Opinión

PAN, PRI y PRD en Sonora: la distribución de los Distritos Federales en Sonora

Rumbos

por Mario Rivas

/x
Mario Rivas, columnista

Mario Rivas, columnista

EL TEMA LO PIDEN MIS DOS QUE TRES LECTORES. Conste. Y para cumplir con esta petición, acudí a algunas fuentes, una de las cuales, la más importante, aportó la principal información. Y yo lo agradezco en todo lo que vale.

El tema gira en torno a la sucesión en Sonora pero también aborda lo referente a Cajeme.

Y le da un rozón a Guaymas.

Vamos por partes, como diría JACK EL DESTRIPADOR: pues sí; ya se formalizó la alianza PAN, PRI y PRD. Cuando menos en los primeros acuerdos que incluye a Sonora como uno de los estados que participa en una alianza.

Déjeme contarle que en este primer acuerdo se tomó la decisión de cómo quedará el proceso de repartición de los distritos electorales. En esta determinación tomada el fin de semana anterior, se estableció que irán juntos en 158 Distritos Federales uninominales de los 300 que existen en el país.

O sea, que en estos 158 Distritos Federales, no se postulará ningún candidato por parte de los tres partidos. Solo habrá un competidor.

En este contexto, los partidos, PAN, PRI y PRD, postularán candidatos en cada región donde tengan buena presencia. Verbigracia: el PAN postulará candidatos en San Luis Río Colorado, en Nogales, y en Hermosillo Norte.

A nadie se le puede escapar que los albiazules han tenido una perdurable presencia en los Distritos Federales 1, 2 y 3, mientras que al PRD le tocaría el Distrito Federal por Guaymas y los 38 municipios que comprende este enorme distrito, que en otros tiempos fue territorio priísta, donde los candidatos del PRI siempre ganaban allá por la madrugada, cuando llegaban las urnas de los municipios serranos.

Rara vez ganaban en Guaymas.

¿Y para el PRI?

Al PRI le correspondería Hermosillo Sur, Cajeme y la Región del Mayo con cabecera en Navojoa.

Así se habrían distribuidos el PAN, PRI y PRD. Los 7 Distritos Federales de Sonora de elección popular. Es decir, de los que se tienen qué ganar a ley.

Mire usted: aunque todavía falta por definirse cuales municipios se integrarán, se da por descontado que Hermosillo será para el PAN y, como ya dije, Cajeme para el PRI.

Este punto, caro lector, aún está en veremos.

Pero también faltaría por definirse los 21 distritos locales por la vía uninominal.

Las diputaciones plurinominales serían otra cosa, lo que me lleva a recordar a un colega de Pueblo Yaqui, ya extinto, que tenía vena humorística para describir a los legisladores que llegaban a las cámaras sin haber hecho campaña. Él les llamaba “diputados de cochi”.

Nada personal. Todo es anecdótico.

Naturalmente, estarán pendientes de clarificar el tema de la paridad de género, ya sabe usted. Este asunto, como bien se sabe, es obligatorio por ley, aunque habría que decir que en el sur del estado, concretamente en Cajeme y en Navojoa, existen mujeres muy competitivas por lo que se infiere que no habrá problemas en esa dirección.

Esto es, para integrar buenas fórmulas.

Una de mis fuentes, la más confiable de todas, asegura que en Cajeme dos son los nombres que se mencionan con mayor frecuencia en los cochupos políticos.

A saber: ANABEL ACOSTA ISLAS y LUIS ARMANDO ALCALÁ ALCARAZ, aunque en este punto difiero un poco. En mi opinión, hacen falta cuando menos otros tres nombres. El PRI tiene aspirantes de buen perfil hasta para prestarle a los otros partidos.

Tampoco es cosa de hacer el montón como lo hizo Morena, con 150 militantes inscribiéndose como aspirantes.

“Estos morenistas son unos lujuriosos del poder”, sentenció BULMARO PACHECO.

Pues sí: verdad de verdades.

En Navojoa, según mi fuente, hay dos figuras que son fundamentales y cumplen con el requisito de la paridad de género. Ella es, MARÍA REMEDIOS PULIDO TORRES y JORGE MÁRQUEZ CÁZARES. Desde luego, está fuera de toda duda que tanto Jorge como Remedios—“La Reme”, le dicen sus amigos—, son cartas jugadas y probadas.

Ciertamente, en el caso de Márquez, los malquerientes gratuitos podrían echar mano de su derrota electoral del 2018 para demeritar sus posibilidades y hasta de calificarlo de “cartucho quemado”.

Pero no es el caso de Jorge Cázares. Como no lo es el de ANA LUISA VALDÉS ni el de ANABEL ACOSTA y, en general, de la mayoría de los candidatos que fueron derrotados por competidores de Morena.

Perdieron por la marca López Obrador. Y no merecían perder como tampoco merecían ganar los de Morena.

Va una pregunta: ¿a estas alturas cree usted que en Navojoa merecía ganar MARÍA DEL ROSARIO QUINTERO? Y otra más: ¿cree usted que en Cajeme merecía ganar SERGIO PABLO MARISCAL? Y la tercera pregunta: ¿cree usted que en Guaymas merecía ganar SARA VALLE DESSENS? Yo se lo digo: ¡por supuesto que ninguno de ellos debió ganar!. Lo que han hecho al frente de sus comunas es una vergüenza que ahora, en el caso de Cajeme, intentan disimular con el programa contra el contagio del COVID-19.

Usted recordará que en estos Rumbos he mencionado el otro caso en el que el “pueblo” votó a ciegas y a los ciudadanos de Sonora les fue como en feria.

Esto ocurrió en 1997. La izquierda arrasó en el sur de Sonora, igual que lo hizo en 2018.

Ni entonces ni ahora, sus candidatos merecieron ganar.

Lo peor es que en Guaymas repitió una mujer que en su anterior encargo fue destituida por desvío de recursos y problemas familiares que dañaron al Ayuntamiento como institución.

Sara regresó con sed de venganza y el desastre no se hizo esperar.

Y lo mismo ha ocurrido y sigue ocurriendo con “Chayito” en Navojoa.

Y de Mariscal en Cajeme, ni hablar.

Ahora una nueva amenaza acecha en el horizonte. JAVIER LAMARQUE CANO, que ya fue alcalde de Cajeme como beneficiario de la ola amarilla que dejó al PRI noqueado y en la lona a finales del milenio anterior, quiere regresar a la Presidencia Municipal. A los cajemenses, lo único que los puede salvar, es que se imponga la decisión de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, de que se reelijan los actuales diputado federales de Morena.

Y es que, verá usted, yo soy de los que piensan que el hombre es el único animal que se tropieza dos veces con la misma piedra.

Me cae que sí.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

¡OH, LA LÁ! EN LA EXRIELERA Empalme, el maestro JOSÉ LUIS ISLAS PACHECO, fundador y director del Museo Ferrocarrilero, organizó un reconocimiento a JOSÉ VÍCTOR GUERRERO GONZÁLEZ, secretario de Educación y Cultura de Sonora, por su incuestionable labor al frente de la dependencia, y por su apoyo a la difusión de las acciones que promueven la cultura, actividad que a José Luis le es reconocida por la comunidad intelectual y cultural de Sonora…

A Islas Pacheco se le ha reconocido en Hermosillo, en Cajeme y ahora en Guaymas y Empalme…

Ni hablar: al César, lo que es del César…

Y HABLANDO DE OTRAS COSAS, el presbítero RENÉ ESQUER VERDUGO- cajemense de pura cepa. y para más señas titular de la Parroquia de San Isidro Labrador en Granados, en la alta sierra sonorense, está a un paso de completar 100 misas oficiadas al aire libre, pero sobre todo, en plenas montañas, a veces bajo la lluvia, algo que la feligresía católica de aquellos rumbos, mucho le agradece a este singular sacerdote en cuyo expediente pastoral está haber viajado a Roma, donde fue recibido por el Papa Juan Pablo II…

Por cierto, en su más reciente misa—o al menos la más reciente que yo vi a través de un video en redes sociales—me maravillé cuando una voz de tenor se escuchó potente y se extendió por el cañón que formaba dos altos riscos en cuya cañada el agua descendía hasta el bajo arroyo que se perdía en los caseríos…

¡Larga vida para ti, padre René!...

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com

Comentarios