ÍNDICE

MES DE LA INDEPENDENCIA Y DE LA EDUCACIÓN NACIONAL

por

/x

Septiembre es mes de festejos patrios. En el calendario de los festejos nacionales ocupa un sitio excepcional. Invocamos, nada menos, que la gesta de la Independencia entendida como testimonio redivivo, permanente, de la hazaña con la cual los héroes del siglo XVIII nos legaron un patrimonio que debemos preservar y enriquecer.

Septiembre, asimismo, es mes de la educación.  El 22 de septiembre (1910)  el maestro Justo Sierra, al inaugurar cursos lectivos anunció la refundación de la Universidad, y con ello el renacimiento de la enseñanza laica, promotora de las ciencias y las humanidades.

Este mes, asimismo, la Preparatoria se viste de galas académicas con motivo del octagésimo aniversario de la fundación, el 14 de ese mes, de Iniciación Universitaria, nivel que a partir de entonces ha impartido la UNAM equivalentes a los de Secundaria. El Director del plante 2, licenciado Antonio Meza, preside el feliz acontecimiento.

Decisión histórica el referido acto encabezado por el rector Fernando Ocaranza y secundado por la comunidad universitaria, fue en su momento un gesto de confirmación de la autonomía alcanzado por la reforma de 1929, anticipo de la tesonera lucha que ha pasado por la de 1945 y la trascendental de 1980.

Fue en 1935 una ocasión espléndida a fin de mostrar y demostrar que la Universidad Nacional dejaría de serlo si rehuía el reto de enfrentar la amenaza de la educación socialista planteado por la reforma del artículo 3º, constitucional. Muy por el contrario, la Universidad respondió, y con su rector la comunidad universitaria, el claustro de maestros y las autoridades académicas, implantando el programa de extensión universitaria que hoy es motivo de júbilo y de festejos.

Baluarte de la autonomía ha sido y es la Preparatoria de la UNAM. En 1929 sobresalieron en la lucha por el régimen de libertades docentes, de investigación y de difusión cultural, líderes de la talla de Antonio Caso, Jiménez Rueda, Mauricio Magdaleno, Portes Gil, Mendieta y Núñez; asimismo, descollaron jóvenes íntegros como Baltasar Dromundo y José María de los Reyes, después notables catedráticos de la insigne institución.

Por cierto, “Chema” De los Reyes, familiarmente así conocido en los anales de la Escuela Nacional Preparatoria (ENP) fue diligente, audaz y brillante promotor educativo en la historia de la enseñanza media y media superior.

Creó la Preparatoria nocturna de la UNAM, la número 3, en donde estudiaron personalidades como Antonio Armendáriz, Virgilio Domínguez y Jacobo Zabludovsky, entre otros. Fundó secundarias y preparatorias para alumnos de origen humilde, es decir, de muy humilde origen. Introdujo el principio de igualdad de género promoviendo la creación de escuelas para señoritas; contribuyó a la fundación de de instituciones de nivel preparatoriano en Hidalgo, Guanajuato, Nuevo León y Sonora.

A propósito, su hija, Sarita Ma. De los Reyes estará presente junto con su esposo, en un programa especial con el que el Instituto Tecnológico de Sonora (ITSON) conmemora los 60 años de su fundación en Ciudad Obregón, municipio de Cajeme. Su aportación allá es memorable. Siendo catedrático de la UNAM, diputado federal por su Entidad, el Estado de Hidalgo, De los Reyes, fue el primer director del entonces Instituto “Justo Sierra”, precedente del Tecnológico del Noroeste, hoy Instituto Tecnológico de Sonora.

Sus actuales directivos, al frente el rector Isidro Cruz Medina, honrarán su memoria en estos días, próximos por cierto a los festejos que se organizan por los 150 años de la Preparatoria creada por el Presidente Juárez y el Dr. Barreda, en 1867.

Septiembre, mes de la Patria, también lo es, por estos motivos, mes de la educación nacional.

Enhorabuena, la Preparatoria de la UNAM cumple el deber de evocar a sus fundadores con publicaciones documentales y biográficas que dan continuidad a su misión benemérita.

http://federicoosorioaltuzar.blogspot.mx     

      

Comentarios