Columna de Hierro

+ La abominable plaga que azota a los Estados Unidos y amenaza con contaminar el mundo + Jo, jo, jo…Las descaradas afirmaciones de inocencia de Padrés ante la Comisión de Honor y Justicia del PAN nacional…Ahora que nos cuente una de vaqueros

por

/x

Mucho más allá de los problemas y el luto que traen consigo los constantes tiroteos en Los Estados Unidos, acaso uno de los países que más problemas enfrentan por el consumo de drogas y mucho más allá de los conflictos bélicos que este mismo país, --camorrista, por excelencia, a través de los tiempos—pudiera enfrentar, ha empezado a ventilarse un hecho que, dada su gravedad y grado de inconciencia, empieza a estremecer a gran parte de la comunidad internacional. Lo peor de todo es que, hasta el momento, no se ha escuchado a ningún organismo internacional, vinculado al sector social o de salud, e incluso al mismo Vaticano, decir esta boca es mía que intente poner fin a esto que, sin duda, es una de las mayores plagas, uno de los más graves agravios que pudiera enfrentar la sociedad en su conjunto y, más aún, la comunidad infantil. Esto que, a fe mía, no tiene nombre en razón de lo abominable que resulta para esos pobres inocentes que vienen al mundo, los médicos le llaman Síndrome de Abstinencia Neonatal, es decir, son los bebés que, desde que nacen, llegan al mundo con dependencia a las drogas, esas mismas a las que eran adictas sus madres durante los meses de gestación. Por desgracia, no estamos hablando de hechos aislados. De acuerdo a algunos organismos de salud internacionales que ya han conocido del asunto, los informes y las cifras son aterradores; Cada 19 minutos nace en los Estados Unidos un bebé con síndrome de abstinencia. Tan sólo en el 2013, fueron 27 mil los pobres angelitos que nacieron con dependencia a las drogas. Esta abstinencia neonatal dice el informe que se difunde a través de las redes sociales y portales informativos del mundo, hace que los niños tiemblen incesablemente , lloran sin parar, presentan cuadros de diarrea severa, estornudos y llantos profundos y repetidos que contorsionan todo el resto de sus cuerpos. Esta, que es considerada la peste del siglo XXI, hace que los niños no coman debido a que se ahogan con ella o comen compulsivamente y hace que los bebés nazcan bajos de peso y algunos hasta convulsionan. Según los expertos, por más que no se trate de un hecho nuevo, se está ante una posible epidemia, razón por la cual se han encendido las alertas por las cifras record alcanzadas en 2013 y, sobre todo, porque se presume que la tendencia irá a la alza, a sabiendas de que el territorio estadounidense, es un país de grandes consumidores de drogas. La gran alberca, como se ha dicho siempre, en donde van a parar la mayoría de las drogas comercializadas por las bandas del crimen organizado ramificadas por el mundo. El nombre de abstinencia neonatal, le viene por aquello de que, cuando se corta el cordón umbilical, -- explican los expertos--, simplemente se corta el suministro de droga, además de que el bebé elimina la droga que tenía en el cuerpo por la orina, lo que hace que se presente la llamada abstinencia….FIERRITOS EN LA LUMBRE…Y para aquellos que estaban con el pendiente de si Padrés o no, la libraría ante la Comisión Anticorrupción que encabeza el beato Luis Felipe Bravo Mena, pues, déjeme decirles que ya no hay mucho de qué preocuparse. Este, el orgullo de Cananea ya acudió ante la instancia en mención, dio su versión, les dio atole con el dedo a los integrantes de la honorable comisión que la integran y colorín colorado; el hombre está más inmaculado que las pestilentes aguas del Misi Pipi y ya no habiendo más delito que perseguir, todo mundo contento. Es decir, aquí en México, bastó una simple platica entre el ex gobernador y una de las vacas sagradas del panismo, para que se venga por tierra toda sospecha de corrupción y raterías. “Hemos platicado con él y escuchamos su versión”, dijo el ex dirigente del PAN nacional y, según éste, el de Cananea tiene una versión en la que todo lo comprueba y sostiene su inocencia”. Así de fácil. Sugerencias y comentarios; premiereditores@hotmail.com

 

Comentarios