Persisten los vaivenes de la política en Sonora: ahora Enrique Claussen anuncia que va por Guaymas

Rumbos

Por
Escrito en OPINIÓN el

EL COLEGA Y AMIGO DE GUAYMAS, AGUSTÍN RODRÍGUEZ, sigue anotándose éxitos en su programa de radio por la Red 93.3. El viernes de la semana anterior tuvo como invitado a RICARDO BOURS CASTELO, quien se abrió a capa y no dejó títere con cabeza.

Ayer, el entrevistado fue el secretario de Salud en el Estado, ENRIQUE CLAUSSEN IBERRI.

Hablar con Agustín, me permitió intercambiar algunos puntos de vista con el entrevistado. Claussen (Enrique), expresó sus aspiraciones de ser candidato a presidente municipal de Guaymas.

De hecho, mostró su interés por hacer algo que saque al puerto de su letargo económico y político, tras de dos trienios de pésima administración, que fueron los casos de LORENZO DE CIMA DWORAK (del PAN) y de SARA VALLE DESSENS, de Morena.

Enrique evidenció su entusiasmo lo que reflejó el buen sabor de boca que le dejó la entrevista.

Luego, como al desgaire, me invitó a la pelea de JULIO CÉSAR CHÁVEZ en Hermosillo, el 7 de marzo venidero.

--Oiga don Mario, aquí lo quiere saludar mi hermano Otto- me sorprendió.

Fue una breve conversación con OTTO CLAUSSEN y la promesa de su parte de que en breve se descolgará por Cajeme. Se infiere que también vendrá Enrique, amigo y compadre de GILBERTO DOMÍNGUEZ PARADA.

En todo caso, ya se verá.

¿A dónde nos lleva todo esto?

Según veo yo las cosas, la política en los municipios de Sonora ya está en marcha. En Cajeme ya se mencionan dos que tres suspirantes. Mujeres y hombres.

En Navojoa grupos priístas se están pronunciando por uno de los exalcaldes que mejor desempeño mostró a su paso por la alcaldía.

¿Nombre y apellidos?

Se los debo para la próxima.

Y ahora en Guaymas, Enrique Claussen Iberri, que inopinadamente se auto-destapó para la municipal de su tierra de origen. Si las cosas le resultan como las desea, sería el tercero de la dinastía Claussen en llegar a la presidencia municipal de Guaymas.

El primero fue su papá, don Enrique; el segundo su hermano OTTO, y ahora el primogénito.

Estaría obligado Enrique en realizar un magnífico trabajo al frente del municipio, después de un doble desastre municipal.

Y él está consciente de ello.

Por su parte, Morena todavía no muestra sus cartas. Se oyen rumores pero nada en serio.

Por rumbos del PAN, nadie ha dicho esta boca es mí. De hecho, hasta la estatal está enredada. Nadie suelta prenda.

Tengo, para mí, que el fenómeno que se está presentando en los municipios del sur de Sonora, obedece al desastroso desempeño que han exhibido las alcaldesas y alcaldes en la mayoría de las municipalidades.

Un viejo priísta me comentaba no hace mucho que su partido tiene la gran oportunidad de recuperar terreno tras del terrible fracaso de los ayuntamientos morenistas.

Nadie quiere hacer leña del árbol caído. Simplemente se señala lo que está sucediendo, lo que ha sucedido y lamentablemente, se advierte sobre lo que evidentemente continuará ocurriendo.

Pues sí: no le falta razón a mi cuate: si no es ahora, ¿cuándo?

Como sea, la política en Sonora ya está caminando. Seguramente vendrán nuevos acontecimientos y, bueno, ya platicaremos.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

HACE POCO TUVE LA OPORTUNIDAD de platicar con un pequeño grupo de jóvenes a los que les entusiasma el periodismo escrito. Les interesaba escuchar mis experiencias, no por otra cosa que por mi muy longeva trayectoria en el oficio…

Me causaba gracia escuchar sus preguntas…

--¿Usted ha conocido a muchos políticos importantes?...

--A algunos. Pero no solo a políticos. También deportistas, a empresarios…

Les expliqué que nadie aprende de los años, si no quiere aprender.

De pronto ya estaba yo muy interiorizado en mis propios recuerdos. Evoqué mis encuentros con exgobernadores de Jalisco y de Tlaxcala, y de Colima, y de Michoacán, y desde luego de Sonora…

Ya encarrerado, les relaté que hace muchos años BULMARO PACHECO me presentó en la Ciudad de México, con el exgobernador de Jalisco, GUILLERMO COSSÍO VIDAURRI. “Salinas me obligó a renunciar cuando yo ni siquiera tuve nada qué ver con la explosión de Reforma. Me puso de chivo expiatorio”, me contestó a la pregunta…

Y TULIO HERNÁNDEZ, el de Tlaxcala, que estaba casado con SILVIA PINAL en sus tiempos de gobernador. “Es una mujer muy chi…, muy inteligente, una gran señora”, se voló en elogios para doña Silvia, que aún era una mujer hermosa…

Y CON SILVERIO CAVAZOS, entonces gobernador de Colima, quien me invitó a su Estado si bien no pude realizar el viaje. Pasó el tiempo, terminó su mandato y, una mañana, estando en el jardín de su casa, fue asesinado de varios balazos…

Fue un hecho muy lamentable, de verdad…

Otro encuentro muy recordable, fue con el exgobernador de Michoacán, LUIS MARTÍNEZ VILLICAÑA, a quien antes me había presentado el puebloyaquense GUILLERMO MURRIETA, siendo su secretario particular…

Durante los casi tres meses de campaña presidencial de LUIS DONALDO COLOSIO, establecí una excelente relación con el exsecretario de Gobernación en el sexenio de Echeverría, MARIO MOYA PALENCIA…

La primera vez que conversé con él, fue en el restaurante del aeropuerto de Colima… Lo interesante de este personaje, es que fue el presidenciable más mencionado en el sexenio de LUIS ECHEVERRÍA…

De GUILLERMO COSSÍO VIDAURRI, el precitado exgobernador de Jalisco, murió hace algunos meses víctima de dengue…

Me parece que Tulio Hernández ya falleció también, aunque no tengo el dato exacto…

¿Y de Sonora?, preguntó uno de mis interlocutores juveniles…

Conocí siendo muy joven, al entonces alcalde de Navojoa, SAMUEL OCAÑA GARCÍA, quien sería posteriormente sub-secretario de Gobierno con ALEJANDRO CARRILLO MARCOR, luego secretario de Gobierno, después presidente del CDE del PRI y finalmente gobernador del Estado…

La mitad de su sexenio, coincidió con el nacimiento de mi periódico El Observador. Mi relación con él empezó muy bien pero los sucesos políticos de 1982, marcaron la ruta del diario hasta que manos extrañas destruyeron la maquinaria de El Observador…

En este punto, me comprometí con los jóvenes oyentes, a una futura reunión para relatarles los detalles de este episodio…

Espero que no se les olvide…

Les hablé del único desayuno al que fui invitado en el último mes que le quedaba como gobernador, a don RODOLFO FÉLIX VALDÉS…

Fue en la casa de Gobierno de la Pitic, y entre los que asistieron se encontraban HILARIO OLEA y CARLOS MONCADA OCHOA…

Con MANLIO FABIO BELTRONES, una muy cordial relación; un desayuno en la casa de Gobierno y una charla muy amplia en su despacho de Palacio…

Y la Era Bours, sus dos campañas, sus grandes esfuerzos y el triunfo al final del día…

Una estupenda conversación…

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com