Columna de Hierro

+ La nueva fiscalía anticorrupción; hecha a la medida de las corruptelas de Padrés y sus amigochos + Se queda sin titular la Profeco en Cajeme; Ruiz Coronado se suma al equipo de Odracir Espinoza, a partir de mañana

por

/x

De los dos o tres “procuradores ciudadanos” que me ha tocado observar en los últimos gobernadores que ha tenido Sonora, éste que ayer acaba de tomar posesión de su encargo, es el primero que tendrá que dedicarse a fondo a partir del enorme “material”, que dejó el pasado gobierno, traducido esto en un enorme boquete financiero que abarca la hacienda estatal, el fondo de pensiones del ‘Tristessson’ y las finanzas del mismo instituto fundado por don Armando Hopkins y por el que han pasado grandes firmes de políticos sonorenses. Los otros han sido tan insignificantes como los “resultados” ofrecidos que por más que le busco, no recuerdo a uno solo de ellos.

Vamos, tan nadie creía en ellos que jamás levantaron la más mínima expectativa en materia de resultados, equiparable, por cierto, a la nula expectativa, la nula confianza de la que goza ahora y han gozado de siempre, las pomposas (fúnebres) Comisiones Estatales de los Derechos Humanos, organismo y titular --- Raúl Ramírez, dice llamarse --- por el que nadie ofrece un centavo.

De ahí que, no sé tú, lector, hubiera sido más que sintomático y caído de muy buena gana que, ayer que tomó posesión de su encargo como Fiscal Especializado en la Investigación de Hechos de Corrupción, el abogado Odracir Espinoza Valdez, éste nos hubiese dado una adelantadita en la investigación que, desde antier, se tuvo que haber abierto en contra de Guillermo Padrés y sus 40 amigochos.

 En lo particular, observo un “prieto en el arroz” que no ha lugar, pero que es susceptible de corregir y que se presenta al final de su discurso de toma de posesión cuando pide a la ciudadanía y a los medios de comunicación a denunciar y a presentar información con la que cuenten para investigar actos de corrupción, anomalías y abusos de poder, cuando de sobra son conocidos los actos de corrupción y raterías de la mayoría de los funcionarios del gobierno pasado y, lo más importante; el investigar, el husmear en torno a estos latrocinios es responsabilidad directa del nuevo fiscal anticorrupción y si me apuran un poco y no me equivoco, son hechos que se persiguen de oficio.

Tabasco, para no ir muy lejos, es un vivo ejemplo en el que no hizo falta crear ningún tipo de fiscalía para poner a Granier tras las rejas, como tampoco fue necesario esperar seis meses para que la Secretaría de Hacienda le presentara a la PGR una sumaria radiografía de las travesuras cometidas por Elba Esther a la que capturaron en los momentos en que llegaba a México, a bordo de un jet particular.

La nueva fiscalía, sin precedente, seguramente en Sonora y México, dígase lo que se diga, ahora sí que es un traje hecho a la medida de las corruptelas del señor que ya se fue, compuesta por más de 85 personas en las que habrá de todo; 42 investigadores, de estos, 21 son investigadores forenses; Tres Agentes del Ministerio Público especializados y dos Secretarios de Acuerdos, mismos que desde ya, tienen enfocadas sus baterías en dirección a las dependencias ocupadas por la gente de Padrés en las que, mientras más se escarba, más se encuentra.

Por lo demás, me tocó ver la entrevista que Odracir (Ricardo al revés) Ricardo Espinoza, concedió a los colegas de Hermosillo, Hilario Olea y Víctor Mendoza Lambert y la verdad es que se tiene ganado el beneficio de la duda, sobre todo cuando advierte que, en Sonora se acabó el tiempo de los intocables, de la justicia selectiva; implacable con los que menos tienen pero ciega y sorda con aquellos que abusan del poder público  e hicieron mal uso de los recursos del erario.  Bueno, al menos por discursos y buenas intenciones no paramos.

Queda esperar ahora que del tamaño de la expectativa  que esto genera, sean los resultados que ofrezca en un tiempo más o menos comprensible, sobre todo si, como dijo en su entrevista don Odracir, ya se cuenta con algunos avances en la investigación y en los números ofrecidos por el ISAF, los que, en números redondos, andarán por el orden de los dos mil millones de pesos, sin tomar en cuenta el desfondo en el fondo de pensiones que según el nuevo director del ISSSTESON, Enrique Claussen Iberri, ya llegó a los cuatro mil millones de pesos…FIERRITOS EN LA LUMBRE…Tú no estás para saberlo, lector, pero será a partir de mañana jueves cuando la subdelegación de la Profeco con sede en Cajeme tendrá que ir buscando el relevo del hasta ayer subdelegado, Luis Alberto Ruiz Coronado a partir de que el cajemense, oriundo de Esperanza y con amplia trayectoria en asuntos del orden penal, se estará sumando al equipo de trabajo del nuevo zar anticorrupción, Espinoza Valdez.

Para los que apuntan, Ruiz Coronado ha desempeñado su carrera en los círculos judiciales de la ciudad de México, fungiendo en par de ocasiones como agente del Ministerio Público de la Federación y como asistente y secretario particular de algunos titulares de la Procuraduría General de la República…Sugerencias y comentarios; premiereditores@hotmail.com

Comentarios