Opinión

‘El Pato’, ¿más revolucionario que institucional?

La Tertulia Polaca

por Redacción Tribuna

/x
Aarón Tapia, columnista

Aarón Tapia, columnista

Hace poco más de un año y medio entrevisté a Ernesto ‘El Pato’ De Lucas, en su calidad de presidente estatal del PRI en Sonora. La entrevista se llevó a cabo en su oficina dentro de las instalaciones del PRI estatal. En la recta final de esa entrevista le pregunté cuál era su personaje favorito, al responderme me señaló con su dedo índice, hacia la puerta de su oficina, cerca de la misma a un costado está colocado un póster de Rocky Balboa, personaje estelar de la película Rocky (boxeador). En ese póster hay una leyenda impresa que dice: “Ve por un round más cuando pienses que ya no puedes, eso es lo que hace la diferencia en tu vida”.

Sin duda ‘El Pato’ se ha inspirado en ese personaje y en esa leyenda una y otra vez, ha sabido reponerse de algunas derrotas dolorosas y de muchas situaciones adversas y de alguna u otra manera ha sabido reinventarse para seguir siendo una pieza fundamental en el engranaje priísta, no han sido pocas las ocasiones en que el priísmo sonorense ha tenido que recurrir a su operación política, llena de artimañas (como buen priísta), pero la gran mayoría de las encomiendas las ha cumplido eficientemente.

Sin embargo, es sumamente complejo digerir y entender sus bandazos que van desde la genialidad a lo banal. De Lucas es capaz de tejer de manera muy fina y en base a detalles muy precisos para construir relaciones interpersonales de cualquier nivel con quien se lo proponga. Un ejemplo de ello es la relación que afianzó con Janet Napolitano, exgobernadora de Arizona (2003-2009) y exsecretaria de Seguridad Nacional de EE.UU. (2009-2013) con Obama, cuando apenas a sus 27 años él era secretario de Seguridad Pública del Estado (2006). Esta estrecha relación con Napolitano, le abrió las puertas y lo encumbró con el grupo Atlacomulco en el 2011, en ese entonces liderado por el gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto.

Ernesto De Lucas fue el conducto para concretar varias reuniones a través de Napolitano, entre el aún aspirante a la Presidencia, Peña Nieto, con representantes de primera línea del Gobierno estadounidense. Ernesto logró con una sola llamada, lo que el grupo Atlacomulco no había podido materializar en meses.

Pero también es capaz de tropicalizar su propia imagen y la política al traer a Sonora con todos los gastos solventados, paseándolo por la gran mayoría de los medios de Hermosillo a un personaje soso e insulso como el “tuitstar” Tumbaburros y ponerlo frente a su militancia en una exposición de... ¿? O promover solo en base de cálculos electoreros, una candidatura para un exboxeador con una carrera relativamente exitosa, pero que es mucho más reconocido por su constante exposición mediática, sin el más mínimo oficio político, abonando a la politiquería circense en detrimento de lo que debería de ser la verdadera política que tanta falta hace en este estado. Ante la inminente alianza electoral 2021 entre el PRI, PAN y PRD, ¿cuál es el papel que está protagonizando ‘El Pato’ De Lucas como presidente estatal del PRI? De Lucas y Ernesto Gándara (conocido popularmente como ‘El Borrego’), aunque ambos priístas en toda su vida política, nunca han sido afines e incluso han llegado a ser adversarios en ciertas coyunturas de realpolitik, como en el 2009 cuando ‘El Borrego’ pretendía la candidatura del PRI para gobernador, ‘El Pato’ después de haber sido también presidente estatal del PRI (2006-2008) y antes de ir como candidato a una diputación federal, fue el coordinador de movimiento ciudadano en pro de Alfonso Elías Serrano, quien a la postre resultaría ser el candidato a gobernador por el PRI. En esa contienda se pudo apreciar toda una operación orquestada con todo el peso del Gobierno del Estado en favor de Elías Serrano, como lo acaba de reafirmar el propio exgobernador Eduardo Bours en una reciente entrevista. Ernesto De Lucas fue parte importante en esa operación y desde entonces no había sido la mejor relación entre ambos tocayos.

Hoy el pragmatismo y los vaivenes políticos han llevado a ambos a liarse en busca de una victoria electoral por la gubernatura de Sonora, aliándose con su supuesto acérrimo rival histórico, el PAN. Pero lo más interesante de toda esta trama aliancista, es que su origen sobrepasa los intereses partidistas e incluso los del Gobierno Estatal, el interés supremo es de génesis familiar.

El primo hermano de Ernesto Gándara, el expríista Javier Gándara, ya con 18 años como panista, es el autor intelectual y principal promotor de esta alianza entre PRI y PAN para apoyar la candidatura del ‘Borrego’, es decir, una iniciativa originada desde familias élite y cúpulas de la partidocracia, no desde las bases de las militancias ni promovida desde la ciudadanía.

Es el sello insignia de los grupos políticos/ empresariales que han secuestrado la política y la economía del estado, estos grupos se han adueñado del corazón y del cerebro del sistema político sonorense y ya el corazón ya se encuentra colapsado y el cerebro sufre de isquemia, taponeado por coágulos de corrupción, tapando las arterias que podría oxigenar a este sistema político y han ido más allá convirtiendo a los partidos políticos en expresiones finales de los intereses de estos grupos hegemónicos, como hoy podemos constatar con esta inminente alianza.

‘El Pato’ De Lucas a su llegada a la dirigencia del PRI estatal, fiel a su estilo ingenioso y retador se comprometió con un juego de palabras sobre el nombre de su partido a ser más revolucionario que institucional. Pero las palabras vacías de acción, es una demagogia que se traduce en una venta fraudulenta de ilusiones y esperanza, porque apoyar y operar una alianza ideada y construida desde y para el statu quo, tiene de revolucionario lo mismo que Peña Nieto tuvo de reformador. Su revolución ha quedado enlatada en la institucionalidad del establishment.

No me cabe la menor duda que Ernesto De Lucas es un animal político estoico que en su mente tiene tatuada la leyenda que está plasmada en ese póster de Rocky Balboa que lo ha mantenido en pie de lucha, pero a final de cuentas su personaje favorito, es producto de un “churro” de película. Ese póster de Rocky con ese lema, ilustra la personalidad dual de Ernesto ‘El Pato’ De Lucas, de la genialidad a la banalidad.

Comentarios