Opinión

Los mexicanos viven entre dos escenarios: la realidad que padecen diariamente y la de Palacio Nacional

Rumbos

por Mario Rivas

/x
Mario Rivas, columnista

Mario Rivas, columnista

NO CABE DUDA: SOMOS UN PAÍS profundamente polarizado. Y bien se sabe que la polarización humana deja graves y hondas secuelas. En este caso, la polarización generada por un presidente belicoso, acostumbrado a desmarcarse de quienes no opinan como él y descalificar a sus opositores, daña la democracia que a duras penas se mantiene funcional y hace que se pierda la credibilidad en quienes se ostentan como adalides de la libertad de expresión.

Viene a cuento lo anterior, a propósito de dos artículos que ayer se publicaron en diversos diarios del país, en atención al segundo aniversario del Gobierno de la Cuarta Transformación.

Uno es de CARLOS LORET DE MOLA. El otro, de RAYMUNDO RIVA PALACIO. Usted los conoce bien.

¿Mi opinión sobre Loret? ¿Sobre RAYMUNDO RIVA PALACIO?

La mejor que se puede decir de dos periodistas que han sobrevivido a mil y una tempestades.

Naturalmente, uno y otro no podían dejar pasar esta fecha tan emblemática. Y estoy cierto que lo que escribieron sobre AMLO y sus dos años, está apegado a la verdad.

Sin embargo, las secuelas de la polarización han causado grave daño a la objetividad.

Son los riesgos del populismo, de la polarización que generan esos gobiernos.

No hay lugar para la mesura. No hay reconocimiento para las buenas acciones. Para las acertadas decisiones. Todo es blanco o negro.

No hay matices, no hay colores claros.

Seguramente Loret de Mola tiene todos los motivos habidos y por haber para sentirse agraviado con el Gobierno de López Obrador y con AMLO mismo.

De hecho, fue despedido de Televisa y su destitución se le acredita al presidente de la República. En la actualidad, ha encontrado un refugio en W Radio.

Desde esta plataforma, Loret se defenderá, ya lo verá usted.

¿Es mentiroso Loret? Yo diría que lo es mucho menos que la mayoría de los comunicadores. Es mi criterio que es un periodista que la mayoría de los comunicadores. Es mi criterio que es un periodista escrupuloso en lo que escribe. Y es valiente, sin duda alguna.

Pero el rencor lo devora por dentro. Y esto le resta credibilidad a sus artículos. Ataca por sistema aunque usted y yo reconocemos que dice la verdad.

Y así se pierde el atractivo periodístico.

¿RAYMUNDO RIVA PALACIO?

Buen periodista. Serio. Se equivoca poco y cuando falla, rectifica. Pero también es anti- AMLO.

Y decirlo así, me produce mordeduras de lengua. Lo digo sin medias tintas. También a mí me resulta difícil ser ecuánime en mis juicios sobre la actitud del presidente AMLO.

Y lo digo sin ambages: lo que más me molesta es que estoy completamente convencido que todo lo que diariamente se escribe en los periódicos y en medios electrónicos en contra de AMLO, a este simplemente se le resbala.

Con decirle, caro lector, que he llegado a pen sar que AMLO ha provocado deliberadamente su confrontación con los medios y con políticos opositores para mantener las audiencias que le son fieles.

Inalterablemente fieles.

Tengo la impresión de que medios y Gobierno Federal han encontrado su modus vivendi en la divulgación de los errores oficiales, los medios, y el pretexto para responder los golpes desde la mañanera de Palacio, el presidente AMLO.

Así, todos ganan. Hasta Loret, caramba, que está convertido en una especie de héroe inmaculado.

De las frases e inconsecuencias que ha dicho AMLO en los últimos 4 días, yo me quedo específicamente con aquella que dijo el pasado fin de semana: “No habrá retroceso en la Cuarta Transformación y si algunos quieren que lo haya, NO LO PERMITIREMOS”.

¿No lo permitirá el presidente? ¿Y cómo le hará para que la oposición no obstaculice el avance de la Cuarta Transformación?

He ahí el gran riesgo. El gran peligro. ¿Un presidente amenazando con que “no permitirá que la Cuarta Transformación se venga abajo?

¡Ojo chícharo! Hay barruntos de tormenta en el horizonte.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

DÉJEME DECIRLO, CARO LECTOR: don ARTURO OLIVARES SANEZ, en otros tiempos el ‘Trotamundos’ de Villa Juárez, tuvo a bien reenviarme una muy sentida reflexión que rescató de las redes sociales, lamentablemente, de autor anónimo. Héla: “Imagínate por un momento que hubieras nacido en el año de 1900, cuando tienes 14 años, comienza la Primera Guerra Mundial y termina cuando tienes 18, con un saldo de 22 millones de muertos…

Poco después aparece una pandemia mundial, la Gripe Española que mata 50 millones de personas y tú estás vivo y con 20 años.

“Cuando tienes 29 años sobrevives a la crisis económica mundial que comenzó con el derrumbe de la bola de Nueva York y ocasionó inflación, desempleo y hambre. Cuando tienes 36 años comienza la guerra civil española y termina cuando tienes 39 años.

“Cuando tienes 39 años comienza la Segunda Guerra Mundial y termina cuando tienes 45 años, con un saldo de 60 millones de muertos. En el holocausto mueren 6 millones de judíos. Cuando tienes 53 años comienza la guerra de Corea y comienza la Guerra de Vietnam y termina cuando tienes 75 años. Un niño que nace en 1985 piensa que sus abuelos no tienen ni la menor idea de lo difícil que es la vida, pero estos abuelos han sobrevivido a las guerras y catástrofes, hoy nos encontramos con todas las comodidades en un nuevo mundo. En medio de una nueva pandemia. La gente se queja porque varias semanas se ha quedado confinada en su casa. Pero tiene electricidad, teléfono, comida, agua caliente y un techo seguro sobre su cabeza. Nada de eso existía en otros tiempos; sin embargo, la humanidad sobrevivió a estas circunstancias y nunca perdió su alegría de vivir. “Hoy nos quejamos porque tenemos que usar mascarillas para entrar en los supermercados, un pequeño cambio en nuestra perspectiva puede obrar milagros”…

Y AQUÍ, UN PARÉNTESIS PARA compartir con mis dos que tres lectores, el sensible fallecimiento de un reconocido profesional del micrófono en la fronteriza Nogales…

GERMÁN FIERRO GASTÉLUM, murió porque esa fue su decisión. Y lo hizo en las instalaciones de la empresa radiofónica en la que sirvió durante años: Radio La Sonora de Nogales, que por cierto es propiedad de la familia Rentería, de la Ciudad de México, de entre cuyos miembros recuerdo a GUSTAVO RENTERÍA Y A DANIEL RENTERÍA. Conductor de Radio Fórmula, el primero, y cronista deportivo de Grupo Fórmula, el segundo…

Mi colega en esa ciudad pero oriundo de Esperanza, Sonora, RAYMUNDO ESTRADA CHARLES, tuvo la gentileza de auxiliarme con alguna información que mucho se le agradece…

Yo conocí a Germán si bien no fui su amigo porque la vida no permitió la oportunidad…

Honestamente, duele las circunstancias en que murió Germán: se ahorcó en su propio nicho laboral y allí lo encontraron sus compañeros…

Al parecer, sufría de cáncer terminal en el estómago, según me comenta mi amigo Estrada Charles: “Yo pienso que el médico que lo atendía no les dijo a las hijas que Germán tenía cáncer”, reflexiona el reconocido periodista de televisión y radio en Nogales…

¡Descanse en paz Germán Fierro!...

Y HABLANDO DE OTRAS COSAS, ayer tuve el gusto de recibir en mi refugio de trabajo al colega y entrañable amigo HUMBERTO MEZA ANGULO, más conocido en el gremio como “El Cacho”…

Nos hacía falta una amplísima conversación como la de ayer, que se prolongó más allá de las dos horas…

¡Larga vida para ti, querido amigo!...

Y POR ÚLTIMO, BULMARO PACHECO envía aclaración solicitada por esta columna sobre la canción “Tu nuevo cariñito” y su autoría real…

Pues sí: efectivamente, yo la escuché a finales de los cincuenta con Los Alegres de Terán. Yo andaba en los 11 años…

En 1976 o 78, MANUEL RODRIGO “EL YAQUI”, amplió la canción, la modificó un poco y la hizo un éxito de un millón de copias vendidas…

Es todo. Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com

Comentarios