Opinión

La gira del presidente y el espaldarazo a Durazo: igual que Echeverría a Biébrich, hace 47 años

Rumbos

por Mario Rivas

/x
Mario Rivas, columnista

Mario Rivas, columnista

AYER FUE UN DÍA DE MENSAJES en relación con el primer tema que abordé como parte de la “adelantada” que Morena les dio a sus contrapartes de la oposición, luego de postular a tres mujeres como candidatas a gobernadoras de sus respectivos estados.

A saber: LAYDA SANSORES, para Campeche. CLARA LUZ FLORES, para Nuevo León. MARINA DEL PILAR, para Baja California. Y por la tarde, a LORENA CUÉLLAR para Tlaxcala.

Yo mencioné solamente a tres porque doña Lorena obtuvo su triunfo ya por la tarde.

Como sea, los morenistas llevaban hasta anteanoche, cuatro candidatas de las 7 que se dice fueron autorizadas para la contienda del 2021 que como bien se sabe, serán quince las gubernaturas que estarán en disputa.

O sea, por el lado de Morena, serán siete mujeres y ocho hombres.

Con respecto al tema de las candidatas morenistas, un priísta de pura cepa, de entrada, me corrige: “Abel Guerra fue diputado federal en la LXII Legislatura, no en la LXIII. Fue integrante de la bancada de Nuevo León por el PRI y ha sido alcalde de Escobedo”.

Ciertamente la corrección se antoja irrelevante y de todos modos el orden de los factores no altera el contenido, si bien, el texto de este leal priísta apoya la tesis del columnista en el sentido de que Morena es una reencarnación del PRI.

Digo, porque Abel Guerra es esposo de CLARA LUZ FLORES, priísta ella durante años y casada con Abel, este, en segundas nupcias. (Este dato también es irrelevante para efectos políticos).

Mi amable remitente agrega otros datos, estos sí, de verdad interesantes: La bancada neoleonés en cuestión, estaba integrada por diversos políticos que, en su momento, llegaron a alturas notables en la política.

Textual: “Recuerdo, entre los de la bancada de Nuevo León, a HÉCTOR GUTIÉ- RREZ DE LA GARZA, hombre cercano a MANLIO FABIO BELTRONES, y al hoy diputado local MARCO GONZÁLEZ, primo hermano de Antonio y Juan Gerardo Gándara González, presidente de los horticultores en el Valle del Yaqui y de los Productores Rurales en Sonora, respectivamente.

“Gutiérrez de la Garza, que hace cerca de un año fungía como secretario de Organización del CEN del PRI, se pronunció a favor de la hoy precandidata de Morena a la gubernatura de Nuevo León, Clara Luz Flores, mientras que Marco González renunció al PRI cuando aún no cumplía un año en la curul. Se integró a la bancada de Morena, precisamente cuando poco antes había circulado un video en el que Abel Guerra presumía que en Escobedo la última palabra en materia de política la tenía él”.

Como verá usted, caro lector, priístas y más priístas se incorporan a las filas de Morena, con boleto garantizado para participar en el sorteo de curules, de escaños, de alcaldías, regidurías y gubernaturas.

Hace un par de días la secretaria de Gobernación, OLGA SÁNCHEZ, intentó explicar qué es exactamente la Cuarta Transformación.

Sinceramente, la explicación de la señora fue patética. Luego entonces, tienen razón los que afirman que no hay tal transformación.

Lo que hay, lo que podemos ver, es una recreación de un pasado del que los mexicanos salieron muy golpeados y la economía del país muy vapuleada y la estabilidad social hecha añicos.

Yo insisto en que AMLO no es un socialista, no es un comunista ni marxista. AMLO es un populista que empezó su carrera política en los tiempos de LUIS ECHEVERRÍA. De ahí su apoyo a varios contemporáneos del sexenio echeverriano.

Verbigracia: IGNACIO OVALLE FERNÁNDEZ.

El presidente viene a Sonora por estos días. En esta semana. ¡Mucho ojo! Su visita a Agua Prieta, Bavispe y demás, está entrañablemente vinculada a la precandidatura de ALFONSO DURAZO.

A mis contemporáneos, debe hacerles ruidito la circunstancia y el entorno en que esta visita presidencial se lleva a cabo.

Veamos: el “chico” consentido del presidente deja la Subsecretaría de Gobernación y se viene a Sonora. Corren los primeros meses de 1973. El presidente anuncia la visita a Sonora. El pretexto es lo de menos. Viene a darle el espaldarazo a su prospecto más destacado: CARLOS ARMANDO BIÉBRICH TORRES.

Esto ocurrió hace 47 años.

En estos días, el presidente AMLO hará un recorrido por las poblaciones donde ALFONSO DURAZO, es más conocido. Ahí le dará el empujón y la aviada para tomar velocidad.

Ante esto, he escuchado voces que aseguran que no hay comparación. Que Alfonso no es Biébrich. Y que estos tiempos no son aquellos de principios de los setenta.

Como sea, esto que voy a decir, no les va a gustar pero si ni siquiera así de tantito, a mis cuates del PRI. La verdad esto me tiene sin cuidado. De hecho, tengo, para mí, que me duele más que a ellos lo que sus liderazgos más notables han hecho con el partido. No se pueden ahora hacerse los enojados. No tienen derecho. Ellos destruyeron al PRI. Y muchos de esos desleales, ya están en Morena. Son parte de ese movimiento.

Por eso, digo: no hay maldita la cosa de cambio político. Los que estaban en el PRI, ahora están en Morena.

Empezando por el jefe mayor de los morenistas.

¿Caminó este país?

¡Pamplinas, señor mío! ¡Pamplinas!

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

DÉJEME DECIRLO: AYER RECIBÍ la grata llamada del licenciado LUIS MORENO. Me dijo, que había leído los Rumbos del día y que ello lo emocionó profundamente...

“Yo soy de la generación de 1960 de la Universidad La Salle, igual que el doctor Germán Quiroga. Era un buen hombre, muy inteligente y su fallecimiento nos duele a todos los de la generación”… Le agradecí sus palabras y fui enfático en lo que ya había comentado: que conocí a don PANCHO QUIROGA cuando tenía su negocio de lavado y engrasado por la Miguel Alemán entre Allende e Hidalgo. Recordamos que cuando don Pancho cerró ese negocio, allí mismo surgió otro, muy moderno, propiedad de los Vargas Gaytán o algo así…

A PROPÓSITO DE RECUERDOS, ayer me tocó en suerte conversar sobre un mismo tema con dos personajes distintos pero por separado…

Primero, muy temprano por la mañana, con el doctor ANTONIO ALVÍDREZ LABRADO y ya por la tarde, con JUAN LEYVA MENDÍVIL…

Curiosamente, ambos aparecen en una galería de fotografías que yo estuve revisando la noche del domingo…

Son gráficas tomadas hace varios años —¿tal vez ocho, tal vez nueve, tal vez diez? No lo sé—, en pleno fragor del conflicto por el Acueducto, usted se acordará…

Estaban ante una gran mesa algunos liderazgos yaquis, productores del Valle del Yaqui, encabezados por JUAN LEYVA MENDÍVIL, y el grupo atendía al gobernador de Sinaloa MARIO LÓPEZ VALDEZ (MALOVA), que había llegado con varios invitados y colaboradores…

El mandatario del vecino estado, tenía como objetivo solidarizarse con la gente del Valle y la Tribu Yaqui, con cuyos dirigentes quería llegar a un acuerdo para que flexibilizaran el paso de los transportes procedentes de los campos agrícolas de Sinaloa…

Y allí estaban, Juan Leyva y MALOVA; y con una libretita anotando sus impresiones, ALBERTO VIZCARRA OSUNA…

Inconfundible, TOMÁS ROJO, con su infaltable paliacate del color de su apellido… Hay otras fotos de grupo, que me llevaron a hondas cavilaciones…

Y POR ÚLTIMO, SE ME AGOTA el espacio y por hoy no me será dable compartir con usted un tema que tiene qué ver con los personajes que ya se están moviendo en la política…

¿Lo dejamos para mañana?...

¡Órale!...

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com

Comentarios