Opinión

En el “manotazo” contra la energía solar y eólica que advierte Loret, hace falta la opinión de AAG

Rumbos

por

/x
Mario Rivas, columnista

Mario Rivas, columnista

A CARLOS LORET DE MOLA SE LE puede cuestionar su formada hacer crítica; se puede, en ocasiones, inferir intereses personales o simplemente arrebatos de odio para canalizar sus críticas, pero definitivamente es imposible ignorarlo.

Honestamente lo digo: la que acabo de leer, es la columna más importante e históricamente más trascendente de cuantas haya escrito y publicado en la prensa escrita.

Este artículo de Loret, se publicó ayer en decenas de periódicos del país—incluidos TRIBUNA y El Universal—y está circulando rabiosamente en redes sociales.

¿Por qué es importante?

Porque pone el dedo en la llaga de un tema que está erosionando la confianza de millones de mexicanos en las políticas públicas del Gobierno de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

Y porque presenta un panorama verdaderamente aterrador que nos lleva a recordar el sexenio 1970—1976.

Pues sí, el de Echeverría, con características parecidas pero con mayor actividad e impulso, ganándole así, como quien dice, tiempo al tiempo.

Luis Echeverría expropió miles de hectáreas de tierra de cultivo en el Sur del Valle del Yaqui, pero lo hizo cuando a su sexenio le quedaban 11 días para expirar.

Su sucesor, JOSÉ LÓPEZ PORTILLO, estatizó la banca mexicana la mañana del día 1 de septiembre de 1982, dos meses y medio antes de que terminara su Gobierno.

Es claro que en ambos casos, las expropiaciones no se tenían contempladas. LEA fue un presidente de ideas improvisadas. JLP, igual.

AMLO, no.

El “manotazo” al que se refiere Loret de Mola en su columna de ayer, es algo más que un arrebato de ira presidencial. En todo caso, es la reacción de un gobernante al que se le adelantaron los tiempos y se le derrumbó su castillo de arena.

Loret escribió con gran puntualidad cada uno de los nombres que le impuso a las decisiones estatizadoras. Para muchos, ese “manotazo” presidencial, es aterrador porque cierra toda esperanza de que el Presidente AMLO recapacite y busque armonizar la vida de los mexicanos.

Ante la amenaza prácticamente convertida en realidad, en hecho consumado, con la estatización de la  generación de energía solar y eólica, han llovido cartas y declaraciones de los países de la Unión Europea y de Estados Unidos.

Corta de tajo la oportunidad de sobrevivir al planeta y abre toda la energía generada por petróleo y así, AMLO, cierra la pinza: nada de energías limpias. Solo petróleo aunque Pemex está en ruinas y aunque las inversiones estratosféricas en refinerías y proyectos en aeropuertos de dudosa viabilidad, amenacen con precipitar la ruina económica del país.

En alguna parte de su artículo, Loret, lamenta que todo este potencial energético vaya  a quedar en manos de MANUEL BARTLETT DÍAZ, el funcionario “más cuestionado de al actual administración”.

No se a usted, caro lector, pero a mí me resulta desgastante estar insistiendo en las incongruencias y contrasentidos del Presidente AMLO.

Mire usted: la expropiación—toda expropiación—es un atentado al derecho de los individuos a tener propiedad. Solo en los países socialistas—comunistas la propiedad privada no existía. Y el modelo socio-político dejó de existir como bloque intercontinental. En 1989, fue derrumbado el Muro de Berlín. Con ello, empezó la debacle del comunismo y socialismo en todas las regiones hemisféricas donde hubiese países con esa doctrina.

Cuba sobrevivió pero en condiciones infames. Corea del Norte. Igual, China, encontró la fórmula de crecer dentro de un capitalismo pragmático sin perder del todo sus raíces socialistas.

Acabó, en efecto, el adoctrinamiento socializante como modelo multilateral.

Pero no se acabaron los idealistas trasnochados. De todos, el más carismático y longevo, ha sido HUGO CHÁVEZ, tal vez por su formación castrense.

Chávez fracasó pero no lo suficiente como para ser derrocado. Su sucesor, alumno suyo, NICOLAS MADURO, careció del talento y fuerza de Chávez. Muy pronto acabó con lo que había dejado en pie su protector.

Venezuela es un país en ruinas.

Y ahora en México, tenemos un presidente muy carismático  y ciertamente el más grande líder de masa que ha dado este país. De hecho, Maduro ha hecho referencia a un frente regional sudamericano integrado por ALBERTO FERNÁNDEZ, Presidente de Argentina, Nicolas Maduro, de Venezuela y—léalo bien—ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, de México.

Esto es lo preocupante. AMLO ha hecho alianzas con sectores a los que tradicionalmente cuestionaba, para apoyarse en ellos a la hora de tomar decisiones polarizantes.

Y, ¡cuidado!, que aquí es donde está el gran peligro.

Volviendo con la energía solar y eólica, me gustaría que el exdiputado federal y exalcalde de Guaymas y un aspirante confeso a la Gubernatura de Sonora, ANTONIO ASTIAZARÁN GUTIÉRREZ, saliera al paso de la campaña de descalificaciones que personas cercanas a AMLO, están realizando para contrarrestar una andanada de criticas contra la medida.

La energía eólica, es el terreno de Toño.

Y ya entrados en gastos, no estaría nada mal que abordaran este tema ERNESTO GÁNDARA CAMOU y RICARDO BOURS CASTELO.

Hay nubarrones en lontananza y nadie parece advertir el peligro que acecha.

Por cierto, nadie ha podido encontrar una respuesta a esta pregunta: ¿por qué MANUEL BARTLETT está a cargo de la Comisión Federal de Electricidad?

¿Acaso será por que un exdirector de la CFE, JOSÉ LÓPEZ PORTILLO, llegó a la presidencia de la República?

Y curiosamente fue quién constituyó a Echeverría y quién expropio la banca privada. ¡Aguas con las coincidencias!

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

Y AQUÍ, EL PARÉNTESIS OBLIGADO: Con profunda pena hago patente mis condolencias a familiares, amigos y colaboradores de JORGE ARMENTA ÁVALOS, por su sentido deceso ocurrido a la media tarde del sábado anterior…

Jorge fue un exitoso promotor artístico y en los últimos años de su vida amplió sus actividades con la puesta en marcha de un complejo de medios de comunicación…

¡Descansa en paz!...

MIENTRAS TANTO, EL exalcalde de Guaymas, CARLOS ZATARAIN GONZÁLEZ, me sorprendió ayer con un texto personalizado y cuyo contenido no pudo ser más entristecedor… Me cuenta que él tenía un amigo que se llamaba JOSÉ MANUEL ALAVEZ… Me comenta que, igual que a mí, desde hace muchos años le enviaba un resumen de libros y él se lo agradecía… Siempre tenía ese detalle…

De unos 15 días a la fecha, se dio cuenta que su amigo ya no le daba las gracias ni le hacía ningún comentario. Fue por un amigo común que se enteró que su amigo JOSÉ MANUEL alavez, su esposa y su hijo, murieron por el Covid-19…

Sin duda se trata de una historia desgarradora… Desde luego, desde por acá, vaya un cariñoso saludo a mi amigo el Bebo Zatarain…

¡Y AGÁRRATE, GONOVEVA, QUE VAMOS A GALOPAR! Fuerte corre el rumor en círculos morenistas, en el sentido de que, con miras a la contienda electoral del 2021 para la Gubernatura de Sonora, existe la posibilidad de que ALFONSO DURAZO MONTAÑO, renuncia a la Secretaría de Seguridad Pública para reintegrarse al Senado de la República y, desde esa plataforma, mantenerse en contacto con la gente Sonora…

Bien vistas las cosas, la jugada tiene sentido. Durazo ya cumplió un ciclo, y bien se sabe que la Seguridad Pública en lo sucesivo será exclusivamente de las fuerzas armadas, de modo que al nativo de Bavispe, le conviene venirse a Sonora y regresar también a su escaño senatorial…

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com

Comentarios