Opinión

No es lo mismo: un gran líder de masas que un gran líder de Estado

Rumbos

por Mario Rivas

/x
Mario Rivas, columnista

Mario Rivas, columnista

SE NOS JUNTÓ TODO: EL REBROTE DE la pandemia, la inseguridad, la violencia y los feminicidios y sume usted las calamidades que ya están resintiendo los sectores del campo, de la sierra y de la pesca.

Hace un par de días escuchaba yo a una diputada de la oposición lamentarse del golpazo que acababan de asestarle al sector agropecuario los legisladores de Morena. ¡Habían recortado el presupuesto para el campo!, gemía la diputada.

No pude identificarla. Además, el cubrebocas le tapaba la mitad del rostro.

El campo sufrirá las peores consecuencias.

ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, está desesperado. Le urge completar la bolsa para los programas sociales. Esta no puede faltar ni un solo día. En gran medida, de ello depende el triunfo de Morena en las elecciones del 2021 y de estas, el del 2024.

La cuestión es sucesiva.

Si AMLO fue capaz de quedarse con los fideicomisos, ¿por qué no iba a darle una buena tarascada a los fideicomisos?

Y ya entrado, ¿por qué no quitarle una buena tajada al presupuesto del campo?

Después de todo, él sabe que no les debe nada a los productores ni a los empresarios. Por eso su Gobierno no los quiso financiar en momentos de la pandemia en que todos los países del mundo lo estaban haciendo.

Tal es la pura verdad. ¿O no?

En un noticiario de ayer en la mañana, escuché a un analista que decía que la preocupación de AMLO era que en dos años había bajado 30% de aceptación ciudadana.

No cuenta con el apoyo del sector clasemediero. Ha perdido la confianza de la mayoría de los ejidatarios por su política contra el campo.

Del sector empresarial, ni para qué hablar. Solo le queda “el pueblo noble y sabio”.

Los que votarán a ciegas. Los que son capaces de defenderlo a costa de lo que sea. Por eso, le apuesta a esos votos.

En lo personal y más allá de mi condición de periodista, yo veo a un presidente AMLO cada vez más disminuido en sus capacidades de conductor de una nación.

Se le percibe incierto, sin atinar a dar una respuesta luminosa. Quiere volver a sus tiempos de grandeza pero la realidad lo está ahogando. Se denota un rictus de desesperación, de importancia a punto de estallar.

Ojalá que esta percepción esté equivocada. AMLO debería encontrarse en el pináculo de su poder como líder global. El populismo regresa con más fuerza en varias repúblicas de Latinoamérica y de Europa.

EVO MORALES recuperó Bolivia vía su partido el MAS. Y regresará a su país.

El populismo está en Brasil, en Argentina, en Venezuela.

Está en España. Y en Francia. Y en Inglaterra.

No todos son de izquierda, claro.

Pero el modelo político es el mismo, sea de derecha o de izquierda.

Sin embargo, cuando AMLO debería de brillar con gran intensidad su luz parece apagarse.

Sus grandes errores, sus terribles fallas, lo han hecho que su carisma se pierda en la desconfianza y las tonterías de su equipo.

De él, dijo en alguna ocasión uno de los políticos reconocidamente más hábiles e inteligentes de México, en una rueda de amigos: “El único y auténtico líder de masas en México, se llama Andrés Manuel López Obrador”.

Dijo bien.

Pero ciertamente no es un estadista y carece de las capacidades de un auténtico gobernante de talla internacional.

Ha fallado gravemente en temas tan sensibles como de la seguridad y lo del “culiacanazo” es una afrenta que marcará para siempre a su Gobierno. Esto no tiene vuelta de hoja.

Es evidente que no está hecho para gobernar a plenitud a un país. Sus ideas —que no ideales— lo marcan, lo atan. Cuando es impostergable aplicar una decisión de Gobierno, la detiene, la evade y la deja para después.

Esto ha ocurrido, precisamente, con lo de Culiacán, en Sinaloa, y con los yaquis, en Sonora.

Quiso apoyar a ALFONSO DURAZO en su municipio, y dejó todo para después. Hizo a un lado a los LeBarón y no les resolvió nada. Es una persona que se encariña con las cosas. Por eso no le salen los proyectos. AMLO es de “encariñamientos”. Y eso no está mal. Es algo bonito dentro de su pobreza, encariñarse con una “casita chiquita y muy blanca”.

¿Cómo no va uno a saber de “encariñamientos”?

Pero una cosa es que una mujer llegue a la adultez encariñada de su primera muñeca o que un niño crezca y muestre un gran afecto por su primer trompo, o que ese niño o esa niña, se encariñe con la Refinería Dos Bocas, o de plano, con Petróleos Mexicanos porque don Lázaro le enseñó desde que era adolescente, que debía amar profundamente a ese gran emporio que es de todos los mexicanos.

Me siento ridículo hablando de estos temas. De Pemex. De Dos Bocas. Del Tren Maya. Del aeropuerto cancelado, el que sería de la Ciudad de México.

Pero aún este modesto periodista, entiende el tamaño del error que cometió AMLO al cancelarlo.

Ir contra él, no era una idea. Era una ocurrencia.

Y ahora, todas esas ocurrencias, todas las calamidades naturales y políticas y económicas, se nos han juntado.

Nuestro presidente carga con ellas. Y con ellas a hombros va por los caminos del país busque y busque adversarios y enemigos reales o ficticios contra los que, lanza en ristre, arremete y arremete.

Y no se cansa.

Así las cosas, caro lector.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

POR LAS TRIPAS DE SATANÁS: Dicho y hecho: tras de los arrasadores triunfos del PRI en Hidalgo y Coahuila, el priísmo de a pie se oxigenó y volvió a la vida: ayer Etchojoa estuvo de fiesta grande a pesar que el personaje que visitó el municipio, es escasamente conocido…

Usted recordará el lamentable accidente en el que falleció SALVADOR MEZA, quien llevaba unos meses al frente de la Confederación Nacional Agronómica…

Chava se dedicaba a la reparación de techos donde sufrió un fatal accidente que le costó la vida…

La CNC, central a la que está adherida la Agronómica, volvió a realizar su campaña para sustituir a Chava y resultó ganador ALFREDO LÓPEZ VALDOVINO…

Hubo fiesta en el pueblo, bebidas refrescantes, discursos —claro que sí— y algunos nombres conocidos…

A saber, VÍCTOR BALDERRAMA, alcalde de Álamos; RODOLFO JORDÁN VILLALOBOS, de la CNC estatal; JULIÁN LUZANILLA CONTRERAS, exdiputado federal y local, amén de haber sido subsecretario de Agricultura en los tiempos de CARLOS HANK GONZÁ- LEZ…

Me reportan también, a MIRNA RAZCÓN y a MARTÍN MONDACA, así como a CHALITO MATUZ SÁNCHEZ; a JESÚS BUJANDA YÁÑEZ, y a todo el equipo cercano a Jordán Villalobos… Se está moviendo el PRI, ¿no le parece amigo mío?...

Ah, casi lo olvido: la fiesta fue en el campo de Los Urrea…

Y POR ÚLTIMO, UN TEMA que desearía que alguien tuviera la bondad de recordármelo uno de estos días, para darle seguimiento en virtud de que se trata de un filósofo del pueblo sobre el que vale la pena platicar…

Se llama VÍCTOR SÁNCHEZ…

Ya le contaré…

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com

Comentarios