Opinión

En 11 visitas a Sonora, el presidente AMLO recorre una ruta sin expectativas y sin agenda clara

Rumbos

por Redacción Tribuna

/x
Mario Rivas, columnista

Mario Rivas, columnista

SUS “ADVERSARIOS” LO QUIEREN presentar como el mandatario más poderoso de América Latina. Esta definición se basa en todo el poder que internamente ha acumulado en dos años de mandato.

Unos lo describen como un “tirano”. Otros, como un presidente autoritario. Alguno por allá, lo llama “autócrata”.

Es posible que todo esto sea cierto.

Pero dista mucho de ser el presidente más poderoso de América Latina.

De hecho, el poderío de un gobernante en Latinoamérica, es muy relativo.

Especialmente si se trata de un país democrático. Lo cierto es que el poder lo dan las instituciones.

Mire usted: ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR no es más poderoso de lo que los ciudadanos lo quieren ver. Vamos, pero ni siquiera se puede comparar con su antecesor el también populista LUIS ECHEVERRÍA.

Echeverría era notablemente más fuerte, como mandatario, que AMLO.

Y le diré por qué: AMLO ha ido “colonizando”— como afirma un amigo mío— las instituciones. Y esto es verdad.

Prácticamente ya se apropió de la SCJN. Esto no se puede negar. Ha desaparecido muchas instancias públicas que permitían diversificar el poder. Se adueñó de varias instituciones más o menos autónomas. La CNDH, por ejemplo, literalmente ya no existe, aunque simuladamente sigue existiendo.

AMLO tiene mayoría en el Congreso de la Unión— en las dos cámaras— pero sigue respetando o negociando con los partidos de oposición. No por miedo sino para guardar las apariencias democráticas.

Sabe perfectamente que ante los mexicanos puede hacer lo que le venga en gana, pero ante los Estados Unidos no se puede dar el lujo de violentar la democracia.

Y fíjese bien: no lo puede hacer aunque sea DONALD TRUMP el que esté gobernando en el país vecino del norte.

AMLO no se atreve a irse encima de la Libertad de Expresión. Sí, ataca a través de los medios a su disposición y los exhibe. Atiza durísimo a quienes le critican sus políticas públicas.

Da nombres y apellidos. Es posible que en algunos casos específicos, haya negociado con empresas de medios otorgar millonadas en publicidad del Gobierno, a cambio de la “cabeza” de algún periodista rebelde.

¿Por qué no?

Después de todo, presionar a través de la publicidad oficial no es algo nuevo.

(RAFAEL LORET DE MOLA, papá de CARLOS LORET DE MOLA, asegura que el Gobierno de AMLO habría acordado con Televisa un monto de mil millones de pesos en publicidad del Gobierno, a cambio de “cortarle la cabeza” a Loret).

Verdad o mentira, esta versión no ha sido desmentida. Como tampoco se desmintió la especie de que Televisa había finiquitado su contrato con Loret mediante una suma millonaria.

Pero volvamos a lo nuestro.

A diferencia de las circunstancias políticas que predominaban en tiempos del Gobierno de Echeverría hace casi medio siglo, el mundo hoy es diferente.

Ya no somos una aldea desconocida y bananera. Estamos insertos en el concierto de las naciones. Un presidente difícilmente podrá aplastar a un pueblo democrático sin pagar las consecuencias.

Si a Venezuela se le han permitido tantos excesos, es porque a las potencias no les es rentable enfrascarse en una invasión en ese país. Su principal divisa, el petróleo, no es problema. Al rancio populismo de NICOLÁS MADURO se le deja sobrevivir. Se le permite, incluso, arrebatos estúpidos como el de alardear de un socialismo que solo existe en las fantasías del dictador.

En los tiempos de LEA, un presidente autoritario podría ser tan poderoso como inteligente fuese.

Echeverría no tenía contrapesos. Todo lo que se producía en México era del Estado.

El presidente ponía y quitaba gobernadores. Ponía y quitaba senadores y diputados.

La Hacienda Pública la maneja el presidente y así lo reconoció públicamente LEA.

Las Fuerzas Armadas le eran totalmente leales.

De hecho, la irrestricta lealtad del secretario general HERMENEGILDO CUENCA DÍAZ, habría recibido en premio la candidatura al Gobierno de Baja California.

Lamentablemente don Hermenegildo falleció de un paro cardiaco en plena campaña.

Siempre se ha sostenido esta versión. Sin embargo, ningún secretario de la Defensa ha requerido, jamás, un “premio” político por su lealtad.

Más bien pudo ser que Echeverría, por agradecimiento, le concediera la candidatura al militar.

En fin, así las cosas.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

¡OH, LA LÁ! VINO POR ONCEAVA OCASIÓN A Sonora, como presidente, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR…

Como ya es costumbre en él, no traía agenda propiamente oficial, sino que, al estilo del personaje que acabo de mencionar, va improvisando en el camino…

Es evidente que AMLO no tiene espontaneidad, es decir, nos tiene en ayunas de sorpresas agradables…

Un amigo me preguntaba que por qué al presidente AMLO, no se le ocurrió “sorprender” a la gobernadora CLAUDIA PAVLOVICH ARELLANO, con una propuesta como esta, cuando estuvieron ayer en la mañana en la ceremonia del estadio de beisbol: “Gobernadora, Claudia, ¿y qué le parece si vamos a un hospital a ver qué se ofrece?”…

--Esto es improvisación creativa— afirma mi cuate…

Por lo demás, señor mío, quedó muy claro que el objetivo real de la gira no fue el tema de los LeBarón ni el de las universidades del pueblo, sino el “destape” y el “espaldarazo” presidencial a ALFONSO DURAZO…

Por cosas como estas, caro lector, es que cada vez más mexicanos dudan de este tan presumido amor al pueblo que dice profesar AMLO a los de abajo…

Ama la política, ama el poder, ejercerlo a plenitud, sin cortapisas y sin contrapesos…

Y HABLANDO DE OTRAS COSAS, en Cajeme la política municipal está en un punto de calentamiento que francamente no se había visto en mucho tiempo…

Lógicamente, es en Morena donde existe mayor emotividad política a partir de una dolorosa realidad para los priístas: el PRI dejó de ser el partido dominante hace poco más de dos años…

Por cierto, este tema, el de la supremacía electoral, está siendo utilizado para encubrir lo que, a juicio de algunos observadores, no es sino la intención de enmascarar un acuerdo político del que quizás no sobreviva el PRI…

Quién sabe…

Se oyen rumores…

Vuelvo a Cajeme: aquí el PRI tiene excelentes cuadros políticos. Los tiene en el sector femenino y en desde luego entre los varones…

Pero el mismo juego soterrado que he mencionado, hace que las cosas no se puedan ver con claridad…

No nos engañemos: habrá —ya la hay— una diáspora en las filas del PRI…

En plática con algunos colegas entrados en años, o sea, con larga experiencia, algunos militantes de ese partido migrarán hacia Morena, otros, a lo mejor lo más, hacia Movimiento Ciudadano, es decir, hacia la trinchera de RICARDO BOURS CASTELO…

Así veo yo las cosas…

POR LO PRONTO, ALFONSO DURAZO se prepara para hacer sus cálculos, seleccionar a quienes irán con él en la lucha por la Gubernatura y, sobre todo escoger a los que serán candidatos a los distintos cargos de elección popular que estarán en disputa…

Acá, en Cajeme, suena cada vez más fuerte el nombre de ANDRÉS SALAS SÁNCHEZ, para la municipal…

¿Por qué?…

Bueno, quienes conocen a Andrés de toda una vida, saben que es un ser humano sensible al dolor de sus prójimos, al sufrimiento de los más vulnerables, es hombre de lealtades, practica como mística de vida la gratitud y sabe ser amigo de sus amigos…

No traiciona, pues…

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com

Comentarios