Al día

Protestan padres de familia; sindicalizados contra Isssteson

por

/x

Padres de familia tomaron las instalaciones de una escuela primaria de Navojoa y después se apersonaron en las oficinas regionales de la Secretaría de Educación y Cultura. Trabajadores sindicalizados del Ayuntamiento local protestaron frente a las instalaciones de la llamada Policlínica Isssteson. He aquí dos problemas recientes de los muchos que casi en el mismo tenor se han generado en esta parte de la entidad.

La escuela de nivel básico Juan Escutia tiene un rosario de problemas materiales. Por ejemplo, sus aulas están sin energía eléctrica debido a que no se ha hecho el cambio de cables; los sanitarios no funcionan porque carecen de agua; los bebedores están en igualdad de condiciones y, además, un aljibe fue destruido.

En síntesis: se requieren más de 50 mil pesos para corregir todas las deficiencias que impiden el cabal funcionamiento de la escuela aludida. El delegado de la SEC, Carlos Quiroz Romo, dijo a padres de familia que ningún plantel escolar que esté insalubre o inseguro puede abrir sus puertas por los riesgos que ello conlleva.

Los padres de familia ingresaron prácticamente por la fuerza a las oficinas de la SEC  en Navojoa para buscar una solución a la problemática que sufren sus hijos. Quedó en claro que esa solución tiene que venir desde Hermosillo. Por ello, este lunes se trasladará a la capital del estado una comitiva para tramitar el apoyo que se requiere ante las autoridades educativas.

Significa lo anterior que la gestión respectiva apenas empezará y que por lo mismo puede tomarse todo el tiempo del mundo para adquirir concreción. Mientras tanto, la escuela primaria Juan Escutia seguirá en poder de los padres de familia y sin poder impartir clases. Terrible situación cuando apena ha dado inicio el presente ciclo escolar.

No están mejor los derechohabientes de la Policlínica del Isssteson. Prueba de ello es que trabajadores sindicalizados del Ayuntamiento de Navojoa exigieron en ese lugar mejoras en los servicios médicos que reciben, además de plantear que no les retiren los medicamentos del cuadro básico. En este sentido, es impresionante la lista de medicamentos que no tiene la Policlínica, incluidos los más elementales como paracetamol y diclofenaco.

La protesta de sindicalizados del Ayuntamiento de Navojoa fue encabezada por el dirigente René García Vallejo, quien reconoció que antes el Isssteson ‘era lo máximo’ para ellos y que ahora no tiene ni siquiera la capacidad para atenderlos. Como siempre, la causa de todo es la falta de recursos económicos.

García Vallejo culpó al gobierno estatal por no liberar el dinero que hace falta para subsanar las carencias de la Policlínica del Isssteson. Incluso, allí no hay recursos para cubrir los salarios de los médicos especialistas. Esto evidentemente y por desgracia termina de redondear un esquema de indolencia o irresponsabilidad oficial que no es fácil admitir al tenor de simples explicaciones burocráticas.

Las fallas en la Policlínica del Isssteson son numerosas y manifiestas. El conflicto que terminaron por configurar se vino perfilando desde hace buen tiempo, sin que nadie en ese ámbito hiciera nada para impedirlo. Hoy las consecuencias están palmariamente a la vista con la gravedad que hacen notar para trabajadores sindicalizados cuya salud puede enfrentar riesgos muy severos al no disponer siquiera de medicamentos para enfrentar sus males orgánicos.

De no ser porque se trata de una realidad que ameritó ya una protesta a calle abierta, se pensaría que en la  Policlínica del Isssteson no es posible que las cosas hayan llegado al nivel de incompetencia que muestran en estas alturas. Lo mismo podría decirse de los irresueltos problemas que existen todavía en planteles educativos de la región.

Comentarios