Opinión

Los ciudadanos deben apoyar a Claudia Pavlovich en su reclamo a la Federación sobre los yaquis

Rumbos

por Mario Rivas

/x
Mario Rivas, columnista

Mario Rivas, columnista

EL CONDUCTOR DEL TRÁILER ERA EVIDENTEMENTE un tipo de armas tomar. No se arredraba ante nadie. Al menos esto es lo que quedó demostrado durante las tres horas que el grupo de facinerosos lo mantuvo literalmente secuestrado en uno de los de retenes de Vícam.

Desde su asiento, con los vidrios de la pesada maquinaria arriba, el chofer narraba su situación a través de las redes sociales. Miles de personas en todo el país vieron y escucharon las escenas increíbles.

Los pelafustanes puestos exprofeso por los líderes que tienen sometida a la población yaqui.

(Paréntesis obligado, caro lector: yo me precio de tener excelentes amigos y amigas en las comunidades yaquis. Es gente buena que lucha duro todos los días para sobrevivir. Y como en todas partes, se quejan de sus líderes a los que califican de ladrones, de vivir a expensas de lo que, en nombre de los ochos pueblos yaquis, obtienen bajo extorsión y con acciones delincuenciales. La mayoría de los habitantes de la tribu nada tiene que ver con el comportamiento de un pequeño grupo de golpeadores que todos los días atraca a ciudadanos de todo el país. No confundir, pues).

Le exigían 200 pesos para dejarlo pasar. Él se resistió. Entonces le quitaron los hules posteriores para que no pudiera avanzar. Le golpeaban el tráiler y el filmaba todo. Lograron bajar un poco los cristales laterales e intentaron bajarlos totalmente. No lo lograron. Informaba que ya había pedido apoyo a la Policía Federal y a la Guardia Nacional. No llegaban. Ya había pasado una hora. Los insultos continuaban. Los sujetos no parecían representantes de la Tribu Yaqui. De hecho, eran unos auténticos criminales. El conductor, desde la cabina, insistía con las autoridades. “Me están dañando la unidad”, se quejaba. Nada. Oídos sordos. Casi tres después, cuando el sol desapareció para dar lugar a un hermoso paisaje en lotananza, el chofer seguía videograbando. Captaba los abusos que durante tres horas estuvieron cometiendo con otros automovilistas. Por fin, a las 6 de la tarde, los tipos terminaron su turno y puntualitos, abandonaron el puesto.

Esta historia, como decía fue vista por miles de personas. Sucedió hace dos o tres días.

Yo me quedé con la idea de que esta sería la nota de estos Rumbos en el regreso a la chamba. Me equivoqué. El fin de semana una imagen se volvió viral al tiempo que la prensa daba cuenta de unas muy enérgicas declaraciones de la gobernadora CLAUDIA PAVLOVICH ARELLANO.

Una frase le dio la vuelta no solo a Sonora, no solo por las redes sino a través de medios nacionales: “Urge frenar a los yaquis”.

El llamado era directamente al Gobierno Federal. Es decir, al presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, quien a pesar de que presume que su prócer de cabecera es LÁZARO CÁRDENAS, ha evidenciado un profundo desconocimiento de la idiosincrasia de quienes en la tribu manejan la política de los centavos y los pesos.

Como presidente, AMLO debería saber que su magia seductora, que le resulta muy rentable con los adultos mayores, con los yaquis, los de arriba, no funciona.

PACO IGNACIO TAIBO II debería de servir aunque fuese para aconsejar al presidente en materia de indigenismo. O más concretamente, de las características de los líderes yaquis.

Lo que está sucediendo en el tramo Vícam—Pótam, es algo que de ninguna manera debe tolerarse. Todos sabemos que esta explosión de criminalidad a plena luz del día deriva de aquella malhada visita de AMLO a Vícam.

Fiel a su estilo, los apapachó, les prometió lo que le pidieron y esto fue como darles patente de corzo para hacer lo que les venga en gana. Pues sí, muchos lo veíamos venir.

López Obrador irresponsablemente vino a alborotar la bitachera, no les dio nada pero con su actitud fue como si les hubiera dado carta blanca. Y nos dejó la víbora chillando.

Me regreso a la frase de Claudia: “Urge que la Federación frene a los yaquis”.

Bien por ella.

Sin embargo, mucho me temo que este grito desesperado no será escuchado por un Gobierno al que este tipo de conflictos le tienen sin cuidado. Los sonorenses—y yo diría que también afectados de otras entidades—se congratulan por la postura que asume la mandataria sonorense.

Ciertamente, la Federación no va a actuar. Es una actitud política de AMLO. También es cierto que el Gobierno del Estado, con la Policía Estatal metería en cintura a los indígenas que asaltan y golpean a ciudadanos de bien.

Ya ha sucedido. En el Gobierno de GUILLERMO PADRÉS, la Judicial del Estado se hizo presente en uno de esos retenes y “atorones” de los yaquis y en minutos todos a correr.

Sin embargo, las condiciones son distintas. A Padrés le dieron el visto bueno en México. Hoy, no hay ni colaboración ni visto bueno de parte de AMLO.

¿La gota que derramó el vaso de la paciencia de Claudia?

La imagen que superó a la del trailero: un anciano conduciendo una camioneta de modelo atrasado a quién uno de los vándalos, al ver que el señor descendía de su carro desenfundó una pistola.

El tipo y el arma en su mano derecha, fue videograbado y subido a redes.

Insisto: bien por la gobernadora.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

¡OH, LA LÁ! DÉJEME CONTARLE que desde la región del Mayo reporta ADELAIDO LÓPEZ, que “hay que esperar los tiempos electorales para la alcaldía de Huatabampo”,,,

Sin embargo, da color: en su opinión, son cuatro los aspirantes de entre los cuales surgirá el candidato a la Presidencia Municipal huatabampense; a saber: EDGAR MEXÍA, RAFAEL ORDUÑO, JUAN DE DIOS CASTRO Y ALBERTO VÁZQUEZ…

Naturalmente, por Morena…

A PROPÓSITO DE MORENISTAS, acá en Cajeme, para la Municipal sigue manejándose la misma terna: JAVIER LAMARQUE CANO, ANDRÉS SALAS SÁNCHEZ Y RAÚL (EL POLLO) CASTELO…

¿Cómo la ve usted?...

Particularmente, yo veo dos inconvenientes. Permítame: AMLO está exigiendo a sus diputados morenistas que como han sido muy “buena legislatura”, busquen reelegirse…

En esta tesitura, solo quedarían ‘El Pollo’ Castelo y Andrés…

Pero resulta que Javier Lamarque tiene muy mal ambiente en Cajeme, al menos con un amplio sector que está relacionado con el campo, mientras que Castelo todavía no logra resarcir las heridas que su actitud a favor del acueducto dejó creando un alejamiento con el Valle del Yaqui…

¿Entonces?...

El tiempo lo dirá…

MIENTRAS TANTO, RICARDO BOURS CASTELO, pre-candidato de Movimiento Ciudadano al Gobierno de Sonora, se reunió la semana pasada con representantes de la sociedad civil de Agua Prieta y Cananea, como parte del reforzamiento de una estructura que empezó a construir como aspirante independiente, hace alrededor de un año…

Mire usted, yo no tengo ninguna duda de que el político y empresario cajemense estará en la competencia— por no decir “pelea”---del 2021, y creo firmemente que en estos momentos la moneda está en el aire y que falta la prueba máxima de toda contienda: las campañas de contacto directo con la gente…

¿TOÑO ASTIAZARÁN GUTIÉRREZ?...

Bueno, creo que usted estará de acuerdo en que Toño participará en la gran alianza que usted ya conoce y que aplicará el plan B: no se pudo la candidatura por el PAN, se suma a la alianza y va, casi seguro, por una Diputación Federal…

Suena bien…

Suena bien…

Y A TODO ESTO, DILECTO AMIGO, ¿Cómo lo ha tratado la pandemia?...

¿Cómo las ausencias?...

Ayer me platicaba ENRIQUE GUERRERO, que las pérdidas humanas por el COVID han tocado a numerosos amigos…

Y señaló a JAVIER MARES, con quien tuve una cordial relación de amistad…

A Javier Mares, el inolvidable HÉCTOR SÁNCHEZ HIDALGO, solía llamarle “Gringo Viejo”, en su muy leída columna “La Columna del Duende”, que publicó hasta su muerte en TRIBUNA DEL YAQUI…

Por otra parte, BULMARO PACHECO perdió a un muy querido amigo suyo, un compositor entrañablemente regional, de quien Dios mediante platicaré algunas anécdotas en los Rumbos de mañana…

Ah, y le prometo un breve texto que me fue enviado sobre SARA VALLE y las “palas de la ignominia”…

Es todo.

Le abrazo.  

m.rivastribuna@gmail.com

Comentarios