ÍNDICE

De Pasta de Conchos a Buenavista del Cobre

por

/x

A un año del derrame en la minera cuyo nombre refleja ironía por parte de los delincuentes, el drama no termina todavía. De modo similar a la tragedia ocasionada en Pasta de Conchos por el Grupo Coahuila, responsable de la desgracia cubierta por la tolvanera del olvido, ahí no ha pasado nada.

La impunidad, ese monstruo de mil cabezas, sigue haciendo su macabra obra: divulgando mentira tras mentira se quiere lograr lo que hay detrás de la mordaz sentencia: “El que más miente es el mejor”.

A nueve años y cinco meses, los dueños de la empresa depredadora no solo consiguieron sepultar los hechos junto con los cadáveres de los desdichados obreros, sino proseguir su nefando negocio. Repetir la misma necedad hasta convertirla en verdad ha sido y es la táctica solapada por las autoridades a fin de convertir el torvo cuervo en blanca paloma.

En Cananea las cosas se han facilitado por la impunidad que envuelve las acciones ilícitas a cargo del titular del Ejecutivo Estatal.

Semarnat y Profepa cómplices de Padrés Elías, forman una mancuerna propia de una organización en donde la anarquía, el hágase la voluntad de cada quien, están por encima del Estado de Derecho.

Buenavista del Cobre ha sido la gananciosa. Desde agosto de 2014 ha urdido promesa tras promesa, ofrecimiento tras ofrecimiento sin que hasta la fecha los tribunales de justicia la señalen como lo que es: la principal responsable de la letal contaminación que amenaza con daños y males impredecibles.

No se avizora en el plazo inmediato remediación por dicha causa; a un año del fatídico derrame no hay planes de carácter agropecuario, por ejemplo, que sirvan a la anunciada recuperación por parte de la compañía, avalada por la autoridad.

No solo el aire sigue envenenado; el agua, el insustituible recurso, está plagado de los tóxicos que pululan por todos lados.

No hay condiciones sanitarias positivas que coadyuven al desarrollo normal de niños y jóvenes y de las personas en activo sobreviven, junto con gente de la tercera edad.

Hay que subrayar el dato de que la empresa Buenavista (sic) ha incumplido todas sus promesas y ha pasado por alto todos los acuerdos supuestamente convenidos. Ha procedido como su antecesora, hace ciento nueve años: la Cananea Consolidated Cooper Co., cuyo gerente, mister Green, refutaba a los huelguistas de entonces con expresiones como éstas: “Me parece infundado e instigado tan solo por personas cuyo interés personal es del todo ajeno a la prosperidad y bienestar de los obreros de este mineral.

Con otros términos, los dueños de Minera Buenavista se excusan y ‘dan largas’ con la finalidad de no acatar lo pactado.

“En una Ciudad de Plata”, obra de actualidad de nuestro amigo Salvador Azuela, Arriaga, puede leerse al final lo siguiente: “El Grupo (Grupo Coahuila) presume que ha dado a la cooperativa ayuda humanitaria, que ha pagado con creces las indemnizaciones y que ha otorgado becas a más de cien estudiantes hijos de mineros y brindado atención integral a las familias con apoyos profesionales de psicólogos, tanatólogos y médicos de todo tipo”

Así se la gastan estas transnacionales y extranjerizantes empresas que medran al amparo de la impunidad.

http//federicoosorioaltuzar.blogspot.mx

 

Comentarios