Rumbos

Nogales: la revelación escandalosa de Cuauhtémoc Galindo

por

/x

CIERRA LA SEMANA CON BUENAS y no tan buenas noticias para Sonora. De las buenas, como ya se dijo en los Rumbos de ayer, es que la mayoría de los alcaldes no se están durmiendo en sus laureles y están trabajando hasta con las uñas.

En algunos casos, incluso, están hurgando en el pasado reciente.

Y aunque se dice que no todo está podrido en Dinamarca, en Sonora algo huele muy mal.

La Fiscalía Anti-Corrupción en Sonora, apenas está levantando la piel de este monstruo que tanto daño ha hecho al patrimonio de Sonora.

Diríase que es la punta del iceberg y que lo peor está por venir.

Tiempo al tiempo.

Lo cierto es que en esta semana se precipitaron las comparecencias de ex-funcionarios estatales, cada vez de mayor rango, pero sin que hasta ahora se tenga información precisa y demostrable.

Desde luego, las evidencias son palpables, se dice, pero falta algún tiempo largo qué recorrer para que se puedan fincar responsabilidades.

Ciertamente, hay un ambiente de expectación. Es como si estuviésemos en un aletargamiento donde todo está por pasar pero nadie sabe cuando.

Empero, hay algo más que está emergiendo.

En algunos municipios las nuevas autoridades municipales ya les están poniendo nombres y apellidos a los ex-funcionarios señalados como presuntos responsables de desvíos de recursos públicos y otros ilícitos.

Tampoco en estos casos hay nada concreto.

En Guaymas, el ex-contralor, de raíces panistas pero funcionario de una administración priísta, HÉCTOR HERNÁNDEZ GARCÍA, afirmó que los citatorios ya no pueden prosperar porque se venció el plazo para ello.

A juzgar por sus propias declaraciones, se trata de un tecnicismo legal que podría evitar la comparecencia.

Y esto, señor mío, puede ser todo lo legal que se quiera, pero resulta inmoral y anti-ético aferrarse a ello para no acudir a rendir cuentas.

Y no sólo esto.

En realidad, se antoja un contrasentido viniendo de alguien que, como Héctor Hernández, se asumió como la espada de la justicia en la anterior administración.

Actitud en la que muchos no creyeron pues era evidente que a este guaymense lo animaba un deseo de venganza contra alguno de sus antiguos correligionarios de partido.

Las cosas como son.

Tengo, para mí, que lo más apropiado que podría hacerse, es dejar de lado los tecnicismos legales.

Total, el que nada debe, nada teme.

Nadie tiene la menor idea de qué va a pasar en Guaymas. A lo mejor se trata de simples rumores, de especulaciones, de ganas de jorobar a los que perdieron en las elecciones pasadas.

Y en una de esas, de cobrarle facturas vengativas al propio Héctor Hernández, que se ensañó contra algunos panistas durante su paso por la Contraloría municipal guaymense.

Quién sabe. El ambiente está muy enrarecido.

Por otra parte, en esta semana estalló el escándalo de un asunto del que ya se sabía algo mediante los rumores de rigor.

Me refiero al saqueo que dice el alcalde panista CUAUHTÉMOC GALINDO DELGADO, encontró en la Administración Municipal de Nogales.

Usted seguramente leyó los comunicados que ayer llegaron a los medios sobre las declaraciones que hizo en Hermosillo el alcalde nogalense Galindo Delgado.

La denuncia es gravísima, pues habla de un desfalco de mil 300 millones de pesos que para la dimensión del Ayuntamiento de Nogales, es algo que rebasa cualquier expectativa de solución.

No cabe duda: mal y de malas algunos ayuntamientos.

Galindo reveló que el ex-alcalde RAMÓN GUZMÁN, ha sido citado a comparecer y no ha acudido.

Pinta mal este asunto.

Especialmente si recordamos aquella versión según la cual unas horas antes de que concluyese su periodo, Guzmán llegó a su oficina, luego de haber asistido a la toma de posesión de CLAUDIA PAVLOVICH en Hermosillo, y mandó llamar a su presencia al tesorero.

La secretaria le informó que el funcionario no había ido a trabajar.

Se rumoró que se fue del País y dejó la víbora chillando con una danza de 60 millones de pesos que estaban etiquetados por lo que dejó al munícipe en una precaria situación.

Tal vez por esto es que Ramón Guzmán no quiere asistir a las comparecencias.

Tal vez.

Total, cierra la semana con buenas y malas noticias.

De entre las optimistas, puede usted anotar la sacudida que ERNESTO DE LUCAS HOPKINS, secretario de Educación y Cultura, le está dando a la burocracia de esa dependencia.

Entrón como es, claridoso en la denuncia, con ideas grandes, audaces, El Pato de Lucas está brillando en la SEC.

Ni hablar: al César, lo que es del César.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

A PROPÓSITO DEL MENCIONADO ERNESTO DE LUCAS, ayer me lo reportaron en un desayuno con BULMARO PACHECO MORENO, en el restaurante Orange Mill, de Hermosillo…

Quiero asumir que se trató de una charla interesante entre dos políticos con diferentes perfiles y edades, pero brillantes los dos, con ideas lúcidas, con proyectos luminosos, y los dos conocedores de la problemática educativa en Sonora y del País…

Esto no tiene vuelta de hoja…

¡OH, LA LÁ! NUESTRA INVITADA número 22 en el programa Forma y Fondo, que pasa al aire TRIBUNA RADIO cada jueves en el 810 de AM, fue nada menos que la poetisa con alma rural, IRMA ARANA RODRÍGUEZ…

Y mire usted las cosas de la vida: conozco a Irma desde finales de los ochenta, caminé con ella el mismo camino durante varios años, incluso, le acompañé en los primeros impulsos a la naciente Agrupación para las Bellas Artes (APALBA), y con todo, me sorprendió con su estupenda narración, la forma cadenciosa, enfática y la claridad de ideas, que mostró en las reminiscencias que involucraron a personajes como DIEGO RIVERA, DAVID ALFARO SIQUEIROS, MARÍA FÉLIX, y tantos otros…

Lo confieso: no me lo esperaba…

Antes de iniciar el programa, le pedí que nos contara anécdotas que involucraran a su padre, el líder campesino BERNABÉ ARANA LEÓN…

Y lo hizo…

Pero curiosamente, una gran parte de las luchas políticas y agrarias de don Berna, está asociada a Irma Arana, desde que ésta andaba en los doce años…

De este periodo, ella rescata vivencias extraordinarias: cómo le impresionó aquel hombre alto, gordo, de ojos saltones y “muy comelón”, cuya presencia a simple vista parecía repulsiva, pero que al empezar a hablar, seducía a todas las personas…

Me resultó gracioso cómo ella describía de niña a Diego. “El señor gordo”, lo mencionaba para referirse al más grande pintor que ha dado México…

Naturalmente, se habló de la cultura, de los pocos avances que se han logrado, de la apatía de la gente a la lectura de libros, de los que se la han jugado con ella en esta cruzada cultural y artística, que le ha valido momentos de gran inquietud, con malquerientes gratuitos, sin dejar de resaltar sus desencuentros con gobernantes y funcionarios públicos…

Eso sí: se mostró feliz del apoyo y la empatía que ha encontrado en el alcalde FAUSTINO FÉLIX CHÁVEZ, mención especial mereció su amistad de 14 años con ELENA PONIATOWSKA…

Excelente intervención la de Irma, sin duda…

Es todo.

Le abrazo.

mrivas@tribuna.com.mx

 

Comentarios