Caminando a la felicidad

Tu poder para elegir

por

/x

Cada uno de nosotros está aquí en la Tierra para aprender, compartir, amar, apreciar y dar todo de nosotros mismos. Ninguno de nosotros sabe cuándo y cómo es esta fantástica experiencia, y cuando se terminará… Tal vez esta es la manera de Dios, de decirnos que tenemos que sacar el máximo provecho de cada día.

El miedo evita que tú despiertes a la verdad! El miedo te mantiene en ese abismo profundo y oscuro lleno de mentiras y dolor.

Abre los ojos y mira, pero ‘mira bien’, sé consciente de ti mismo y de tu vida, reconociendo tus emociones para poder elegir cuáles tener… sería más adecuado decir algo cómo, “Me enfado cuando esa persona hace eso”. De esa forma, llegas a comprender que eres tú el que te ha hecho enfadar, y también que puedes decidir sentirte enfadado, o sentir algo distinto.

Nadie más que tú “hace” que te sientas enfadado, o triste, o deprimido, o feliz, o sexy, o aburrido, etcétera. A partir de ahora estás en el proceso de decidir por ti mismo sobre tu vida, tus opciones, tus acciones, tus sentimientos, y lo que ves, ¿por qué no adueñarte del poder de tomar decisiones a todos los niveles?

Presta atención a las palabras que utilizas, porque ellas forman las bases de tus formas de pensamiento. Escucha tus palabras, y date cuenta si ellas reflejan o no tu libertad de decidir por ti mismo, qué sientes o qué haces.

Cada vez en cuando, pienso en estas palabras y soy consciente y con ello elijo apreciar todas las cosas que en su mayoría todos pasamos por alto, te invito a que tomes nota de algo especial que ves hoy. Ir descalzo, o caminar en la playa al atardecer. Una parada en el camino a casa esta noche, conseguir momentos de risas en una heladería con un cono de rico helado…

Para cuando más adelante, recordemos las cosas que hicimos que a menudo nos lamentamos, pero más nos lamentaríamos por las cosas que no hicimos… Puedes elegir no hacerlo nunca más.

Al ser dueño de tu libertad, también debes desear reconocer la libertad de los demás. Nadie te da tu libertad -ya es tuya-. Sólo depende de ti ser libre. De la misma forma, tú no das a los demás su libertad. Tú sólo puedes reconocer que ellos la tienen.

Entonces, parece ser una elección entre hacer feliz a los demás, por un lado, y siendo nosotros mismos, hacernos felices a nosotros mismos, por el otro lado.

Si has estado eligiendo no ser tú mismo para que otros fueran felices, has decidido que complacer a los demás era más importante que ser realmente tú mismo. Esta era una bonita expresión de tu amor, pero con un coste elevado para ti, y tu facilidad de Ser, y tu salud. La facilidad de Ser se asocia con la salud. No ser tú mismo requiere una inversión de energía, que también se conoce como estrés, un elemento no saludable desde ningún punto de vista.

Lo que tiene mayor sentido es cambiar tus prioridades de forma que, ser auténtico, sea lo más importante y de hecho, una parte necesaria de cualquier proceso de sanación.

Puedes hacer una elección consciente, una profunda decisión, no tener miedo o culpa o ira controlando tu vida, si no actuar como un Ser conscientemente libre. Cuando lo haces, a partir de ese momento, si descubres que tu decisión va a ser de una cierta forma, o hacer (o no hacer) una cierta cosa basada en el miedo, la culpa o la ira, dedícate a tomar una decisión distinta. Entonces, no estás permitiéndote ser controlada por los patrones pasados de ser o hacer, sino viviendo realmente tu libertad.

Eres realmente libre. Solamente tienes que adueñarte de tu libertad, y ser libre. No solamente te sentirás mejor y disfrutarás tu vida mucho más, sino que también liberarás patrones que se asociaban con visión distorsionada. Vas a volver a la claridad.

Eres libre de pensar de la forma que elijas, y amar de la forma que elijas, y actuar de la manera que elijas.

Aún puedes disfrutar expresando tu amor de cualquier forma que funcione para ti y saber la importancia de ser auténtico. Siendo tú mismo. Siempre con claridad, y amor.

https://www.facebook.com/ElizaCavazosLifeCoaching

elizacavazoslifecoaching@gmail.com

Comentarios