La respuesta a la misteriosa ‘risita’ de Duarte de Ochoa y su acertijo mal pronunciado en la prisión de Guatemala

Columna de Hierro

Por
Escrito en OPINIÓN el

Entretenido, como se halla en atender sus asuntos del corazón y sus romances a Enrique Peña Nieto le tienen sin el mínimo cuidado las declaraciones que acaba de hacer el excapo, digo, exgobernador de Veracruz– que para el caso y tamaño del sapo es la misma cosa– Javier Duarte de Ochoa en el sentido de que su tal detención no fue otra cosa que todo un show montado en el que vuelve a aparecer la mano de Televisa y su exguionista extrella, Carlos Loret de Mola, mejor conocido ahora como ‘Lord Montajes’.

Ahora nada más falta que en unos días más nos salgan que en la detención de García Luna, también tuvo que ver el expresentador estrella del canal de las idems.

Y es que, ya lo dice el viejo y conocido refrán… cría fama y échate a dormir. Para los que apuntan, les recuerdo que con este cero y van dos los teledramas que suma a su favor el ahora llamado ‘Lord telenovela’, si, como vemos, otro de sus sonados casos los estelarizó con la francesita Florence Cassez, su amante, el señor Israel Vallarta, –el de Florence, no el de Loret– y por lo menos dos o tres ‘secuestradores’ más que se encontraban en el rancho ‘Las Chinitas’, además de tres ‘víctimas de secuestro’, operativo montado para el lucimiento personal del ahora convicto, Genaro García Luna, por esos días, director de la AFI.

Vamos por partes; Duarte de Ochoa quien está siendo procesado por los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa tras haber sido ‘detenido’ en un hotel de Guatemala, en donde se hallaba resguardado, acaba de declarar ante un juez federal que tanto su renuncia al cargo de gobernador de Veracruz y su posterior huida a Guatemala en octubre de 2016, fueron obras montadas, acatando instrucciones que había dado en su momento el presidente de esos días Enrique Peña Nieto.

Instrucciones, dice Duarte de Ochoa que decidió aceptar por “lealtad institucional”.

Y aquí viene la parte que exhibe a dos reconocidos personajes de la vida pública; el propio Loret y el ahora senador y por esos días secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong:

Al primero como instrumento del montaje y al segundo como el autor intelectual de esta nueva versión de la ‘Rosa de Guadalupe’ que tuvo dos escenarios naturales; los estudios de Televisa y la frontera de Chiapas con Guatemala.

Duarte de Ochoa relata así su periplo:

Partiendo de Coatzacoalcos, Veracruz, viajó a Chiapas acompañado de su esposa Karime Macías –a la que por cierto ya se está a punto de extraditar desde Londres– llegando primero a Tuxtla Gutiérrez y de ahí a Tapachula en donde ambos abordaron una balsa para llegar a Guatemala, lugar hasta donde después le habría ‘alcanzado el brazo de la ley’.

Pamplinas, diría el exgobernador con voz de Titino.

Todo fue un circo montado por Osorio Chong que fue quien le arregló la entrevista con Loret en donde simuló que pediría la renuncia voluntaria.

“Yo dije en la entrevista que me iría para enfrentar los cargos en mi contra. No era verdad. Todo estaba arreglado. Las preguntas estaban acordadas. Me pidieron que diera motivos distintos a los reales”, dijo el exgobernador jarocho.

A todo esto, te acuerdas, lector, de la frase que trajo a colación el exgobernador en la entrevista que concedió a los medios en la cárcel de Guatemala.

Cita, que por cierto, pronunció en forma incorrecta cuando dijo; "paciencia, prudencia, verbal contingencia, presencia o ausencia según conveniencia".

Ahora si que lo que Duarte quiso decir es una frase que se le atribuye al escritor español Santiago Montoto y es la siguiente:

"En Sevilla hay que tener paciencia y prudencia, verbal continencia; no exhibir excesiva ciencia, y presencia y ausencia, según conveniencia".

¿Ahora le entiendes al acertijo mal pronunciado por el ahora procesado?

De cualquier forma a Duarte de Ochoa no le alcanzó todo el drama contado ante la autoridad, porque el juez no le permitió seguir el proceso en su domicilio y por el contrario, le salió cola porque al decir del juzgador, si ese pacto existió es un hecho ilegal y es contrario a la ley e incluso a la Constitución.

Ahora bien, conocida la nueva versión del caso contada al estilo del exgobernador Duarte de Ochoa, es de entenderse que se está ante una traición de Peña Nieto y Osorio Chong en su contra porque a fin de cuentas, no le han cumplido con la supuesta impunidad que le prometieron al momento de su arreglada huida y menos en el caso de su esposa la que, como ya se está viendo, está a punto de ser repatriada para abrirle un proceso legal.

Y finalmente, una pregunta que seguramente ya se estarán haciendo en estos momentos los fiscales de la FGR que participan en el proceso en contra del sucesor de Fidel Herrera, quien por cierto se desempeñó con este como su secretario de Finanzas.

¿Por qué la protección ofrecida por Osorio Chong y Peña Nieto a quien sigue acusado por el desvío de más de 35 mil millones de pesos y el supuesto lavado de dinero otra buena carretada de millones de dólares?

Que conteste la ciencia.

Sugerencias y comentarios; premiereditores@hotmail.com