Rumbos

Fuerte-Mayo: tierras sin agua; Yaquis: agua que mata

por

/x

Sus vidas transcurren entre sueños fallidos y un destino irremediablemente oscuro.

Generación tras generación, desde los años cincuenta del siglo pasado, los jóvenes de la zona Fuerte-Mayo han visto cómo se trunca su futuro por falta de lo necesario para la torta del mediodía en alguna escuela de enseñanza superior de Navojoa o de Huatabampo.

Pero también por 60 pesos para el camión, ida y vuelta, en los tiempos actuales.

Es decir, que por falta de 100 pesos ven cómo se les va la oportunidad de estudiar una carrera que les permita salir al mundo a competir.

Eso es lo que ha sucedido, desde hace muchas décadas, en esa región yerma, donde el agua es un tesoro que parece inalcanzable.

¿A qué viene todo esto?

Viene a que el licenciado Bulmaro Pacheco Moreno  y los directivos de ITESCA, en forma acelerada trabajan junto con el alcalde electo de Huatabampo, Heliodoro Soto Holguín, en proyectos educativos para el Municipio.

Lo cierto es que Pacheco, Soto Holguín, y el director de ITESCA, Paulino Sanchez López y el director de Planeación Miguel Medina Saldaña, estudian el proyecto de vialidad para establecer una extensión de esa institución en la región Fuerte-Mayo.

Quienes conocen la zona, saben que no es una región más. En realidad, ahí habitan miles de jóvenes sin oportunidades para el futuro.

Y como bien se sabe, es una enorme planicie reseca donde la tierra se “quiebra” por falta de humedad.

Recorrer esa zona --y yo la he recorrido desde Estación Don-Estación Luis, hasta sus playas más conocidas-- es como caminar sobre el “Llano en llamas”, de Juan Rulfo, donde cualquier comunidad polvorienta puede ser el pueblo de Comala, de la obra cumbre del autor jalisciense.

En esa extensa región viven y languidecen miles de jóvenes hasta ahora sin futuro.

Esos muchachos que no disponen de 100 pesos diarios para trasladarse a Navojoa o Huatabampo, tendrían con una extensión de ITESCA una oportunidad dorada de alcanzar sus sueños, de ser adultos preparados para salir a buscar el progreso personal y familiar, oportunidad que ahora no tienen.

Todos estos actores ya mencionados, revisan los perfiles de las carreras que serían apropiadas para estos jóvenes.

Para esto, se toman en cuenta las circunstancias y características de la región, cuyos moradores dan la batalla en forma heroica desde la primera mitad del siglo pasado.

En todos estos años se ha venido acumulando un gran rezago en agua, educación, salud, seguridad y empleo, entre otros factores.

La verdad sea dicha, llevar una extensión de ITESCA a la Zona Fuerte-Mayo, fue un compromiso de campaña de Claudia Pavlovich Arellano y también de Heliodoro Soto Holguín.

Este antecedente --el compromiso-- de confianza a la gente de esa zona de que este largo muuuyyy largo, anhelo, pueda convertirse en una maravillosa realidad.

Estoy enterado que Pacheco Moreno y Soto Holguín, revisan juntos proyectos de educación media superior en Las Bocas y en Agiabampo, en la misma región.

Como verá usted, las calabazas se acomodan en la carreta y el panorama augura mejores tiempos para esos jóvenes de Fuerte-Mayo.

Que así sea.

En fin.

DE AQUÍ. DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

Y a todo esto, caro lector, caro lector,  ¿se enteró usted que Damián Zepeda, el candidato del PAN que fue derrotado por el MaloroManuel Ignacio Acosta en su intento de ganar la Alcaldía de Hermosillo, anunció que se incorpora a la campaña de Ricardo Anaya, por la presidencia nacional de su partido?…

Desde luego, se busca que Anaya sea candidato de unidad, lo que se antoja muy difícil por la irremediable ruptura panista, de cuya división queda partido a la mitad el albiceleste, con el grupo de Felipe Calderón, por un lado, y el que apoya a Gustavo Madero, por el otro…

Por lo pronto, con este anuncio el ex-candidato panista a la Presidencia Municipal de Hermosillo, toma cierta ventaja entre los que aspiran a encabezar el PAN estatal de Sonora…

Y es que los días de Juan Bautista Valencia como dirigente, están contados, pues uno de los grandes perdedores del 7 de junio es precisamente el que dirige el partido estatalmente…

Esto no tiene vuelta de hoja…

Los que conocen de cerca la dinámica panista, dicen que Zepeda buscaría ser el próximo presidente de ese partido en Sonora, pero que de no ser él, entonces buscaría influir en la decisión para que sea uno de sus cuates…

Además de Zepeda, los que ya soltaron de su ronco pecho en esa dirección, son David Figueroa y Alejandro López Caballero…

De hecho, éste ya dijo que el 16 de septiembre iniciará la búsqueda de la presidencia del PAN y algunos piensan que Javier Gándara Magaña buscará impulsar a algunos de sus cercanos…

Naturalmente, quien resulte líder del PAN en Sonora, lo hará en circunstancias muy especiales, todavía frescas las heridas que sufrieran los albiazules el pasado 7 de junio…

Deberán sobrellevar los efectos de la derrota, en un Estado gobernado por la primera mujer que llega a esa posición en la historia política de Sonora…

Pero para esto, primero debe resolverse el relevo a nivel nacional…

En todo caso, ya se verá…

Apropósito de relevos, para el cambio de dirigencia en la CNC de Sonora, empiezan a manejarse dos nombres, fundamentalmente: los de Rodolfo Jordán Villalobos, de Huatabampo, y Alfredo (Fredy) Carrasco Agramón, de Pueblo Yaqui, en el Municipio de Cajeme…

En este caso, como en el anterior de una dirigencia panista que tiene que cargar con la derrota, el ciclo de Ignacio Martínez Tadeo, ya terminó…

No voy a descubrir el agua tibia si digo que el líder cenecista que dio la cara y que se la jugó explícitamente por Claudia Pavlovich, fue Jordán Villalobos…

Tal es la verdad y no hay otra…

Las cosas como son, como fueron: Nacho, haciendo uso de todos sus derechos pero especialmente de su libre albedrío, no mostró empatía por la opción que representaba la hoy Gobernadora Electa…

Naturalmente, esto no es algo para escandalizar a nadie. En una democracia los ciudadanos y los políticos son libres de tomar sus decisiones…

Pero en política equivocarse implica un costo, pagar un precio…

No se trata de cobro de facturas, que esa práctica --así lo espero-- ya es cosa del pasado…

Pero es innegable que un nuevo Gobierno opera mejor con gente de su equipo en los liderazgos de su partido…

Así funciona esto…

Y en cuanto a Fredy Carrasco, bueno, se dicen cosas…

Se oyen rumores…

Por cierto, no faltan los que mencionan a la hija del extinto Trinidad Sánchez Leyva, Iris Sánchez Chiu, pero difícilmente la chamba legislativa le dejaría tiempo para dirigir a una central con tantos problemas como la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos, que hoy, más que nunca, necesita de un liderazgo fuerte y de tiempo completo…

No tengo la menor duda de que en tratándose de este nombramiento, la última palabra la tendrá en su momento la gobernadora de Sonora…

Tiempo al tiempo…

Mientras tanto, el alcalde de Guaymas, Otto Claussen Iberri, entregó un reconocimiento a Walter de Cima, como uno de los mejores funcionarios que ha tenido en su Gobierno, primero, como director de Promoción Económica y de Turismo, y luego como oficial mayor de la Comuna, cargo al que regresó después de concluidas las campañas…

Ahora Claussen lo ha nombrado coordinador del proceso de Entrega-Recepción, una encomienda que requiere tacto y mucha izquierda, especialmente en las actuales circunstancias, cuando el Gobierno entrega el poder a un militante de otro partido…

Bien por Walter…

Y hablando de otras cosas, excelente el reportaje sobre la situación de emergencia que padecen los habitantes de las comunidades yaquis, realizado por el colega de casa, César Omar Leyva… 

El titular lo dice todo: “El agua nos está matando”, palabras pronunciadas por Agustín Molina Meza, comandante del poblado de Pótam, de acuerdo con los usos y costumbres de la etnia…

Cualquiera se preguntaría: ¿cómo es posible que el agua esté matando a personas de la Tribu Yaqui?…

Pues sí. No el agua sino la contaminación que lleva el agua que beben las familias yaquis…

Molina Meza aparece en una gráfica que no tiene desperdicio: de cuclillas, observa la tumba donde reposan los restos de su sobrina, muerta por la contaminación del agua…

En torno a este gravísimo problema que Periódicos Sonorenses ha llevado a miles de hogares sonorenses, se han dejado escuchar muchas voces autorizadas…

Una de esas voces es la de Migue Ángel Cota Tórtola, quien dice que a ellos, los yaquis, les quitaron el agua con el Acueducto Independencia y a cambio los dejan sin ese vital líquido, y para colmo, “nos están enfermando”…

Una mujer indígena, María Chinchillas, sostiene que a ella le preocupan los niños “porque los grandes ya estamos acostumbrados pero los más chicos parecen que son más susceptibles”…

Pero quizás el testimonio más dramático, es el de Agustín Molina Meza, como ya dije, cuando recuerda a su sobrina muerta. Textual: “Dulce acababa de cumplir 17 años cuando le detectaron cáncer en la sangre y un tumor en los glúteos, el problema le empezó cuando estaba en primer año de prepa. Su cabello se le empezó a caer y poco a poco se fue debilitado hasta que falleció”…

Dolorosísima tragedia…

Como para preguntarse: ¿por qué las autoridades del estado se olvidaron de los yaquis?...

Este magnífico trabajo periodístico del reportero César Omar Leyva, no debe quedar en el olvido, algo tiene que hacerse y pronto…

Ciertamente, esperar algo del actual Gobierno es como arar en el desierto, pero viene el relevo gubernamental cuya gobernadora está en los mejores términos con el gobierno federal y conoce a fondo el problema…

El regidor perredista de Cajeme, Ascensión López Durán, siempre identificado con las causas más sentidas del pueblo, pero sobre todo, de los grupos más vulnerables, declaró que como sociedad no podemos seguir viendo lo que está pasando con el problema del agua en la Tribu Yaqui, siendo que los indígenas son los dueños del agua, lo cual es rigurosamente cierto…

Y ya que menciono a Ascensión, recordé que él y un correligionario y amigo suyo, ya fallecido, siempre se involucraron en los problemas de la Etnia Yaqui…

Pero, bueno, eso es otra historia…

Es todo.

Le abrazo.

Comentarios