Caminando a la Felicidad

El Amor Incondicional

por

/x

“Le tienes miedo al amor, le tienes miedo a la libertad que el amor te daría. Entonces, prefieres no sentir aquello que te liberará del engaño. Es un círculo; tú eliges estar dentro y repetirlo. Lo que más ansías es lo que más niegas. Para ti, el anhelo de tu ser es la libertad y sólo las alas del amor podrán dar impulso a tu vida, a tu expansión, a tu gracia y belleza, a tu luz. Tú le temes al amor porque sabes que el amor te liberará del dolor, pero, mientras tengas momentos en el día para elegir el amor, cada vez te desvalorizarás mucho menos. Entonces, le estarás dando la posibilidad al amor de la libertad y a la libertad la posibilidad de más amor cada vez”.

¿Qué es el Amor Incondicional? Es el amor que se da sin esperar recibir nada a cambio, ni siquiera amor. Es el amor que reconoce, acepta y aprecia todas las cosas, incluso aquellas que no entiende. Es el amor que nos llama a hacer brillar nuestra luz, aun cuando nadie esté mirando.

Cuando el Amor es expresado hacia la Divinidad se vuelve expansivo, abarca a todos los seres y se nutren con él, no tienen forma, religión o credo, sólo es expresión pura de la divinidad expresándose a través de uno de sus hijos o hijas, quizás muchos no lo comprendan, pues sólo aquel que lo vive puede saber de lo que hablo.

El Amor Incondicional no se basa en apariencias, las apariencias sólo son eso, apariencias de algo, más no la realidad, nosotros quisiéramos llevar el Amor Incondicional a nuestras vidas, a nuestra forma humana de pensar, más esto escapa muchas veces a nuestra comprensión, lamentablemente estructuradas por el condicionamiento que nuestra sociedad nos imprime, tanto en el ámbito familiar, social y comunitario en el que nos desenvolvemos, esto quiere decir, que lo que ellos creen que es el amor, nos lo traspasan como una herencia, como un formalismo que así debe ser, y eso le quita la verdadera esencia de lo que es el Amor.

Más quitándose las estructuras descubrimos que el amor se manifiesta aún en las personas más singulares de los aspectos a veces negativos de una relación. Cuando se habla de Amor entre humanos, éste pasa a tener una connotación de propiedad y de esa forma rivalizamos o empequeñecemos lo que es el ‘Amor Incondicional o Verdadero’, ciñéndonos a una forma de pensar limitada que expresa el amor limitadamente.

Las personas no le pertenecen a nadie, y eso lo podemos ver en que si un ser humano esclaviza a otro y cree que es su propiedad puede venir la enfermedad o la muerte y quitarle esa propiedad o el mismo puede fenecer, siendo uno de los casos extremo.

El Amor Incondicional no tiene ninguna conexión con lo que sentimos por los demás. Porque es ‘amor’, lo confundimos con un sentimiento. Pero si lo consideramos semejante al aire que respiramos, se hace fácil de entender y de identificarnos con él. El aire está en todas partes, es esencial para la vida, es utilizado por todos, y está al alcance de todos. No juzga, condena, limita, ni critica. Bendice y fomenta la vida, sin hacer preguntas. Podemos conectar con el aire o no, ésa es nuestra elección, así como los demás pueden conectar con nosotros o no, y nosotros con ellos, todo es elección. Pero cuando somos conscientes de estar en esta vibración, siempre atraemos los aspectos más elevados de la tercera dimensión porque estamos en este nivel de vibración.

 

Aprender a expresar Amor Incondicional al máximo es lo mejor que cualquier persona puede hacer. Tanto para ella misma como para todo su entorno.

Por un lado, una persona que ama sin condiciones es una auténtica bendición para todos los que están a su alrededor. Imagínate alguien que siempre ama, tenga a quien tenga a su lado. ¿Te gustaría estar cerca de esta persona? Seguro que sí, ¿verdad? Pues tú puedes convertirte en una persona así, y si lo haces todos querrán estar cerca de ti.

Además, amar incondicionalmente es también lo mejor para ti. Si recuerdas la fórmula de la felicidad, tu bienestar depende directamente de tu capacidad de amar (si no conoces la fórmula de la felicidad, puedes leerla aquí). La cantidad de felicidad que sientes en cada momento es exactamente igual a la cantidad de amor que estás expresando; ni un poco más, ni un poco menos.

Esto significa que si sólo sabes amar en determinadas situaciones, sólo podrás ser feliz en esos casos concretos. En cambio, si sabes amar siempre, serás feliz siempre.

Vale la pena, ¿no?

 

¡ÁMATE Y VIVE LA VIDA! SÉ FELIZ.

 

https://www.facebook.com/ElizaCavazosLifeCoaching

elizacavazoslifecoaching@gmail.com

Comentarios