso los tres tienen algo de razón.

El Peje, siendo jefe de gobierno del Distrito Federal, hizo alianza económica y política con CARLOS SLIM HELÚ. A los millones de Slim se debe la rehabilitación de cientos de edificios de la Zona Rosa de la Ciudad de México.

Mucho se habló, hace años, del respaldo financiero de un grupo de empresarios a la primera campaña presidencial de El Peje.

Por otra parte, Loret acusa a El Peje de llevar 15 años viviendo de los impuestos del pueblo, ya como dirigente de partidos políticos, ya como funcionario público o gobernante de la Ciudad Capital.

Este señalamiento puede ser muy discutible, ciertamente.

Pero, bueno, se vale.

A El Bronco, le tunde duro. Le recuerda su pasado priista. Lo califica de la peor manera y me parece que, de los dos, es el Gobernador de Nuevo León el que se lleva la peor parte.

¿Y Loret?

Hace lo suyo, es periodista.

Ahora mismo el todavía joven conductor de Primero Noticias, se encuentra en medio de la cofradía más poderosa de comunicadores del país. Unos son de Televisa. Otros de televisoras por cable.

Todos, unidos a JOAQUÍN LÓPEZ-DÓRIGA, a quien Loret no ha salido a defender en sus artículos.

A mí se me ocurre pensar que la razón es que Loret es un comunicador honesto.

Usted recordará que cuando un medio impreso nacional publicó una lista de los principales periodistas beneficiarios de pago de la Presidencia de la República, a finales del sexenio de FELIPE CALDERÓN, el único de los “grandes” comunicadores que no apareció en la lista, fue Loret.

Las cosas como son.

Nadie ha puesto en tela de duda su honradez profesional. Nadie lo ha acusado de nada. De hecho, en sus artículos muestra de qué está hecho.

Uno puede no estar de acuerdo con él en muchos de sus escritos, pero no se puede dudar de su autenticidad.

Genéticamente, es un anti-priista.

Pero en su caso, hay motivos que le justifican. Su abuelo, don CARLOS LORET DE MOLA, que fue Gobernador de Yucatán por el PRI, fue hostigado y perseguido por el entonces presidente LUIS ECHEVERRÍA, quien le mandó alborotar a los estudiantes universitarios para que obligaran al Gobernador a renunciar.

En su libro “Los últimos 91 días”, el abuelo de Loret revela que en plena ebullición estudiantil en Mérida, el presidente Echeverría le habló por teléfono al Comandante de la Zona Militar de Yucatán.

Sécamente, le habría preguntado al militar:

--¿Ya sacaron los muchachos a ese?

Se refería “sacarlo de palacio”.

Así se las gastaba don Luis. Así se la hizo en Sonora a CARLOS ARMANDO BIÉBRICH.

Loret, pues, detesta al PRI. Pero lo he percibido esforzándose por ser ecuánime en su trabajo, objetivo.

Sobre todo ahora que se le menciona con frecuencia como el posible sucesor de López-Dóriga, lo que a los miembros de la cofradía dorada, no les gusta pero si ni si quiera así de tantito.

Me fui de paso, creo.

Pero sí: tiene razón el comunicador televisivo: Bronco y Peje empiezan a parecerse horrores.

Como dos gotas de agua.

Lo malo para ambos, es que ninguno podrá ser presidente de la República.

Como en la emblemática caricatura de ROGELIO NARANJO, cuando ROBERTO MADRAZO y BEATRIZ PAREDES se disputaban la presidencia nacional del PRI, aquí también cabría el dibujo imborrable: una enorme boa de dos cabezas mostrándose mutuamente sus grandes bocas y exclamándose amenazadoramente al mismo tiempo: “¡Muere, canalla!”.

Así veo en el 2018 a El Peje y a El Bronco.

Tiempo al tiempo.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

¡AH, QUE LAS HILACHAS! Me comentan que muchas personas han dejado de visitar la región de Yécora…

Que ya no es como antes, cuando los enamorados de las montañas de Yécora, emprendíamos el viaje cada 15 días o simplemente cuando se nos pegaba la gana…

Un cajemense me platicaba una historia que lo ejemplifica todo: en una ocasión una familia fue asaltada en el camino, cerca de un retén militar…

Antes de llegar a la revisión oficial, se toparon con otro retén, pero de sicarios. Los dejaron sin dinero, sin sus pertenencias más valiosas. Solo les dejaron el carro…El grupo armando se retiró y los miembros de la familia, siguiendo sus instrucciones, lo hizo quince minutos después…Cuando llegaron a Yécora, vieron la camioneta en la que se desplazaban los asaltantes por fuera de las instalaciones de la policía local…

Aterrados, se regresaron de inmediato a Cajeme…

Lástima por Yécora, y lástima por nosotros…

Al costo…

Y POR ÚLTIMO, ESTE FIN de semana andará por el Valle del Yaqui RODOLFO JORDÁN VILLALOBOS, Secretario General de la CNC en Sonora, para reunirse con cenecistas en Pueblo Yaqui…Analizarán los detalles para la celebración de un aniversario más del reparto de tierras, a finales de octubre que se llevará a cabo precisamente en ese poblado, y a cuyos festejos asistirá el líder nacional de la campirana MANUEL COTA…

Es todo.

Le abrazo.

mrivas@tribuna.com.mx

Comentarios