AL DÍA

+Economía nacional recuperada +Ante dos homicidios en el Sur

por

/x

La economía mexicana se ha recuperado. Las medidas que se conjuntaron para lograr ese objetivo pueden ser un ejemplo para otras naciones interesadas en contribuir a la recuperación económica global. En México el Gobierno impulsó acciones para generar confianza y certidumbre y mejorar el clima de negocios.

El presidente Enrique Peña Nieto habló así al iniciar en Turquía la llamada Cumbre del G-20, un organismo que congrega a los líderes  de las economías más importantes del mundo. En ese contexto señaló también que el objetivo de las acciones llevadas a cabo por su Gobierno en la materia que se menciona, fue fortalecer el crecimiento económico, asegurar la estabilidad macroeconómica y consolidar finanzas públicas sanas.

Al parecer, todo eso ya se logró, pero sin que exista mucha evidencia que permita acreditar tales logros en la vida cotidiana de los mexicanos. De una u otra manera, lo cierto es que la economía sigue siendo en su conjunto un problema principalísimo en esta coyuntura nacional. No en balde, por ejemplo, nadie rebate con seriedad el hecho cierto de que en México cada vez hay más pobres, aparte de que en lo general existe la constancia de que las cuestiones económicas no son tan bienhechoras como realmente se quisiera, o como se dice en los planteamientos oficiales.

De esta manera, una cumbre como la del G-20 puede servir para muchísimos propósitos. Pero debe ser claro que el elevado nivel oficial o político de sus protagonistas, les impide aterrizar el sentido de su óptica en la problemática que aflige al grueso de la población que gobiernan. Además, las denominadas políticas macroeconómicas cayeron como anillo al dedo para postular que todo está bien…menos en la parte microeconómica.

Tal es el drama de los enfoques respectivos que se formulan en los días de hoy. La diferencia entre lo macro y lo micro se explica por sí sola. Y aplicada al orden económico en un país como el nuestro, puede ser francamente devastadora, como ciertamente lo es. El asunto resulta tan simple o complejo como quiera verse. Una economía sana es la que produce satisfactores que se reflejan sin lugar a dudas en el bienestar de la población donde está inserta.

El fin de semana se produjeron dos hechos criminales un tanto insólitos en el sur de la entidad. Navojoa y Huatabampo fueron los lugares donde se registraron esos episodios. En la Perla del Mayo un hombre asesinó a otro por celos. Y en la Tierra de los Generales una mujer mató a su exmarido en la vía pública durante horas de la noche. En ambos casos sobresale la rapidez con que las respectivas corporaciones aclararon los hechos, algo que no siempre ocurre.

Los hechos de que se habla notifican que un joven fue victimado con arma blanca la noche del sábado anterior en la navojoense colonia Tepeyac. El presunto homicida utilizó un cuchillo para degollarlo. Fue detenido por la policía en una central de autobuses cuando intentaba salir de la ciudad. Las autoridades debieron explicar ayer los motivos que causaron la muerte del joven, más allá de la global o críptica expresión de que todo fue celos.

En Huatabampo también estarían por establecerse los móviles que llevaron a que una dama se convirtiera en asesina de su exesposo, en un hecho registrado en el centro de esa población. Allí alguien reportó a la Policía que en esa parte de la ciudad una pareja discutía fuertemente. Cuando llegaron los guardianes del orden encontraron a un hombre con heridas de cuchillo en varias partes del cuerpo.

Estaba todavía con vida pero posteriormente falleció en un hospital. Si bien las rutinas existenciales en el Sur del estado ya no muestran la misma tranquilidad de antaño, cuando solían ser hasta apacibles, no por eso deja de asombrar la evidencia de los asesinatos cometidos en Navojoa y Huatabampo. En efecto, mucho ha cambiado el tono de vida que se advierte en las comarcas de esta parte de la entidad, sin que ello quiera decir, por supuesto, que se haya generalizado el desorden homicida o criminal. 

Afirmarlo de esa manera sería incurrir en una exageración que no procede. Pero es imposible no tomar nota de hechos como los descritos, los que prácticamente podría decirse ocurrieron al unísono. Con capacidad de asombro o sin ella, siempre llamará la atención el registro de dos homicidios como los relatados, cada uno con singularidades muy específicas para propiciar el interés general, como terminaron por hacerlo.

En el municipio de Benito Juárez pasó algo que bien merece ser realzado por su notable singularidad. ¿De qué se trata? Pues de la elección del nuevo regidor étnico que por lo visto se llevó a cabo sin mayores contratiempos. En un marco de esta naturaleza, el alcalde Moisés Ponce de León tomó la protesta a Ricardo Aragón Valenzuela, quien estuvo acompañado por indígenas de la Tribu Mayo.

Aragón Valenzuela se convirtió en edil étnico del municipio de Benito Juárez a partir de los usos y costumbres de la etnia sureña. También se le reconoce la trayectoria que siempre ha tenido para ayudar a los fiesteros. Veremos si la reconocible normalidad de esta designación no es alterada por una impugnación que objete la modalidad de Aragón Valenzuela como regidor étnico.

 

 

Comentarios