De primera mano

¿Contralora Ciudadana? ¿… Quién es?

por

/x

Guadalupe Ruiz Durazo, quien firma como titular de la Contraloría del Gobierno de Sonora, envió apenas hace 10 días un oficio a todos los funcionarios del gabinete de Guillermo Padrés para instruirles que con base en la Ley de Transparencia, estaba estrictamente prohibido remover documentos e información que habría de utilizarse en el proceso de entrega-recepción rumbo a la toma de posesión de la nueva administración estatal el próximo 13 de septiembre.

La señora Ruiz Durazo debió haber sentido pena por ella misma y quizá comprendió el por qué existe la percepción de que es un cero a la izquierda y no solo desde fuera de gobierno, sino de adentro mismo, cuando pudo constatar que su oficio tuvo un efecto exactamente a la inversa, en una evidente falta de respeto de sus mismos compañeros de gabinete.

Y es que los funcionarios estatales procedieron a remover toda la información posible que pudiera comprometer ante el gobierno entrante, el gobierno saliente. 

Son más que evidentes las fotografías que circularon en las redes sociales donde se observan cajas con documentos que, según explicación que pretendió justificar el hecho, fueron llevadas a alguna bodega.

La buena fe de la señora Ruiz Durazo fue tirada por la borda. Es probable que ella se haya creído aquello de que era una “contralora ciudadana” y haya tomado en serio su papel. 

A estas alturas, si es una dama inteligente (que no lo dudamos, porque lo es) ya le ha caído el 20 de que solo fue una profesional de la contabilidad utilizada por un grupo en el gobierno para justificar lo imposible.

Manuel ‘Maloro’ Acosta demostró ayer congruencia y consistencia al presentar ante la opinión pública a su equipo de transición, en el que se incluye a líderes sociales, intelectuales y empresarios destacados.

Son los rostros que pondrán su capacidad y empeño en ofrecer una visión necesaria en estos tiempos para Hermosillo y los hermosillenses.

Sorprendió la presencia de Francisco Figueroa Souquet, quien firmara como secretario de Seguridad en el gobierno de Eduardo Bours, así como de ciudadanos de la oposición como el panista Jorge Armenta y quien fuera candidato de Morena a la Alcaldía, Jacobo Mendoza, por cierto, hijo del gran ‘Pepe’ Mendoza y sobrino de la actriz, Rosy Mendoza.

Ante pregunta precisa, Maloro reiteró que tal y como lo exigió la opinión pública de Hermosillo, en Cabildo se tratará el asunto relacionado con la titulación de terrenos del Vado del Río a nombre del dirigente panista, Juan Valencia.

“Vamos a regresar ese patrimonio a los ciudadanos”, precisó el presidente municipal electo.

Sin quitar el dedo del renglón, Rosa Icela Martínez impugnó el resultado reconocido por el Instituto Estatal Electoral que le dio el triunfo a la panista Carolina Lara en la pelea por la diputación local del Octavo distrito.

Si Rosy logra rescatar esa posición, habrá dos consecuencias inmediatas para el PRI: La primera es que habrá ‘carro completo’ en Hermosillo a favor del tricolor en las posiciones locales.

La segunda es que el PRI no alcanzará ninguna diputación local plurinominal, así que saque cuentas, el asunto de Rosy ha pasado al Tribunal Estatal Electoral, dominado por los priístas, de todas maneras, sea el resultado que fuere, el asunto se resolverá en definitiva en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en su sala regional de Guadalajara.

Por cierto, el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana tiene hasta el día último de este junio para definir la integración de los 33 diputados locales del Congreso del Estado, incluidos por supuesto, los 12 diputados locales plurinominales. Estos últimos serán designados por operaciones matemáticas precisas, literalmente.

Comentarios